10

7 patés vegetales caseros muy fáciles de preparar

7 patés vegetales ricos, saludables y fáciles de preparar

El tiempo no puede ser una excusa para comer mejor, y comer rico, cuando tenemos a nuestro alcance tantas opciones rápidas. Cualquiera de estos patés vegetales pueden ser una idea estupenda porque se preparan en poquísimo tiempo, son muy fáciles de hacer y, además, nos sirven todos para cualquier momento del día.

¡Vamos allá!

 

Paté de champiñones

Fue un descubrimiento fantástico hace un par de años. Es un paté que se puede tomar tanto frío como templado y que queda estupendo con una rebanada de pan tostado. Un pan integral con cereales es perfecto, por ejemplo. También muy rico si a ese pan le añadimos una mezcla de lechugas o unas espinacas baby por encima.

¿Qué necesitamos? 300 g. de champiñones, un diente de ajo, un poquito de perejil, aceite de oliva virgen, sal y el jugo de medio limón.

Os cuento cómo se hace en este enlace.


Paté de berenjenas

El paté de berenjenas o Baba ganush, al igual que el de champiñones, puede tomarse frío o templado. Se puede tomar con unos bastones de vegetales (pimiento, zanahoria, pepino, apio), en algún tipo de tortilla o pan de pita, o simplemente sobre un pan integral tostado.

¿Qué necesitamos? Dos berenjenas, una cebolleta, una cucharada pequeña de comino molido, un diente de ajo, el jugo de medio limón, aceite de oliva virgen, una cucharada pequeña de pimentón dulce y un par de cucharadas de tahini.

Os cuento cómo se hace pinchando aquí.


Hummus clásico de garbanzos

Este ha sido el mayor y mejor descubrimiento en nuestra cocina. Nuestra receta ha mejorado mucho desde que empezamos a hacerla cuando incorporamos la alimentación complementaria a la vida de Mara y a día de hoy podemos decir que el hummus que preparamos en casa está increíblemente bueno. Lo tomamos de muchas formas: sobre pan tostado solo o con perejil, tomate picado y cebolleta, en bocadillo con una mezcla de lechugas y aguacate, con palitos vegetales (la favorita de Mara)… Las opciones son infinitas.

¿Qué necesitamos? 400 gramos de garbanzos cocidos, aceite de oliva virgen, comino molido, un diente pequeño de ajo, el zumo de un limón, algo más de medio vaso de agua, una pizca de sal y tahini. Pimentón para decorar.

Os cuento cómo se hace aquí.


Hummus de garbanzos con aguacate

Igual que el clásico pero añadiendo un agucate. Es un paso más, le da un toque diferente, pero sigue estando buenísimo. También, como los anteriores, se puede consumir de múltiples formas. Todo depende de vuestra imaginación.

¿Qué necesitamos? 400 gramos de garbanzos cocidos, un aguacate, aceite de oliva virgen, comino molido, un diente pequeño de ajo, el zumo de un limón, algo más de medio vaso de agua, una pizca de sal y tahini.

Os cuento cómo se hace en este enlace.


Hummus de garbanzos con remolacha

El más divertido de los hummus. Solo tenemos que añadir una remolacha cocida al hummus tradicional de garbanzos. Ideal para tomar en tostas de pan integral de centeno, por ejemplo.

¿Qué necesitamos? 400 gramos de garbanzos cocidos, una remolacha, aceite de oliva virgen, comino molido, un diente pequeño de ajo, el zumo de un limón, algo más de medio vaso de agua, una pizca de sal. Si nos gusta, queda estupendo con un par de cucharadas de tahini.

Os cuento cómo se hace aquí.


Hummus de judías blancas

Este se ha convertido en nuestro favorito. Se hace igual que el de garbanzos pero los sustituimos por judías blancas. Rico, facilón y rapidísimo de preparar si tenemos siempre a mano unas judías cocidas.

¿Qué necesitamos? 400 gramos de judías blancas cocidas, un diente de ajo pequeño, aceite de oliva virgen, pimentón dulce, una cucharadita de comino molido, el zumo de medio limón, algo más de medio vaso de agua, sal al gusto y un par de cucharadas de tahini.

Os cuento cómo se hace aquí.


Crema de cacahuete casera

La crema de cacahuete es fácil de hacer: tan solo necesitamos cacahuetes. En casa nos gusta tomarla para desayunar untada en una tostada de pan integral con plátano por encima. El sabor de la mezcla es… ¡Increíble!

¿Qué necesitamos? Cacahuetes.

Os cuento cómo se hace paso a paso en este enlace.


¿Os animáis a hacer alguno de estos 7 patés vegetales caseros?

 

Quizás también te interese:

 

¿Compartes?

    10 comentarios

    1. Madre mía. Cómo me gustan tus recetas. Estos patés los tengo que probar y voy a empezar con el de champiñones.
      Gracias por compartir

    2. Qué buena pinta! Me los apunto todos menos el de remolacha, que nunca me ha gustado (y sí, sé que es buenísima y que tiene muchas propiedades estupendas, pero no puedo con ella jeje)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *