5

“Mamá come sano”, más que un libro para mamás

Mama come sano

La alimentación durante el embarazo y la lactancia es un motivo de preocupación para muchas madres. ¿Las razones? Supongo que interesa que estemos preocupadas y, por tanto, seamos más susceptibles de comprar a toda costa remedios infalibles que nos permitan “estar a punto” durante esta etapa de nuestra vida. También tienen algo que ver la cantidad de mitos que circulan sobre el tema. Sólo son suposiciones de una madre “conspiranoica” (¡qué palabra más chula!).

En contra de todo lo que se pueda pensar, “Mamá come sano” no sólo es un libro sobre la alimentación durante el embarazo y la lactancia. Tampoco es una guía milagrosa sobre dietas. Y no, no es un libro de recetas. En realidad, “Mamá come sano” es un canto a la coherencia, un libro imprescindible que todos deberíamos tener en casa: hombres, mujeres, abuelos, abuelas, casados, solteros… para entender que es posible disfrutar comiendo de forma saludable.

¿Qué encontramos en “Mamá come sano”?

En este libro, su autor, el dietista-nutricionista Julio Basultoargumenta durante 8 capítulos y casi 300 páginas porqué ni embarazo ni lactancia son una enfermedad (pese a que a veces nos hagan creer lo contrario), porqué la alimentación durante estas etapas no es un complicado jeroglífico o porqué debemos aplicar el sentido común a nuestra alimentación (aplicable a la vida en general), entre otras muchas cosas. Como dice Carlos González en el prólogo “la dieta de la mujer embarazada y de la madre que lacta debe ser básicamente normal”.

Ni más ni menos que 293 páginas cargadas de buenos argumentos que nos hacen pensar en la importancia de practicar un estilo de vida saludable. ¿Difícil? No tanto como nos empeñamos en creer. No fumar, no comer alimentos insanos y movernos un poco son tres ingredientes estupendos para intentar vivir más. Como dice en el epílogo del libro Eva Hache, firme defensora de la lactancia materna y del Baby Led Weaning, “lo único claro que tenemos todos los padres del mundo es que queremos lo mejor para nuestros hijos y que queremos vivir a su lado el mayor tiempo posible. Y también sabemos que lo más importante es tener salud“. ¿No es esta una razón suficiente para cuidar un poco nuestro cuerpo (y nuestra mente)?

Además, en “Mamá come sano” vamos a encontrar respuesta a todas las preguntas que podemos hacernos durante el embarazo y la lactancia: ¿son necesarios los suplementos de vitaminas?, ¿hay que tomar yodo durante el embarazo?, ¿puedo ser vegetariana y quedarme embarazada o dar el pecho?, ¿cuánto peso debo ganar durante el embarazo?, ¿ácido fólico?, ¿sal yodada?, ¿hay alimentos prohibidos?… Y un largo etcétera.

Lo que no vamos a encontrar en el libro

Necesitábamos un libro como “Mamá come sano”. Un libro que desenmascarara tantas invenciones que circulan sobre la alimentación de las madres: remedios caseros para la fertilidad, trucos para aumentar la producción de leche o dietas infalibles para perder en poco tiempo los kilos ganados durante la gestación.

Mitos como que “hay que comer por dos” durante el embarazo, “hay que beber mucha agua” durante la lactancia o “hay alimentos que cambian el sabor de la leche de la madre” quedan enterrados para siempre en “Mamá come sano”. Y todo ello perfectamente documentado (cuenta, ni más ni menos que con 50 páginas de referencias bibliográficas), explicado y argumentado; sin olvidarnos, por supuesto, de que el humor y la escritura amena de su autor lo convierten en un libro más que apetecible.

Estilo de vida saludable

El embarazo y la lactancia no deben ser una excusa para cuidarnos más, sino que debemos practicar un estilo de vida saludable por nosotras mismas a lo largo de toda nuestra vida. Por salud. Sin más.

“La clave no es hacer dieta sino integrar en nuestro día a día unos buenos hábitos de salud, y eso incluye los relacionados con la alimentación”.

Julio Basulto señala al inicio del libro que “la confluencia de una alimentación “no insaludale”, la práctica rutinaria de actividad física y evitar el tabaquismo puede prevenir el 90% de la diabetes tipoII, el 80% de las enfermedades del corazón, el 70% de los derrames cerebrales y el 70 % de los cánceres (¡el 70%!)”. Son datos que, al menos a mi, me han dejado realmente sorprendida. ¿Es o no es para prestar atención a nuestro estilo de vida? Efectivamente, el azar y la genética tendrán su parte de culpa en el estado de nuestra salud pero, ¿no vamos a hacer lo que esté en nuestra mano para conseguir una mayor calidad de vida?

Escuchar a Julio Basulto hablar sobre alimentación es una maravilla. Si aún no lo habéis hecho, os recomiendo la entrevista que le hicieron con motivo de la publicación de “Mamá come sano” en el programa “Para todos la 2”. Yo tuve la ocasión de entrevistarle para Murray Magazine y no sólo me parece un gran profesional, es que, además, es un tipo genial, cercano y honesto.

¡Ah! Y tenéis que leer “Mamá come sano” hasta el final porque la parte que Julio dedica a los agradecimientos me ha llegado al corazón. Su familia y amigos son, obviamente, los protagonistas de esas últimas páginas cargadas de amor, humildad y bondad en las que su libro es comparado con un bebé tiernamente concebido, gestado, parido y alimentado. Al pecho, por supuesto.

¿Compartes?
    Diana Oliver

    Diana Oliver

    5 comentarios

    1. Parece muy interesante el libro, pero no sé si leerlo me hará mal, porque yo no como sano, sano: sé que abusamos del chocolate y los embutidos y no quiero renunciar a ellos jejeje

      • Leer nunca le hace daño a nadie. De verdad, es tan ameno, divertido e interesante que merece mucho la pena (Y no, ni es un post patrocinado ni me llevo comisión) 🙂

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *