7

Análisis de la mochila portabebés Boba Air

mochila boba air

 

Os cuento nuestra experiencia con la mochila portabebés Boba Air, sus características, así como las ventajas e inconvenientes que le hemos encontrado a este modelo con respecto al modelo anterior. 

 

Antes de nada os diré que este no es un post patrocinado sino la respuesta a una pregunta que me han hecho varias veces: ¿qué tal es la Boba Air? Así que aprovechando que nuestros amigos Carlos (‘Un papá como Vader‘) y Vanesa nos han regalado para Leo el modelo nuevo con todo su amor (¡Millones de gracias de nuevo!), os cuento cuál ha sido nuestra experiencia con ella y qué ventajas e inconvenientes hemos encontrado con respecto al modelo anterior de Boba Air.

Mochila portabebés Boba Air

Cuando nació Mara descubrimos un montón de ventajas al porteo. Tantas que desde entonces hemos tenido claro que era la mejor opción para nosotros, y hemos repetido con su hermano. Como todo, también tiene una cara B, pero, sin duda, volvería a ser nuestro camino si tuviéramos más hijos.

El verano del año en que Mara cumplía un año, compramos la mochila portabebés Boba Air como complemento a la mochila Boba 3G, que utilizábamos por aquel momento. Buscábamos una mochila fácil y rápida de poner, al igual que la que teníamos, pero que ocupara poco espacio al plegarse y que fuera más ligera. Cumplió todas nuestras expectativas, que no eran más que esas, y la hemos utilizado un montón.

Con Leo comenzamos usando el fular elástico (lo utilicé mucho más con él que con su hermana) pero según fue creciendo me sentía más cómoda combinando la Ergobaby Adapt con la mochila Boba Air. Viendo que teníamos aún la versión antigua, Carlos y Vanesa nos hicieron llegar la nueva y hemos comprobado que sigue manteniendo las ventajas del modelo anterior (autoplegable, no ocupa espacio cuando no la utilizamos, ligera) pero se han mejorado bastante los acabados del portabebés.

 

mochila boba air

 

Características generales: ¿es una mochila para ti?

La mochila portabebés Boba Air está pensada para poder utilizarse desde los cuatro meses (a partir de 7 kilos) hasta, aproximadamente, los tres años. Tiene dos posiciones de uso: delantera pecho con pecho y a la espalda. Está fabricada al 100% en nylon; es muy ligera y fácil de lavar (nosotros lo hacemos en la lavadora, en un programa rápido), y esto cuando hablamos de mochilas de porteo se agradece enormemente. Es un portabebés de uso más bien ocasional, durante no muchas horas seguidas, o para bebés que aún no nos pesan demasiado.

Al igual que el modelo anterior, se pliega fácilmente, sin ocupar espacio, por lo que nos cabe en la mochila o el bolso sin tener que hacer demasiado esfuerzo. Es muy fácil de utilizar y de ajustar: dos correas a los lados, el cinturón adaptable al porteador y la correa entre los hombros. Y, como la mayoría de portabebés, tiene una capucha para sujetar la cabeza del bebé o del niño cuando se queda dormido.

Creo que es un modelo ideal si: tienes otra mochila portabebés de uso continuado (en nuestro caso tenemos la Ergobaby Adapt y la Tula Toddler) y buscas una mochila para momentos puntuales; buscáis una mochila ligera que no dé nada de calor en verano; vuestros peques ya caminan y suben y bajan con frecuencia; o utilizáis silla de paseo o carro en vuestros desplazamientos y buscáis algo para llevar encima por si se cansan de ir sentados y quieren mimos de sus papás.

 

mochila boba air

Nuestra experiencia: sus puntos fuertes

La verdad es que nuestra experiencia con la mochila, tanto con este modelo como con el anterior, ha sido siempre buena con respecto a las expectativas que teníamos: sabemos que no es una mochila de uso continuo, y que no va a ser tan cómoda como mochilas de otra gama, pero nos sirve para lo que queremos: en el caso de Mara, para los ratos en los que no andaba cuando era más pequeña y, en el caso de Leo, para los días de más calor, para trayectos cortos, para cuando vamos muy cargados o para cuando tenemos claro que va a bajar y subir continuamente (desde que empezó a gatear hace unos meses está como loco con descubrir el mundo que le rodea).

 

 

Si tuviera que definir cuáles son los puntos fuertes de la nueva versión de la mochila Boba Air diría:

1. Sigue siendo una mochila muy ligera, que no ocupa nada de espacio y que se autopliega estupendamente en su propia bolsa incorporada.

2. Es un plus que hayan añadido un acolchado en la parte en la que bebés y niños apoyan las piernas. El modelo anterior no lo tenía y a Mara, llegado un determinado peso, se le clavaba demasiado en los muslos.

3. El asiento es algo más amplio que el del modelo anterior; algo que, aunque el porteador no note demasiado, sí creo que hace más cómoda la mochila para el bebé o niño que es porteado.

4. Se lava muy fácil y se seca súper rápido. Nosotros la metemos en la lavadora con un programa rápido y un poquito de jabón (1/4 de tapón); y queda como nueva. La secamos al aire y en un ratito se seca completamente.

 

 

Cosas mejorables

Aunque, en general nos gusta mucho y, como decía más arriba, ha cumplido todas nuestras expectativas, hay algunos puntos que son mejorables:

1. Los tirantes del nuevo modelo de Boba Air tienen un acolchado y son más anchos que los de la versión anterior. Yo no he notado una mayor comodidad con ellos. De hecho, me han resultado demasiado rígidos; llegando a ser algo incómodos al poco tiempo de uso.

2. Este modelo, al igual que el anterior, no tiene refuerzo en el cinturón. Entiendo que no es una mochila de uso continuo y que con ella se busca un plegado fácil, pero creo que se podría investigar la forma de mejorar en ese sentido para hacerla más cómoda.

 

mochila boba air

 

¿Conocíais la nueva mochila portabebés Boba Air? ¿La habéis utilizado?

 

Quizás también te interese:

 

¿Compartes?
    Diana Oliver

    Diana Oliver

    7 comentarios

      • Pues es que a mí, por ejemplo, esa mejora no me ha resultado un plus de comodidad, la verdad. Creo que en ese sentido puede mejorar 🙂

    1. Nosotros hemos estado mucho tiempo dándole vueltas a si comprábamos o no la Boba Air porque no sabíamos si le íbamos a acabar sacando partido, la verdad. Pero me parece una buena idea para llevar encima cuando no queremos ir cargados con mil cosas.

      • Es que es una decisión difícil tanto si ya tienes una como si no tienes ninguna y quieres probar. No ocupa nada y es facilísima de usar pero… También es un desembolso, sí.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *