17

Cómo solucionar el extraño caso del lavavajillas que ensucia

solucion-al-problema-del--lavavajillas-que-ensucia

Lavavajillas que ensucia: ¿Cómo solucionar el problema?

Tienes un lavavajillas que ensucia más que lava desde hace algún tiempo y no sabes qué hacer. Hasta la fecha funcionaba estupendamente, de hecho, puede que incluso sea prácticamente nuevo pero de repente… ¡zas! Los vasos comienzan a salir churretosos, con una especie de capa de suciedad que luego tienes que quitar lavándolos a mano e incluso ni con esas termina de salir. ¡Horror! Y no sólo los vasos porque, pese a que se nota especialmente en ellos, el resto de cacharros tampoco se libran del “ensuciavajillas”. Así estábamos nosotros hasta que en un evento bloguero de los más “marujil”, una mamá nos dio la solución. Lo hemos probado y ha funcionado así que no te preocupes porque aún puedes recuperar el lavavajillas para la causa. Te contamos cómo lo hemos hecho paso a paso.

Cómo limpiar el lavavajillas paso a paso

1. Con el lavavajillas completamente vacío, quitamos las aspas de arriba y abajo. Suelen poderse quitar en la mayoría de aparatos simplemente tirando hacia arriba en el aspa de abajo y hacia abajo en el de arriba. Precaución, no vayamos a romperlo.

aspas-difusoras

2. Una vez sacadas las aspas las llevamos a la bañera y con agua a presión limpiamos las aspas para eliminar los restos de comida y suciedad que hayan podido quedar atrapados. Os sorprendería saber la cantidad de cosas que salieron de allí…

limpiar-aspas-lavavajillas

3. Con cuidado volvemos a poner las aspas en su sitio y pasamos a localizar los filtros.

limpiar-los-filtros

4. Sacamos los filtros y los lavamos con agua templada y un estropajo eliminando bien la suciedad que se ha ido acumulando. Una vez que están a punto los volvemos a colocar en su sitio.

filtro-del-lavavajillas

5. Limpiamos el interior del lavavajillas con un poco de agua con vinagre. Frotamos con una bayeta suave hasta que no queden restos.

6. Eliminamos el agua que haya podido quedar estancada como consecuencia de un atasco en los filtros y a continuación ponemos un limpiador de lavavajillas (hay varias marcas en el mercado pero solemos optar por alguno de marca blanca y van estupendos) y ponemos un lavado en vacío. De esta forma terminamos de limpiar a fondo el aparato.

7. ¡Y listo! Sin hacer nada más nuestro lavavajillas resucitó.

Más vale prevenir que curar

Si algo hemos hecho mal durante mucho tiempo ha sido meter las cosas en el lavavajillas a lo loco. Sin control. “¡Allá va un plato con restos de comida!”, “Toma, mete este bol manchurreado con puré de calabacín”. Y así hasta el infinito viviendo la vida peligrosamente. Y claro, tantas aventuras nos han pasado factura.

Con esto hemos aprendido que si no queremos tener que limpiar a fondo el lavavajillas muy a menudo (y, además, correr el riesgo de adelantar su triste defunción) lo mejor es limpiar con un papel o un poquito de agua los restos de comida que puedan quedar en los platos. Más vale prevenir que curar.

Sí que creo que es recomendable realizar esta limpieza en profundidad de vez en cuando ya que, aunque limpiemos los cacharros de restos siempre se acumulará suciedad en el aparato. Un buen mantenimiento ayudará a que el lavavajillas nos dure un poquito más, pese a la obsolescencia programada.

¿Y a vosotros? ¿Os habéis encontrado con el extraño caso del lavavajillas que ensucia?

¿Compartes?

    17 comentarios

    1. Mira que no pensar en las aspas… El filtro sí que lo voy limpiando y le meto limpiamáquinas porque una vez se nos atascó y no veas para desatascarlo. Tomo nota y sacaremos el monstruo de mugre que debe haber en las aspas. Gracias x el consejo!

    2. Son cosas que hay que hacer al menos cada 6 meses….. la realidad es que llevamos un par de años (en realidad, siendo sinceros, creo que ya son 3 años) sin tocarlo porque somos unos vagurcios de cuidado… Pero si, creo que ya va siendo hora de echarle un vistacillo al pequeñuelo y aplicar el #trucoinfalible ^_^

      Un abrazo 🙂

      • A mi me pasaba lo mismo con la lavadora y finalmente tuve que cambiar la goma. Prueba a poner un lavado con la lavadora va´cia, agua caliente y un poquito de lejía. A mi me mejoró el tema pero finalmente tuve que cambiar la goma.

    3. Vale… ¡Tengo que hacerlo, pero ya…! Además, desde que me independicé, la presencia de sales o abrillantadores en el lavaplatos, han “brillado” por su ausencia…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *