2

Quinoa con verduras

Cómo hacer quinoa con verduras

Comprar quinoa siempre me produce sentimientos encontrados. Por un lado, no la consumimos pensando en sustituir a otro alimento o con la idea de que se pueda tratar de un “súper alimento” con propiedades milagrosas (cosa que ya sabemos gracias a nutricionistas como Aitor Sánchez que es falso) sino que, simplemente, lo hacemos porque nos gusta.

Por otro lado, me preguntaba de dónde salía este pseudocereal y cómo llegaba hasta nosotros. Me tranquilizó mucho leer esta entrevistaDidier Bazile, investigador y experto en el cultivo de la quinoa, en la que explicaba que “la expansión del cultivo de la quinoa es parecido al que hubo en su momento con la patata o el arroz” y que era un alimento seguro. En cuanto al precio, si bien es cierto que hace años se trataba de un producto más caro, ahora se ha estabilizado bastante y no me parece desorbitado.

Pese a todo esto, comprarla de comercio justo creo que es muy buena opción pero, ¿cómo llega hasta aquí? Así que partiendo de que hay cereales mucho más cerca de nosotros, también es cierto que ya empieza a cultivarse quinoa en España, por lo que mirar la etiqueta de su procedencia puede ser una idea fantástica a la hora de llenar nuestro carro de la compra.

Dicho todo esto, os cuento cómo hacer quinoa con verduras por si finalmente os animáis con ella (podréis sacar alrededor de cuatro raciones con las cantidades que os pongo).

¿Qué necesitamos?

1/2 vaso de quinoa
1 remolacha
1 calabacín
2 zanahorias
1 cebolleta
1 melocotón
Sésamo

Para el aliño
Aceite de oliva virgen
1 limón
Sal al gusto

*Ideal si tenéis un espaguetizador o mandolina para hacer más pequeña la verdura.

 

¿Cómo lo hacemos?

1. Lavamos y cocemos la quinoa siguiendo las instrucciones de la marca pero, generalmente, tenemos que poner a hervir tres partes de agua por una de quinoa. Una vez cocida (15 minutos, más o menos), la dejamos enfriar en un bol.

2. Cortamos muy finas las verduras. A mí me encanta utilizar el espaguetizador que hemos comprado, y al que estamos dando muchísimo uso, ya que a partir de esos espaguetis de calabacín, zanahoria y remolacha, lo puedo picar todo mucho más. Así que, una vez que tenemos el calabacín, la cebolleta, la zanahoria, la remolacha cortadas, las añadimos a la quinoa que habíamos reservado.

3. Aliñamos con un chorrito de aceite de oliva virgen, un poquito de sal y el zumo de un limón. Mezclamos bien y decoramos con un melocotón en dados y sésamo. ¡A comer!

 

 

¿Por qué nos gusta?

Porque es un plato muy apetecible en cualquier época del año, especialmente en primavera y verano.

También es muy completo y podemos optar por él como plato único tanto para comer como para cenar.

Y, obviamente, porque es muy sencillo de hacer. Es cierto que picar todas las verduras requiere de algo de tiempo pero no tanto como para decir que es un plato que necesite mucha dedicación.

 

*Consejos de la abuela

  • Me encanta el sabor de la mezcla entre el melocotón y la remolacha pero si no es época de melocotón podéis prescindir de esta fruta o cambiarla por otra que corresponda a la temporada y que os apetezca.
  • El aliño, como siempre, como más os guste. Por aquí somos de gustos sencillos en este sentido pero seguro que estará deliciosa con vinagre y/o con especias.

 

¿Os animáis a hacer quinoa con verduras?

Quizás también te interese:

 

¿Compartes?

    2 comentarios

    1. Pues sí que me animo, sí, porque ¿sabes que me pasa con la quinoa? que no la ubico, nunca sé cuándo hacer o qué hacer con ella. Y estos ingredientes que has añadido nos gustan todos, así que…ya te contaré 😉

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *