17

Cómo hacer pimientos asados

como hacer pimientos asados paso a paso

Pimientos asados paso a paso

Creo que pocas verduras generan tanto amor y tanto odio como los pimientos. Hay quienes no soportan ni el olor y quienes, como yo, se lo echan a todo lo que pueden. ¡Ñam!

Los pimientos asados se han convertido con los años en un imprescindible de nuestra nevera aunque, eso sí, ni a Mara ni a Adrián parecen hacerles demasiada gracia así que, por el momento, son todos para mi.

Os cuento cómo hago los pimientos asados en casa. Go!

¿Qué necesitamos?

4 pimientos rojos
Aceite de oliva virgen extra
Sal
*Opcional: 2 dientes de ajo

¿Cómo lo hacemos?

1. Precalentamos el horno a 200º y una vez que ha cogido temperatura metemos los pimientos en una bandeja de cristal junto a un chorrito de aceite.

2. Bajamos algo la temperatura del horno, yo los suelo poner a 175º, y dejamos los pimientos una hora aproximadamente (comprobando en todo momento que no se queman y dándoles la vuelta si fuera necesario).

3. Una vez que tenemos los pimientos listos, los sacamos y los cubrimos con papel de aluminio para que resulte más sencillo pelarlos (truco de la abuela María). Cuando estén fríos, les quitamos la piel y les ponemos en tiras en un plato con un poquito de sal.

4. De forma opcional podemos echar sobre ellos un chorrito de aceite y dos dientes de ajo cortados muy picaditos. Les dan un sabor rico, rico. ¡Y listo! Ya tenéis pimientos asados a punto para comer.

Pimientos asados

¿Por qué nos gusta?

Me confieso una loca de los pimientos asados. ¿Por qué? Pues por supuesto por su sabor pero también porque son de lo más sencillo de hacer y pegan con todo: en un sándwich, en una tosta, en una ensalada, como acompañamiento… Las opciones son infinitas, todo depende de la imaginación que tengáis.

La única pega es el tiempo de horno que necesitan (una hora) pero si lo pensáis bien bastará con planificarlo y dejar que se hagan mientras nos ocupamos de otras cosas.

*Consejos de la abuela:

– Si os sobran pimientos y no los vais a comer en unos días podéis congelarlos sin problema. Cuando los vayáis a utilizar basta con sacarlos un tiempo antes para que se descongelen sin prisa. Yo suelo hacer grandes cantidades de una vez y congelo los pimientos en recipientes de vidrio individuales para usar siempre que hagan falta.

– Imprescindible poner un papel de aluminio tapándolos justos después de sacarlos para que podamos pelarlos mucho más rápidamente y de forma sencilla.

 

¿Cómo preparáis vosotros los pimientos asados? ¿Os gustan?

17 comentarios

  1. Pues a mi nena le encantan, cuando empezo a comer solidos me los cogia del plato y los chuperreteaba hasta que los deshacia y se los zampaba y ahora como yo, se los come a puñaos jejeje

    • Jejeje… MAra no parece tener mucho interés hacia los pimientos 🙂 Parece que, como el papá, prefiere no comerlos. A mi me encantan <3

  2. Riquísimos!!!! Como guarnición me encantan y para echarlos en un trozo de pan tostado también. Ñam!!! Siempre he oído que si metías vidrio en el congelador explotaba pero al leer que tú si lo haces supongo que serà un mito.

    • ¿En serio? jajajaja… No pasa nada, yo siempre meto tupers de vidrio y no pasa nada de nada. #PalabraDeMadre 😀 (Eso sí, no llenos hasta arriba porque entonces sí que se pueden rajar).

  3. ¿Sabes que el olor de los pimientos asándose en el horno, es el único que soportaba estando embarazada? Es lo único que podía cocinar. Que decir que me encantan, en trozos, rellenos…

  4. Yo me he resistido a comer pimiento durante muchos años, hasta bien entrada la edad adulta ¡y lo que me he perdido!Asados creo que ganan mucho y son fáciles de comer. Puede que los niños lo rechacen de entrada (como suelen ser tan tiquismiquis con las verduras) pero añadiéndolo a pu´res al menos podrán disfrutar de sus propiedades. Y dentro de unos años ¡también se arrepentirán de lo que se han perdido!

    • Bueno a todos hay cosas que no nos gustan o no nos atrevemos a probar y de repente un día… zas! Te enamoras 🙂

  5. Buenisimos!!!! La receta me la sabía y yo los pongos asados, crudos, pasados en la olla, solos o acompañados en un montón de platos!!! En una ensalada de rucola fresca con garbanzos?? Mmm..o en una tarta salada con patatas y queso ahumado?? Mmmm !!! Que ricos que son!!
    Ciaooo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info