0

Cómo preparar pulpo a la gallega

El pulpo a la gallega es uno de los platos más populares de la gastronomía de Galicia. Tengo que decir que siento un amor incondicional hacia esta tierra desde que mis padres nos llevaron de pequeños a visitarla (especialmente Santiago de Compostela es mi perdición hasta límites insospechados). He vuelto de mayor y me reafirmo: el encanto, la magia y el misterio que tiene Galicia no se encuentra en ningún otro lugar del mundo. Dicho esto, no se puede negar tampoco la riqueza de la cocina gallega (Mmmm… sus pescados, sus mariscos, su carne…). Visitar las tabernas que se esconden en Santiago acompañados de un rico Albariño y un pulpo con patatas es uno de los mayores placeres de esta vida.

Así que para recordar las maravillas de esta tierra, de la mano de Nieves y Antonio (dos marujistas convencidos más majos que todas las cosas) nos llegó esta receta para preparar pulpo a la gallega que compartimos con mucho cariño. ¡Toma nota!

pulpo-a-la-gallega

¿Qué necesitamos?

1 pulpo congelado

Aceite de oliva virgen extra

2 o 3 hojas de laurel

1 o 2 dientes de ajo

1/2 cebolla

1 ramita de perejil

Sal gorda

Pimentón (dulce o picante)

2 o 3 patatas o cachelos

 

¿Cómo lo hacemos?

Lo primero que debemos hacer es descongelar el pulpo (congelarlo es la forma ideal de que quede lo más blandito posible). Lo mejor es siempre dejarlo en la nevera 24 horas, pero si tienes prisa puedes meter el pulpo bajo el grifo. Con un pulpo mediano tendréis suficiente como para 6 personas.

Ponemos agua en una olla (algo más de la mitad) y cuando esté el agua hirviendo metemos y sacamos el pulpo tres veces de la siguiente forma: introducimos el pulpo con cuidado de no quemarnos, esperamos unos segundo, sacamos y esperamos que el agua rompa a hervir para volver a repetir la misma operación otras dos veces más. Es lo que en Galicia llaman “asustar el pulpo”. ¡Y vaya que si le asustan!

A continuación, dejamos el pulpo en el agua junto con la media cebolla, el ajo, un chorrito de aceite de oliva, las hojas de laurel y, si se quiere, algo de sal. Lo dejamos cocer una media hora. Sabréis que está listo cuando lo notéis blando al pincharlo con un tenedor (pinchad la parte más gruesa del pulpo). Lo dejamos reposar con el fuego apagado unos 10 minutos (lo difícil del asunto es pillarle el punto a la cocción para que no nos quede ni duro ni blando). Después, sacamos el pulpo y en ese mismo agua cocemos las patatas o los cachelos. Una vez que tenemos todo listo, pelamos las patatas, las cortamos en rodajas y con ellas hacemos una cama sobre la que pondremos el pulpo (lo mejor es cortarlo a trocitos con unas tijeras). Añadimos sal gorda (o sal Maldon que también queda muy rico), aceite y pimentón. ¡Y listo! Ya tenéis vuestro pulpo a la gallega.

¿Por qué nos gusta?

El pulpo es una alimento ideal para añadir a nuestra dieta ya que es bajo en grasas. Es una rica fuente de hierro, yodo y vitamina B2 pero ante todo, es un alimento delicioso que puede ser preparado de un montón de formas. Todas ellas igual de deliciosas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info