16

Donde duermen dos, duermen tres

A punto de que Mara(moto) cumpla 6 meses podemos afirmar (y reafirmar) que nos hemos convertido en unos auténticos “colechobiebers“.

Como ya relató mi papá en prácticas en su blog, nuestra pequeña terremoto duerme con nosotros desde el principio, pese a que precisamente al principio yo era más reacia a compartir cama con ella. ¿Por qué? Pues por lo mismo que la gran mayoría: “¡La vamos a aplastar!” o “¿Y la muerte súbita?”. Todo era un “Ay!”. Así estuve un mes.

Después de un mes sin apenas dormir por intentar dejarla en la minicuna (era apoyarla y… zas! se despertaba, lloraba, gruñía…) y por el miedo a hacerlo mal, a que pasase algo, aprendí que era absurdo vivir con miedo.

Ahora, con perspectiva, y más seguridad en mi misma como mamá, puedo decir que es lo mejor que hemos podido hacer.

colecho¿Por qué nos gusta el colecho?

El colecho facilita enormemente amamantar a tu bebé (¡y descansar!). Tener a tu hijo al lado en la cama, bien pegadito, os facilita a los dos la lactancia nocturna. Un “sírvete tú mismo” que los tres miembros de la familia agradecerán. El papá (que normalmente se tiene que incorporar al trabajo antes que la mamá) podrá dormir; la mamá evita paseos nocturnos, quedarse adormilada con el bebé en brazos y descansa; y el bebé come cuando quiere ya que tiene su fuente de alimento a mano, disfruta del contacto con sus padres, se siente seguro, no llora y, si tienes la misma suerte que nosotros, “duerme” toda la noche (doy por hecho que cada rato se engancha a la teta como buena lactante, y es una gruñidora profesional, pese a esto nada que ver con aquellos primeros momentos). ¡Todo ventajas!

Seguro que alguna mente “malpensante” puede creer que la elección del colecho es por pura vagancia de la #malamadre. Marujistas, nada más lejos de la realidad. Todo lo citado anteriormente dan razones de peso para defender el colecho. Personalmente, me parece peligroso coger a tu bebé en brazos a las 3 de la mañana, sin dormir un día tras otro (si tu bebé tiene marcha nocturna), y ponerte a darle la teta en la oscuridad y el silencio de la casa. Me he llegado a quedar dormida con la niña en brazos sentada en una mecedora. Además, no entiendo por qué todos deben renunciar a algo que les gusta, les apetece y les va estupendo.

Colecho seguro

Obviamente, sobra decir que todo lo que hagamos con nuestros bebés debe ser con conciencia y responsabilidad. Unos papás que duermen con su hijo no deben padecer obesidad ni tomar drogas o alcohol. Son medidas muy de sentido común. Si tenemos un gripazo y 40 de fiebre, pues casi que no nos acurrucamos mucho con el bebé (que no quiere decir que no le demos la teta).

Además, se recomienda no dormir con el bebé en superficies demasiado blandas ni sofás por los que se pueda colar y asfixiar. Pero a parte de esto, no hay mucho más.

 

En esto, como en todo, cada familia decide sus rutinas. Habrá gente a la que el tema de dormir con un bebé le horrorice. A otros, les parecerá genial. Siempre digo que no hay una crianza mejor que otra, ni siquiera hay dos maneras de criar igual. Deberíamos respetar lo que hacen los demás, igual que a nosotros nos gusta sentirnos respetados.

Y es que, a final, lo verdaderamente importante a la hora de criar a nuestros hijos es la responsabilidad, el respeto y el amor.

Vosotros, ¿practicáis el colecho o preferís la cuna?

 

 

 

Otras entradas

Diana Oliver

Diana Oliver

16 comentarios

  1. Nosotros empezamos a colechar un poco “tarde”. Y es que los primeros meses parte de la noche dormía en su cuna, porque yo me empeñaba en que así lo hiciera, hasta que ya no podía más del sueño y le dejaba dormir conmigo. Con ocho meses y de vacaciones decidí que iban a ser vacaciones de verdad y como además pasé por una tendinitis en la mano lo que menos ganas tenía era cogerle y dejarle varias veces por la noche, así que se quedó conmigo… Y en setiembre cuando ya empecé a trabajar mañana y tarde, es decir, me quedé sin posibilidad alguna de siesta, y ya informada sobre los beneficios del colecho, empezamos a dormir juntos de principio a fin, eso sí, sin su padre porque él así lo ha decidido al no descansar bien si duerme con nosotros.

    Para mí es una cuestión física y emocional: si no quiero estar muerta de sueño al día siguiente, sin rendir debidamente en mi trabajo y además cabreada por el agotamiento, es fundamental haber descansado durante la noche; y ya que trabajo fuera y por tanto paso muchas horas separada de mi hijo dormir juntos nos permite en cierto modo recuperar el tiempo perdido, manteniendo de paso la lactancia que nos ayuda a los dos a no desvelarnos a pesar de los despertares varios…

    Por cierto, enhorabuena por el blog, ¡aquí tienes a una seguidora!

    • Yo creo que lo importante al final es lo que dices, una cuestión física y emocional. Para nosotras es, sin duda, lo mejor para la lactancia por la noche. Como dices, ayuda a no desvelarse pese a los despertares. Mil gracias por tus palabras. Bs, Laura.

  2. Nosotros también somos “colechobiebers”! Así descansamos los tres, y el peque mama cuando quiere, porque eso de levantarme cada 2-3h no lo iba a aguantar muchos días…aunque las críticas a mi alrededor están servidas!

    • Bueno, las opiniones de los demás solo son eso, opiniones. Cada uno debe hacer lo mejor para su familia 🙂 Gracias por tu comentario. ¡Y a disfrutar de nuestros bebés!

  3. Nosotros también colechamos, no lo teníamos pensado la verdad, el el hospital vi que él dormia mejor y yo tambien, al llegar a casa intente ponerle en la cuna pero no hubo manera asi que a la cama!! Eso sí, el mio se levanta a mamar cada 3 horas.
    Besazos

    • A mi en el hospital me pasó igual… Y la mía no se despega en tooooda la noche. Menuda es! 🙂

  4. Yo colecho! También me tiré un mes haciendo la prima x) pero vamos ahora ni de coña dejo de colechar. Sólo cuando ella quiera ♡♡♡♡

  5. Yo soy colechadora declarada… Una cosa, ¿cómo aguantaste un mes??? Por supuesto yo respeto a la gente que no practica colecho, pero no puedo evitar preguntarme ¿cómo lo hacen?
    De todas formas y aunque al principio no lo planeamos ahora que trabajo siento el colecho como una forma de recuperar tiempo perdido…

    Un abrazo y besitos a Mara!

    • La verdad es que no sé cómo pude estar sin dormir tanto tiempo. Yo creo que tiene que haber bebés que sí quieran dormir en cuna. Si no, no me lo explico. A mi me decían mucho (y me dicen), “se tiene que acostumbrar”. Y yo no sé cuál es el motivo. Creo que lo importante es que papás y niños se encuentren a gusto. Y sean felices. Da igual si lo son en la misma cama o en separadas.
      Besazo!

  6. Yo estoy muy a favor del colecho pero tengo que reconocer que me daba y aún me da un poquito de miedo por todo lo que ya has comentado. Tampoco me gustaba la idea de la cuna así que opté por un punto intermedio: una cuna colecho. Para nosotros ha sido un acierto ya que disfrutamos de las ventajas del colecho y no tenemos miedo a que pase algo. Eso si, a la peque le costó acostumbrarse. Venía hacia mi constantemente. Ahora que (también) va a cumplir 6 meses, se queda más en su lado. A veces hasta me da la espalda! 🙁

    • Y luego, cuando ya no quieran dormir con nosotras.. hasta lo echaremos de menos, verdad? 🙂 Al final, lo mejor es ir acoplando las posibilidades que tenemos a nuestros gustos, nuestras rutinas y nuestras ideas, dejando a un lado el convencionalismo. Como me dijo una vez mi hermanita, Pilar Cámara, “Solo los peces muertos siguen la corriente”.
      Besos!

  7. Primero de todo, bienvenida a la blogosfera! Vengo del blog de papa en practicas que nos ha hablado de ti! La verdad que me encantaria practicar el colecho… Pero es la unica cosa que me pidio el papa de la piccola antes de que naciera! No queria que durmiera en nuestra cama…segun el, quiere que nuestra cama siga siendo nuestro lugar sagrado de la casa! Y no por nada en particular, porque desde que llego la piccola no es que lo utilicemos para mucho mas a parte de dormir! Ejejejeje pero dado que el lo pidio y que la piccola desde el primer dia ha llevado bastante bien eso de dormir sola, pues nunca he insistido mucho! Aunque agora esta pasando una fase de mamitis nocturna (lo puedes ver en mi blog) y se me esta haciendo dificil cumplir mi promesa! Pero ya sabes como es esto, nos hemos de respectar en las decisiones de pareja! Un abrazo y felicidades por el blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info