1

¿Habéis preparado alguna vez falafel?

Sí, me gustan las especias. Sí, me enloquece especialmente el comino. Sí, me declaro fan absoluta de las legumbres y de sus maravillosas propiedades. Sí, esta es una receta de falafel, porque el come rico, come sano, a veces va un paso más allá y, en este caso, se convierte en un come muy rico, come sano.

Con esta receta, y dependiendo del tamaño, salen unos 20 falafel, que podréis congelar y meter después directamente en la sartén sin descongelar si es que os sobran.

falafel¿Qué necesitamos?

300 gramos de garbanzos puestos a remojo el día anterior.
1 cebolla.
2 dientes de ajo (acordaos de quitar el brote para facilitar la digestión).
2 cucharadas de perejil fresco.
1 cucharada de cilantro fresco.
2 cucharaditas de comino.
1 cucharadita de levadura, tipo Royal.
Sal y pimienta al gusto.

¿Cómo lo hacemos?

Escurrimos muy bien los garbanzos y los metemos en el accesorio para picar de la batidora y trituramos bien hasta que tenga una consistencia como de arena, sin pasarse, porque entonces el falafel se deshará. Reservamos.

En el mismo accesorio ponemos el resto de ingredientes y hacemos lo mismo. ¡Ya veréis qué rico huele! Agregamos a nuestros garbanzos triturados, mezclamos bien y dejamos reposar durante más o menos una hora en la nevera para que los sabores se entremezclen y la masa coja consistencia.

En este rato podemos aprovechar para hacer una salsa de yogur, que le va de maravilla. Es tan sencilla como mezclar un yogur, un diente de ajo rallado, dos cucharadas soperas de aceite, el zumo de medio limón y unas hojitas de menta fresca.

Y ha llegado el momento de preparar nuestros falafel. Con las manos humedecidas, vamos cogiendo porciones de la masa de garbanzos del tamaño más o menos de una nuez y las aplastamos hasta darle forma, teniendo cuidado de sellar bien los bordes.

Cuando los tenemos todos, sólo nos queda meterlos en la sartén con abundante aceite de oliva suave y freirlos hasta que estén doraditos, más o menos un minuto por cada lado. También se pueden hornear a 200 grados hasta que se doren por ambos lados.

A la mesa con la salsa de yogur. ¡A disfrutar!

¿Por qué nos gustan los garbanzos?

No es que yo sienta debilidad por esta legumbre, que también, es que contienen una gran cantidad de valiosos nutrientes, vitaminas y minerales, buenos para la salud cardíaca y para un sistema digestivo saludable. Además, son ricos en fibra dietética, que ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre.

Pilar Cámara

Pilar Cámara

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info