2

Hummus de remolacha

hummus de remolacha

Hummus de remolacha paso a paso

El hummus me chifla. Y parece que Mara se ha unido a este enamoramiento absoluto, especialmente hacia los garbanzos en todas sus formas y presentaciones, y disfruta mucho cuando lo preparamos.

En casa lo hacemos muchas veces (podéis encontrar aquí la receta de hummus más fácil y rápida de la historia)  pero en esta ocasión le hemos añadido remolacha, una idea molona que nos daba Yolanda Afrons de Con S de Salud en este post hace unas semanas; en el cual, además, nos animaba a preparar este rico hummus con los peques para involucrarlos en la cocina sana de forma divertida. ¿He dicho ya que me encanta su blog y todas y cada una de sus ideas?

¡Nos ponemos manos a la obra!

¿Qué necesitamos?

400 gramos de garbanzos cocidos
1 remolacha cocida pequeña o 1/2 grande
Jugo de 1/2 limón
Aceite de oliva virgen
Sal al gusto
1 diente de ajo
1 cucharada pequeña de comino
1 cucharada pequeña de pimentón
1/2 vaso de agua

¿Cómo lo hacemos?

1. Introducimos los garbanzos escurridos en un bol amplio junto a la remolacha, el jugo de medio limón, un chorrito de aceite de oliva virgen, una pizca de sal, 1 diente de ajo, 1 cucharada pequeña de pimentón y otra de comino. Para poder triturar todo esto añadimos medio vasito de agua.

2. Con ayuda de una batidora lo trituramos todo. Si queda demasiado pastoso y no podemos, le añadimos un poquito más de agua pero no suele ser necesario mucho más para estas cantidades (cuidado con pasarnos con el agua ya que puede quedar aguado).

3. Y listo. No tiene más. Es fácil y muy rápido. Servimos en un bol junto a unos panes tostados o pan de pita y ¡a disfrutar!

tostas de hummus con remolacha

¿Por qué nos gusta?

Porque los garbanzos nos chiflan de todas las maneras pero es que, además, en versión “hummus” más. Es una receta sana, fácil de preparar y que podemos tener siempre lista en la nevera para un desayuno, merienda, cena… Acompañando una comida. Vale para todo, que dirían las abuelas.

Además, no podemos olvidar que los especialistas en dietética siempre resaltan los beneficios que el consumo regular de las legumbres puede ejercer sobre la salud. Así que… ¡Más legumbres, por favor!

* Consejos de la abuela:

– A mi me gusta mucho comerlo en pan tostado. Suelo comparar panes redondos integrales en la panadería y allí mismo me los cortan. Duran bastante, como una semana, y no tienen nada que ver con los industriales.

– He probado a congelarlo y, pese a que no queda igual, no está mal para tener siempre a mano algo saludable. Con dejarlo unas horas antes de su consumo, es suficiente puesto que se descongela a temperatura ambiente bastante rápido.

– Si os gusta también podéis incorporar tahín. Le da un toque muy rico.

– Para decorar le podéis poner un poquito de aceite de oliva y pimentón a la tosta o/y un poquito de sésamo.

¿Os animáis a preparar un rico hummus de remolacha?

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info