2

Iván Santacruz: “Debemos ser consumidores de cultura y enseñar a nuestros hijos a valorarla y disfrutarla”

 

El pasado mes de octubre, Iván Santacruz estrenaba en los Teatros Luchana de Madrid su segundo espectáculo, Un papá Mago, ¡el show!, en el que desvela a su público algunos de sus juegos. Algunos, no todos, como buen mago, otros los guarda bien custodiados para mantener viva nuestra ilusión. 

 

La magia es el arte de hacer cosas extraordinarias. También es cultura, diversión, ilusión, participación, complicidad y hasta un recurso educativo. La magia es la demostración de que “Sólo intentando lo imposible es como se consigue lo imposible”. O al menos eso es lo que afirma en cada espectáculo Iván Santacruz, alias Papá mago, mago profesional, ganador de los premios nacionales de Magia Cómica (2004) y Magia Infantil (2010), pero, sobre todo, padre de tres. Fue su abuelo materno quien que le hizo el primer juego de magia. Aquello, y su casi obsesión por los magos que veía en la televisión, le llevaron irremediablemente a estudiar este arte. Hoy tiene un canal de YouTube con más de 6.000 suscriptores, es técnico y asesor en grandes producciones de magia, y el pasado mes de octubre presentó su segundo espectáculo familiar en los Teatros Luchana de MadridUn papá Mago, ¡el show!, que promete superar a su hermano mayor, Un show de magia pero más chulo, estrenado en 2015, y por el que pasaron más de 10.000 espectadores. Esta vez ofrece un concepto innovador, nunca hecho antes: desvela a su público algunos  de sus juegos, trasladando al escenario la esencia de su canal de YouTube y convirtiendo el teatro en una escuela de magia. Bueno, casi, porque otros juegos, como buen mago, los guarda bien custodiados para mantener viva nuestra ilusión.

 

Eres padre de tres y en la actualidad, además de trabajar como técnico y asesor en grandes producciones de magia, acabas de estrenar tu segundo espectáculo, Un papá Mago ¡El show!, en los Teatros Luchana de Madrid. ¿Cómo se compagina todo esto? Y no me digas que haciendo magia…

Bueno, un poco sí (risas). La verdad es que la clave de todo es la logística y organizarse bien porque sin una buena organización, es imposible. En el caso del show,  no ha cambiado mucho respecto a otras temporadas, ya que he sustituido uno por otro. Lo difícil es compaginar el trabajo fuera del teatro ya que puede surgir en cualquier momento y cualquier día. Un colegio por la mañana, un coctel a la hora de comer haciendo magia de cerca, una cena de empresa… Y puede surgir de hoy para mañana. Toda la familia asumimos que mi trabajo es así: trabajo los fines de semana, los puentes o, incluso, tengo que salir de casa un martes por la noche. Pero, al mismo tiempo, este trabajo me permite estar más en casa, en familia, que su tuviera un trabajo de ocho horas diarias.

 

Esta vez enseñas magia al público, ¿por qué te has decidido a desvelar tus secretos?

Este espectáculo tiene un formato distinto y original porque nunca antes se había enseñado magia en un show en vivo. Y para mí ha sido un reto. Realmente llevo casi tres años “desvelando” trucos en YouTube pero ahora he querido llevar la esencia del canal al escenario. No desvelo nada importante o profesional, lo que yo hago es crear afición, que les entre el “gusanillo” a los niños, y no tan niños, de aprender magia desde la base.

Doy pautas, detalles, presentaciones, pero no desvelo ninguna técnica ni efecto profesional; no como otros canales de YouTube en los que explican el truco puro y duro. A mí me interesa que aprendan a hacer magia, no trucos, por eso hago magia “explicada”, no “revelada”. Y creo que esto es fundamental para el mundo de la magia. Que existan escuelas de magia, talleres, profesores, y canales de YouTube donde nos preocupemos de enseñar la magia bien. Y que existan aprendices para asegurar el futuro de la magia.

 

¿Qué dirías a quien piense que es una apuesta arriesgada?

¡Qué tiene razón! (risas). Este show es una apuesta arriesgada. Me surgieron muchas dudas mientras lo escribía. La principal era que yo quería hacer mis números de magia, pero de los profesionales, de los que no se explican, pero quería combinarlo con magia explicada. Y no sabía cómo podía encajar esto para que no hubiera frustración, en los niños sobre todo, de por qué les explico unos juegos y otros no. Y creo que encontré la clave hablando de la progresión en la formación y el ensayo, la práctica. Algo fundamental en la vida de los niños. Así que les explico una magia y luego lo combino con un juego de magia profesional con la premisa de “mira hasta dónde puedes llegar con ensayo, dedicación e ilusión”.

Además en este show hablo de educación, de la importancia del juego en la vida de los niños, hago magia con matemáticas, corresponsabilidad y de que todos, papis, mamis y niños, podemos ser magos. Es arriesgado por el tipo de formato pero hay que arriesgarse e innovar en este mundo.

 

 

Tu anterior show, Un show de magia… pero más chulo, sentó en la butacas del teatro a más de 10.000 espectadores desde su estreno en 2015. Aunque tenía un concepto diferente, también era muy participativo, ¿crees que es importante esa interacción con el público?

Haciendo magia es fundamental. En la mayoría de las artes escénicas existe la cuarta pared, pero en magia necesitamos del público para que el show funcione. Sacamos gente al escenario y la mayoría de los juegos se realizan con la ayuda de un espectador, que certifica lo que está pasando en escena, y que potencia y contagia, con su reacción, al resto de la gente que está en sus butacas. La magia se nutre de la imaginación y la reacción del público, y esto no es posible sin su interacción. Cuando haces magia infantil esto cobra más importancia porque en un show para niños, el porcentaje de diversión supera con creces al de magia. Y sin esa interacción de los niños es imposible hacer un show así.

Muchas veces ocurre que los niños hablan o gritan durante el show y los padres o los profes les mandan callar. Yo siempre les digo que no se preocupen, que eso forma parte del show, que tenemos que enseñarles cuándo tienen que participar y cuándo mantenerse en silencio, y de eso me encargo yo. Si les regañamos porque participan en un show en el que el artista está pidiendo esa interacción, puede pasar que relacionen el espectáculo con una regañina y eso no es nada bueno.

 

 

Los retos de un mago

¿Qué aporta un público familiar, especialmente los niños, a un espectáculo de magia que no encuentras en un público únicamente adulto?

Si bien es cierto que la diversión es importante siempre, cuando haces magia para público familiar cobra mucha más importancia. Yo me siento muy cómodo con el público infantil y familiar, y primo la diversión a la magia en este tipo de shows. Y esto es fantástico, me divierte mucho y me encanta que se lo estén pasando igual de bien los adultos que los niños. El público adulto es más racional, piensa todo lo que está viendo y lo pone en duda. La magia con este tipo de público es distinta, es más técnica y más elaborada. Y esto también se agradece a veces.

 

Supongo que el reto de enamorar no sólo a adultos sino a niños lo hace aún “más difícil todavía”…

¡Claro! Tienes que hacer el show con un equilibrio que sea satisfactorio para ambos. En un show familiar, el reto es enamorar e ilusionar al adulto porque los adultos vienen con la idea preconcebida de que “eso es para niños”. Pero eso no es así, la magia es para todos, y más en un espectáculo familiar, por eso encontrar ese equilibrio es tan importante. La reacción de los adultos al final del show es de satisfacción por partida doble porque han visto divertirse e ilusionarse a sus hijos, pero ellos también han vivido la misma experiencia.

 

¿Por qué dirías que es importante la magia en la infancia?

La magia forma parte de la vida de los niños. El reto de los magos es encontrar cosas que les ilusionen con todos esos estímulos que tienen cada día y es difícil porque para ellos la magia no es “sólo” un juego de manos que les sorprende. Es mucho más: es la diversión de una tarde con amigos, una cena en familia, alguien inesperado que va a buscarles al cole… Nuestro cometido como padres es mantener esa magia cada día en sus vidas. ¡Y todos los padres lo intentamos! Por eso digo que todos podemos ser una mamá o un papá mago haciendo cosas que les sorprendan y que no esperan de nosotros.

 

 

La magia como recurso educativo y lúdico

¿Dirías que puede llegar a ser una herramienta educativa? ¿Qué nos enseña la magia?

Totalmente! La magia es una potente herramienta educativa. Hay muchas técnicas que usamos los magos que están usando los padres y las madres desde el momento que se convierten en padres y madres sin que lo sepan. El control de la atención, la sugestión, la psicología inversa, y la gestión de las emociones son algunos ejemplos. La magia es diversión, ilusión, sorpresa y constancia y si aplicamos esto cada día todo mejora.

Los beneficios de aprender magia son innumerables: mejora la autoestima, enseña valores, potencia la creatividad y la motricidad, promueve la comunicación, sociabiliza, potencia el pensamiento lateral, pero sobre todo, ¡la magia es divertida!

 

Está claro que la magia no tiene edad pero no sé si cuando nos hacemos mayores, y las responsabilidades nos consumen, dejamos de creer en la magia. ¿Qué opinas?

Un poco sí, y es una pena, pero es casi inevitable por la vida que llevamos todos. Es importante no dejar nunca de creer en la magia, pero es mucho más importante dejarse llevar por ella. Pese a los problemas, las prisas o el estrés, debemos dejarnos llevar por la magia. La ilusión más grande la tenemos cuando somos niños, después nos hacemos mayores y esa ilusión se pierde. Para eso estamos los magos, para que el rato que están con nosotros, recuperen, si la han perdido, la ilusión de cuando eran niños.

 

 

¿Ha cambiado tu paternidad la manera de ver, y de hacer, magia?

Absolutamente. Yo ya hacía magia infantil antes de ser padre pero ahora estoy viendo la magia infantil de otra manera. Siempre digo que para hacer magia infantil no es imprescindible ser padres, hay grandes magos infantiles que no lo son, pero sí creo que te da un “plus”. Para empezar, por el conocimiento que tienes de su mundo, y poder usar eso en escena te da un punto más para ganarte su confianza. También porque adquieres una serie de herramientas en casa que me vienen muy bien en la actuación. Y al revés también: hay determinado recursos que he aprendido haciendo magia para niños que uso en casa con mis hijos.

Ahora incluso soy más responsable con el público. Es decir, me da una satisfacción enorme, y una gran responsabilidad, saber que entre el público puede haber alguien que es la primera vez que va a ver un espectáculo de magia. Y si es un niño mucho más. Y de esto me di cuenta al ver a mis hijos vivir experiencias por primera vez. ¡Es único! Por eso siempre salgo a escena con la mentalidad de que hay alguien que nunca vio magia antes. Y cuando hago magia para adultos intento siempre llevarme esa manera de hacer magia, e intentar aplicarlo, también, al público adulto.

 

Por último, ¿crees que la magia debería formar parte de nuestras vidas y la de nuestros hijos? ¿Por qué?

Creo que sí. La magia tiene grandes beneficios sobre todo cuando la aprendes, pero creo que, como cualquier disciplina artística, debe formar parte de nuestras vidas y la de nuestros hijos porque la cultura es una parte fundamental de nuestras vidas. Debemos ser consumidores de cultura, y enseñar a nuestros hijos a valorar y disfrutar de la cultura. No todos sirven para subirse a un escenario pero que tengan una buena formación cultura, que seamos consumidores de cultura, que sepamos y enseñemos a nuestros hijos a ser buen público, creo que es una parte imprescindible de la educación. Los libros, el teatro, la pintura, las artes escénicas, e incluso los videojuegos, son una parte fundamental de la vida de los niños, y debemos enseñarles a consumirlo y a ser consumidores conscientes de cultura.

 

* Fotos de Paula Santacruz

 

Quizás también te interese:

 

 

Otras entradas

Diana Oliver

Diana Oliver

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info