177

La soledad de mi maternidad

soledad-y-maternidad

Criar en soledad, ¿una nueva forma de vivir la maternidad?

Hace poco anunciábamos el lanzamiento del primer número de Madresfera Magazine. En él, mi Papá en Prácticas favorito se lanzaba a escribir un trabajado reportaje sobre cómo se vive en muchos casos la maternidad en la actualidad: en soledad. Para mí es, sin duda, el mejor artículo de la revista, puede que porque es con el que más identificada me he sentido. Podéis leerlo al completo aquí.

La incertidumbre, el miedo, los cambios, la individualidad, la falta de vínculos y la ausencia de solidaridad también afectan a las madres, que viven la experiencia, muchas veces, con una sensación de soledad y de falta de referentes impensable hace algunas décadas.” Madresfera Magazine, noviembre de 2015.

La soledad de la maternidad es algo en lo que jamás había pensado hasta que me convertí en madre pero que, para bien o para mal, vivo cada día, especialmente desde que Mara cumplió año y medio. ¿Cuántas madres viven su maternidad solas la mayor parte del tiempo? Más de las que pensáis. Y ¡ojo! No hablo de familias monomarentales, sino de familias que no cuentan con una red de apoyo familiar cercana, vínculos o seguridad económica y que crían en soledad. Mujeres que no tienen cerca a nadie con quien hablar o en quien apoyarse.

La vida líquida es una sucesión de nuevos comienzos con breves e indoloros finales” Zygmunt Bauman.

Los 18 primeros meses de Mara los pasamos los tres juntos (papá, mamá y bebé) sin apenas separarnos, salvo por cuestiones de fuerza mayor. Fueron 18 meses intensos en los que poco a poco fuimos adaptándonos a nuestro nuevo rol de padres. Conociéndonos. Adrián trabajaba en casa y yo enlacé el permiso de maternidad con el despido por lo que pude dedicarme al 100% a mi nuevo trabajo no remunerado: ser madre 24 horas, 7 días a la semana. Disponibilidad total.

Si ya de por sí ser “sólo” madre no es sencillo en esta sociedad enferma carente de empatía (menos aún si decides/puedes aparcar tu profesión para ser tú la que críes a tus cachorros) y en la que los cuidados se han privatizado de manera salvaje, no tener una red de apoyo puede ser realmente “difícil”. Como decía, pudimos estar año y medio juntos, después de ese tiempo mi papá en prácticas pasó a trabajar fuera de casa y yo a hacerlo dentro para empujar nuestro proyecto familiar (algo nada sencillo con un bebé danzarín). Pero la incomodidad de la zona en la que vivimos, uno de esos barrios tristes sin relaciones vecinales y aislado si no dispones de coche, unido a unos bisabuelos mayores, unos abuelos paternos en Valencia, una amiga incondicional en Córdoba (hermanita, te echo mucho de menos cada día), unos maternos ausentes (de los que mejor no voy a hablar), ninguna amiga/o cerca y un trabajo que obliga a Adrián a pasar largas horas fuera de casa (¡11-12 horas!) no me lo han puesto demasiado fácil. Nada fácil. Sin embargo, lo que realmente me ha hecho sentirme más sola es la falta de empatía y comprensión de gran parte de mi entorno, especialmente de mi propia familia.

la-soledad-de-la-maternidad

La importancia de una red de apoyo

Entiendo que no es la situación de muchas madres que sí cuentan con una red de apoyo familiar o personal. De hecho, muchas de las madres que conozco cuentan con ella ya sea a través de los padres, suegros, vecinos, tíos o amigos. Sin llegar a la dramática situación que vive un enorme número de familias monomarentales, muchas lo vivimos así: solas la mayor parte del tiempo. Sin red, sin una amiga/o, una abuela/o, una vecina/o que apriete el Pause. Es cierto que internet puede aliviar, al menos en parte, esa soledad, y que es un medio estupendo para encontrar a gente que comparta contigo experiencias similares, una forma de pensar parecida… Que alivie, en cierta medida, tu carga.

Los humanos somos seres sociales y estar solos en nuestras casas no nos gusta nada. Nos gusta hablar, compartir, criticar, conocer. Eso pasa en cualquier circunstancia, pero imagínate cuando tu vida se queda patas arriba, cuando nace tu hija y nunca habías visto una cosa tan hermosa que necesita tanto y no tienes ni idea de qué hacer con ella… La necesidad de hablar de todo ello en esos momentos diría que es casi física. Y entonces abres la pantallita del ordenador, a ver si hay alguien por ahí”, afirma Cira Crespo, de Maternalias, en Maternidad Líquida.

Alguien que entienda cómo te sientes, que te apoye, que te dé la mano cuando el agotamiento se empeña en empujarte hacia abajo o que te dé un soplo de aire para respirar cuando sientes que el peso de la responsabilidad te ahoga son sólo algunas fórmulas de ayuda cuando la presencia no es posible. Y ayuda, vaya que si ayuda. Gracias a internet, a este blog y al del papá en prácticas, he conocido a gente que de repente ha cobrado una importancia impensable en mi vida; gente que me entiende, me escucha y no me juzga; gente que no me exige, que sabe ponerse en mi lugar, que conoce mis circunstancias; gente que pese a la distancia y ante la desaparición y la falta de empatía de la que debería ser mi red de apoyo (mi familia, mis amigos), se ha encargado de hacerme sentir un poco menos sola, un poco más comprendida.

¿Cómo vivís vosotras la maternidad? ¿Sentís la soledad de la maternidad o, por el contrario, tenéis una red de apoyo que os sostiene? Me encantará conocer vuestra experiencia.

Otras entradas

Diana Oliver

Diana Oliver

177 Comments

  1. Hola! Mi nombre es Victoria y escribo desde Uruguay, estoy en exactamente la misma situación, mi mayor vínculo era mi mamá y falleció hace 8 años. Después de tener a mi bebé, que ya tiene 2 años todas las relaciones parecen superficiales, nadie está. Estoy en una ciudad muy alejada de mis contactos y aquí no conozco a nadie, trabajo menos (solo dos dias a la semana) para poder quedarme con mi hijo, y mi esposo Adrián, trabaja hasta 14 horas por día y hay días que no viene. Me siento muy perturbada y nadie nadie en la inmensidad del planeta parece entenderme. Porque? Estoy tan perdida y angustiada que ya no se que hacer…

  2. A mí el tema me toca profundamente. Soy mamá de dos, profesora también, y me siento terriblemente sola.
    Al momento que fui mamá de mi primer hijo, amigas de años desaparecieron “te llamo” “otro día te contacto” “pucha ahora no puedo pero de ahí hablamos” … Cosas que nunca pasaron. Y nació la segunda y mi única amiga que me quedaba va por las mismas… Vivo además en un pueblo de mierda, donde desea que llegue no he podido encajar, en el trabajo igual y ya me ponen caras extrañas porque he faltado muchas veces por enfermedades de mis hijos, pues si se resfrien no tengo con quien dejarlos. De hecho hoy mismo deberé llamar juatificandome, dado que mi hija tiene una bronquitis horrible.
    Mi familia poco y nada apoyan, si lo hacen me lo sacan en cara, y si lensmdigo algo “sabes que es así” “que le vas a hacer” “así es cuando tienes hijos” (por la cresta que odio esa frase) y la familia de mi.pareja… de esos mejor ni hablo, pues solo critican.
    Mi pareja, que también es profesor solo trabaja, claro ayuda con los niños cuando está en casa, pero si me quejo mucho me estoy autocompadeciendo , que soy odiosa, o simplemente se hace el desentendido.
    Mi carrera de está llendo por la borda… Amistades ya no tengo… Y solo me veo parada en medio de todos, gritando a más no poder y a nadie le interesa.
    ¿Qué ser mamá es la realización de una mujer, que te llega a completar*? Mentira.

    • Vaya, Claudia, lo siento mucho. Creo que en realidad no es la propia maternidad la “culpable” sino la manera en la que la vivimos como consecuencia de la sociedad en la que vivimos. Una sociedad terrorífica de cara a la crianza, a los cuidados, a la mujer. Abrazo enorme.

    • Pienso igual que Diana. El tema, yo creo, es que no se respeta lo que los padres deciden para con sus hijos y todos intentan imponer sus experiencias, en muchos casos anticuadas. Y también , y creo que es más grave aún, no se le da derecho a los niños a simplemente ser cuidados. Nada más nacer tienen que ser cuidados por terceros para que los padres puedan producir. Es el sistema en el que vivimos. Mucho ánimo Claudia!!

    • Hola Claudia, te mando mucha fuerza. Yo tampoco tengo fácil contactar con amistades pues como son dos, cuando una no está mala, la otra sí y, claro, no podemos salir mucho al parque.
      Espero que tu situación mejore con el tiempo.
      Lo que sí te digo es que yo, y seguramente muchas de nosotras, hemos pasado por momentos malos.
      Un abrazo

    • Hola Claudia, yo encontré este blog hace unos meses tratando también de encontrar una respuesta a una ira que ya no podía contener… También me vine a vivir a un sector aislado de la modernidad, el único auto de la casa lo usa mi marido para ir al trabajar y pasa el día en el estacionamiento mientras yo estoy sin poder salir con mi bebé ya que por normativa debo subirla a autos con su silla de seguridad, es muy pesada y grande para mí, salió de talla grande y yo tengo una hernia en la columna por lo cual la mochila de porteo que compré, por fantástica que sea, no la puedo usar. Estuve igual que tú, desesperada, con ganas de gritar y a cada palabra que día de la boca de mi marido me daban ganas de decirle que se callara y que me dejara en paz, pero era el único adulto con quien podía hablar en persona y además mi pareja, éramos al principio una pareja que se quería y se trataba con amor pero con el tiempo ya hasta nos empezamos a faltar el respeto y discutíamos por todo. Por absolutamente todo! Intenté durante un mes ir a un sicólogo ya que ésta no era yo, me convertí en una mujer amargada, triste, irritable, que empezaba a odiar tener que acostarse al último por amamantar a su bebé, o levantarse de madrugada a ver por qué lloraba, que empezaba a perder la paciencia con cada llanto y cada necesidad que iba surgiendo con el paso de los meses. No pude ir a las citas con el sicólogo porque mi madre-único transporte del momento- me falló las tres veces, llegaba tarde, se le olvidaba venir a buscarme… Dejé de insistir con el sociólogo porque mi marido se incomodó con la idea que alguien que no estaba en su sano juicio estuviera al cuidado de su primera hija, sin importar que ese alguien era la madre del bebé. Comenzó a interrogarme a cada rato en un intento por dilucidar por qué me sentía mal, y cada vez que me interrogaba yo necesitaba que se alejara de mí y me dejara en paz. Dejamos de tener vida de pareja. Dejé de preocuparme por mi estado físico, había días que no me duchaba, me sentía mal con mi cuerpo ya que después de parto no recuperé mi peso antiguo y me sentía como con un disfraz de grasa y piel encima, un clóset lleno de ropa que no podía usar. Recién en el noveno mes de vida de mi bebé pude volver a ver a mi ginecólogo. No al que hizo nacer a mi hija por cesárea. No al que controló el embarazo porque era lo mejor que pude conseguir con mi plan de salud. No. A MI ginecólogo, el que me conoce porque fue el que me trajo al mundo, el que me ayudó cuando tuve endometriosis a los 14, el que me acompañó durante el proceso de convertirme en una mujer adulta. Cuando lo vi fue como si hubiera vuelto a ver a mi papá pa después de mucho tiempo. Pude contarle por todo lo que estaba pasando, no me di cuenta y los diez minutos de consulta programada se convirtieron en más de media hora, pude darme cuenta que alguien más apoyaba mi idea que haberme practicado una cesárea debido a una doble circular al cuello fue innecesario, que pude haber tenido mi parto vaginal como era lo que yo quería desde un principio, que desde entonces mi ira fue creciendo porque no sólo pasaron por encima de mis deseos en el parto, sino también en el post parto mi familia con mi marido incluido tampoco respetaron mis necesidades y me dejaron sola convaleciente de una cesárea, en invierno, en una casa de dos pisos con mi dormitorio en segundo piso, que yo no bajaba de mi dormitorio en todo el día porque allí estaba mi bebé, que no salía a la calle porque era pleno invierno, que nadie de mi familia cercana me fue a ver ni a ayudar ni a conversar un rato conmigo y me dejaron completamente sola. Entendí por qué se borró de mi recuerdo el tiempo que pasé en la clínica, no recuerdo cuánto midió ni cuánto pesó mi única hija, mi a qué hora nació. Me recetó Sulpilan, llevo tres semanas tomando y es una maravilla. Tengo ganas de levantarme y hacer cosas, me corté el pelo, me arreglé como antes sólo para mí, he vuelto a hablar con mi marido después de esa visita al médico, le conté todo esto que sentí durante la consulta. Mi ginecólogo de toda la vida me escuchó, era lo que yo necesitaba. Me contuvo, me aconsejó. Con el paso de los días estoy sintiendo que estoy de regreso.
      Y sabes? Si las supuestas amigas se van, que se vayan. Yo pude hacer una nueva red con mamás del lugar donde vivo, es un grupo pequeño pero se habla de todo, hice contacto con una vecina en particular que su bebé nació en la misma clínica que la mía y desde entonces hemos mantenido el contacto.
      Si mi familia decide no venir a pesar de vivir a quince minutos, que no vengan. Se pierden de escuchar los balbuceos en la voz hermosa de esta bebé. Si en vez de ellos está la familia de mi marido, bienvenidos sean, ellos desean participar y acompañar y he aprendido a aceptar que es así, dejar ir a los que no quieren estar, y recibir a los que sí.
      Como último dato, el dichoso Sulpilan me ha hecho producir más leche, así que estoy bajando de peso, ya que tanto mal rato también había mermado mi producción de leche y estaba por pensar en el destete aún cuando es lo que más disfruto de mi maternidad, dar leche a mi bebé y sentir sus manitos que me tantean y me acarician hasta que se duerme con la cara con leche, jaja.
      Ánimo, busca ayuda, ayuda de gente nueva, ayuda profesional. Yo estuve lidiando con una depresión post parto por NUEVE MESES sin ayuda!! Eso no puede ser.

  3. Me encanta haber encontrado este rincón donde me siento tan y tan identificada con cada una de vosotras.Yo me quedé embarazada por sorpresa, aunque sin duda mi hijo es lo mejor que me ha pasado.Mi marido ya tenía dos niños,tuve que cambiar de pueblo,a uno mucho más pequeño y aburrido y convertirme en cuidadora de sus hijos y ama de casa, además de madre primeriza,sin amigos aquí,sin apoyo ni ayuda.

    • Ánimo, Patricia. Un abrazo. Ojalá encuentres tu lugar, aunque sea en un pueblo que no te encaja demasiado.

  4. Para la que sabe porque todo el mundo entra aqui.. Puedes dar con esta pagina sin buscarla. Y para el resto criticando mi comentario, no he faltado el respeto a nadie. Cuando no entiendes un texto, tienes que volverlo a leer, y asi entendereis las palabras en contestacion a comentarios que lei. Y la vida sigue, los años pasan, la vida es y ha sido como es ahora en cuestion de parir y criar.. Quien les daba de mamar a sus hijos? Pues sus madres cada 2 o 3 horas o a demanda.. Despertar! Tanto quejarse y creeroslo solo os va a dar depresion. Una de las ultimas chicas que habla de vivir en barrios apartados.. Ella por ejemplo habla con coherencia y trata de solucionarlo, espero que tengas suerte en conocer amigas. Bueno ya me despido.. Que a mi me va muy bien todo, pero me da pena ver madres pensando asi quejandose de todo por culpa de la sociedad.. Os deseo lo mejor, que llorar no vale para nada y tener un niño es alegria aunque implique esfuerzo y dedicacion. Besitos chicas

  5. Hola! Estupendo este post, me hace sentir identificada, triste y con ganas de hacer algo!
    Comparto al dedillo lo de “la incomodidad de la zona en la que vivimos, uno de esos barrios tristes sin relaciones vecinales y aislado si no dispones de coche”, a lo que se suma que el estilo de vida de la gente de ahora es realmente anti-relaciones personales, individualismo.
    Yo tampoco contaba con la soledad de la maternidad y está siendo lo más duro de todo, más que no dormir ni una sola noche desde hace ya 23 meses 🙂 Cuando mi peque empezó la guardería pensé “ah, pues conoceremos mamás con niños de la zona para relacionarnos”. Y sí, las conoces, pero de vista porque todo el mundo va con prisas y luego nadie parece querer más lazos. Me encantaría, Diana, que me dijeras cómo cambia y cuándo la cosa, en tu experiencia. Y si no es indiscreción, si has cambiado de barrio. Yo es algo con lo que sueño cada día, pero la hipoteca me baja de la nube…
    Un abrazo grande.

    • Hola Montse, te contesto yo también, si no te importa 😉
      Yo el cambio de barrio alguna vez lo he pensado de pasada pero realmente creo que es un tema social. Ahora la sociedad es así, la gente no suele dejar de trabajar por otro motivo que no sea el paro, los horarios laborales son muy extensos… En fin, que eso y más facilitan el individualismo. Bueno, yo al menos lo veo así. Sí creo que cuando vayan al cole la cosa mejorará y habrá más relación con papás.
      Yo también siento mucho esa soledad pero es que ahora mismo no puedo hacer más por conocer papás con niños… En fin, que también hay que hacer otras cosas (casa, comidas, compras…) y a veces, sencillamente, no da tiempo a quedarse en los parques hasta tarde, que es cuando llega el grueso de papis con niños.
      Supongo que hay que tener más paciencia y hacer planes con tu familia y los amigos que puedas cuando podáis.
      Un abrazo

      • Gracias Isa!
        Sí, estoy contigo en que debido a las condiciones de vida de ahora, hay más individualismo. Y reconozco lo que dices también: hay veces que yo misma no puedo salir o acudir a una cita porque hay tareas o imprevistos. Pero a pesar de esto, parece que hay mujeres que cuentan con la famosa ‘’tribu’’ de madres-amigas (-familia, incluso), en las que apoyarse y apoyar. Y yo digo que qué afortunadas son. En mi caso, fui un poco a contra-corriente y mis amigas, o están lejos o ya tienen sus hijos mayores y siguen otro ritmo. Y mi idea peregrina era “pues nada, ya formaremos tribu con las mamis del barrio, de la guarde, …”. Ganas hay por mi parte, pero que de momento, nones…
        Y me preocupa también por mi nene, creo que ya empieza a relacionarse y en la guarde, fenomenal, pero después, estaría muy bien que jugara con más niños.
        Un abrazo.

    • Abrazo grande, Monstse, y gracias por comentar y contarnos tu historia. Yo pensaba exactamente igual que tú. al final la tribu la hemos encontrado gracias a los blogs y creo que es el mayor regalo que podrían darme. De no ser por ellos todo hubiera sido, y sería, mucho más feo y complicado. Abrazo enorme, y ánimo.

  6. Yomisma esta claro. Y lo que dices en tu caso pues tienes razon de tener la familia al lado, eso si. Yo he opinado por las que se piensan que todos tienen que ayudarles hasta las amigas. O las que dicen que la familia solo les visita y no les ayudan. Nada eso, que amistad es una cosa y que te ayuden otra y si no te ayudan no es obligado. Y la familia al lado pero sin exigir. Que no lo digo por todas jaja, solo por las que opinan asi

  7. Pues no lo parece. Es que la familia tampoco tiene obligacion porque una decida ser madre. Otra cosa es que tu marido no te ayude o se desentienda. Pero de fuera de tu casa nadie tiene la obligacion porque tambien tienen su vida con hijos o sin hijos. La amistad no es que te tengan que ayudar porque eres madre. Quien ayude perfecto y mejor, sino no es obligado. Y otra que se quejan que si el marido trabaja muchas horas, y si no trabajase tmb se quejarian y la familia las hay que se quejan que siempre estan en sus casas y no estan tranquilas.. El caso es quejarse.. Nada, hacer amistad si es con otras madres mejor por el entendimiento y si no son madres pensar en amistad, no en que tienen que ayudar porque eso es egoismo. La gente no acude aqui porque sea tabú el tema. Jajaja. Solo hay que leer de lo que se quejan. Pongo a excepcion lo que ya he dicho de las que el marido se desentienda o no ayude y es normal en ese sentido

    • Hola Maria me doy x aludida pq yo hace tiempo escribí en este blog, decirte q en mi caso si sabía perfectamente lo q implicaría ser madre antes de tener a mi niña pero no se q es lo q ves tan alucinante cuando tienes un bebe lógicamente tu vida cambia 360° grados pero hay cosas q no deberían cambiar si yo antes tenia a mi familia de forma mas cercana me gustaría q x el echo de ser mama eso no cambiase y si de repente mi marido q trabajaba una jornada laboral normal tiene q pasar media vida en el trabajo pues tb es normal sentirte q tiras todo el día sola lo de las amigas ya lo dejo aparte pq yo paso de la peña así de claro pero ya te dijo yo q el sentirme así no exhime para nada de q mi niña se vrie con el mayor cariño y educación q yo pueda darle ya q creo q para la gran mayoría de las mamas tanto las q escriben aki como las q no sus bebes serán lo primero y mi bebe es mi vida aparte de q pueda sentir o no soledad así q no consiento q nadie me venga a decir lo q implica ser madre.

    • No sé chica, yo no creo que nadie quiera que los demás le cuiden los hijos. Pero bueno, aquí y allá hay distintas opiniones. Desde luego, pasarse casi todo el día sola cuidando bebés y sin poder hacer más que cuidarle y todas las tareas del hogar, a unas les puede parecer estupendo y a otras no. Yo lo veo así.

    • ¡Hola, María! Creo que ya te han respondido perfectamente otras mujeres pero me gustaría decirte, en primer lugar, que aquí no se falta al respeto a nadie. Es mi casa y me gusta que lo que se diga aporte, no que haga daño a nadie. Por educación, por empatía y por solidaridad. Decirle a una mujer que se siente agobiada o triste o perdida o simplemente sola que es una egoísta y que “se aguante” me parece injusto. Mucho. Un saludo.

      • Nunca había entrado a esta pàgina,hoy a las tantas de la madrugada la he encontrado y la verdad es que me està ayudando a sentirme más comprendida.Seguiré pasandome por aquí.
        Gracias por crear este espacio de entendimiento,descarga,empatía..

  8. Hola. Estoy leyendo por curiosidad. Os he leido la mitad pero esque flipo un poco. Que os pensais que es ser madre? Que si estais solas, que si quereis abrazos, compañia y mas etc de lo mismo. Eso es lo que necesita el bebe y para eso estais. Menos quejarse y mas aguantaros, que ser madre no es obligado.. Como la que dice que sus 2 amigas no le cuidan a su bebe ni 2 horas. Esque no estan obligadas a ello, entiendes? Las que no son madres tienen vida igual que vosotras antes de tener hijos. No seais egoistas. Haced amigas si es lo que necesitais, amigas que os encajen, pero dejad de quejaros de las personas de vuestro alrededor que no tienen obligacion. Y atender y criar bien a los niños, preocuparos en enseñarles y que aprendan valores y demas, que luego vendran las quejas porque los niños son tal y tal y no hacen caso y se portan mal y lo mismo cuando llegan a adolescentes. Asi va el mundo con el egoismo! Preocuparos de ser buenas madres y menos egoismo. Muchas de cara a la gente sus niños son lo mas y lo mejor ser madre y bla bla bla, luego por detras no dicen lo mismo y por ejemplo vienen a internet a decirlo porque claro no pueden comentarles esas cosas a gente de su alrededor. Contradecirse, no tener valores, falsedad, egoismo.. Que se puede esperar de este mundo con la mayoria de personas a falta de tantas cosas?

    • María yo creo que la gente que se ha quejado en este foro ya sabemos lo que es ser madre y lo que implica. Otra cosa es que en la sociedad ahora, que es bastante individualista, a veces es difícil de recibir apoyo de familiares, etcétera.
      Y también está el hecho de que son temas que en la sociedad parecen tabúes. No se hablan porque parece que no quieres a tus hijos. Por eso la gente acude a estos foros.
      Vamos que yo creo que todas aquí sabemos lo que implica la maternidad, pero lógicamente a veces se vive en momentos en los que buscas apoyo. Creo que actualmente esas redes sociales a veces es difícil encontrarlas.

    • Creo que aquí todas sabíamos de antemano qué significa e implica ser madre y ninguna está diciendo que no quiera a su hij@ o se arrepienta de tenerl@, se está hablando de sentimientos, de la necesidad que tiene el ser humano de sentirse arropado por sus congéneres, sentirse querido y respetado. No veo donde está ahí el egoísmo del que hablas. Somos madres y también humanas, una puede sentirse sola y también darle todo el amor del mundo a su hijo, educarle bien y darle valores. Son cosas separadas. E incluso, a pesar de haber tenido esos sentimientos, desear ser madre de nuevo aún sabiendo ya lo duro que es.
      Ahora bien, entrar a un foro de éste tipo, que has tenido que buscar específicamente, a hacer un comentario tan negativo a un grupo de mamás recientes, muchas en pleno proceso post parto con todo lo que eso implica. ¿Como lo denominarías?
      A los niños, al enseñarle esos valores de los que hablas, hay que incluirles también la empatía, que es algo sumamente importante para que el mundo sea un lugar mejor.

      Saludos.

      • Qué razón Marinera…..yo creo que esta mujer tiene mucho rencor reprimido. Creo que el decir lo que una siente no va reñido con querer a sus hijos. Y muchas de las que aquí comentamos hemos dejado el trabajo precisamente para ocuparnos de nuestros hijos a tiempo completo, darles lo mejor y no cargar a los abuelos con su cuidado. Pedir apoyo, respeto y comprensión no es lo mismo que pedir que te lo cuiden. Es más, en mi caso no lo he dejado un sólo dia con los abuelos precisamente porque no respetan ni comprenden lo que se les dice..

    • Desde los albores de la humanidad, la crianza de los hijos siempre ha sido una cuestión de “tribu”, y posteriormente, se redujo exclusivamente al núcleo familiar. En estos momentos de nuestra historia en el mundo occidental, a partir del siglo XX, cuando nos encontramos con una mayoría de familias de dos individuos (y a veces, solo uno) haciéndose cargo de su descendencia. Antes de eso, era altamente excepcional.
      Que sí, que a todo nos amoldamos, pero hay conductas sociales, repetidas durante miles de años, que forman parte de nuestro “código genético” y que, aunque las vayamos modificando, también tiene un precio, y es lo que estamos viendo aquí en este foro, por ejemplo. El ser humano es un animal social y conductas tan simples como el bostezo responden a esa convivencia social.
      La crianza nunca ha sido “fácil”, pero ahora lo tenemos bastante más difícil de llevar a nivel psicológico como madres, porque además nunca está exenta de cierta culpa, por las propias demandas de la realidad para subsistir y las necesidades afectivas de nuestros hijos, que son lo prioritario no sólo por una cuestión humana sino para el futuro de la sociedad en su conjunto, aunque para los dirigentes políticos cualquier medida que se tome al respecto no son más que dádivas demagógicas.

    • Decirle a alguien que se siente mal, que ” se debe aguantar porque la vida es así” , es como cuando no te dan el asiento estando embarazada ” porque es tu culpa por abrir las piernas”, o ” si ese bebé no es mío”, o “estás embarazada, no enferma”, etc. Hay un concepto que se maneja actualmente, conocido como VIOLENCIA GINECOLÓGICA, y aunque no lo crean, es la actitud de MARÍA la que hoy en día se ve en muchas clínicas de maternidad y hospitales. Tratar mal a la embarazada o a la nueva madre, como si debiera pagar por el error de haberse convertido en madre. No sólo se trata de no tener empatía, sino de no saber entender. Esto es decir “me vale que te sientas mal, porque yo no me siento mal”. Además me parece enfermo entrar a un blog donde gente busca apoyo, sólamente para darse el tiempo de dejar un mensaje de ataque porque no es la realidad que te tocó vivir, o porque normalizas una realidad que no debiera ser normal: una madre debería poder disfrutar de su maternidad, no pasarlo mal.

  9. Buenos dias chicas!
    La verdad que empezaba a sentirme un bicho raro por mis sentimientos y sensaciones desde hace casi 10 meses en el que nació nuestro regalito Jan.
    Siempre he sido una persona muy cariñosa con mi gente y siempre he velado por ellos en todo momento, de manera que he compartido al máximo la maternidad de mis mejores amigas apoyandolas en cada momento y mimando a sus peques.
    Antes de quedarme embarazada mi marido y yo viviamos en un pueblo grande y con vida, tenia una relacion muy estrecha con mi padre ( con mi hermano y madre hace años la rompí), quedaba con mis amigos, ..
    Al estar embarazada de 3 meses mi padre se portó fatal conmigo y a partir de ahi mi vida empezó a cambiar.. decidimos irmos del piso donde viviamos para evitar verlo y hacerme mas daño a mi misma y nos fuimos a vivir al oueblo de mi marido,un mini pueblo de 600 habitantes donde la mayor parte son gente mayor y la que es de mi edad ya dejan bien claro que tu no eres de este pueblo..
    Mi mejor amiga, una hermana para mi desde hacia 20 años, desde que nació el peque que pasaba de mi y me llegó a montar un cristo recriminandome, a dos semanas de ser madre, que yo habia cambiado (señalando a mi hijo).’jamás me lo esperé de ella porque me he desvivido por ella y por su hijo..
    Me cogi excedencia de 1 año para estar con el peque, y me siento muy afortunada de poderlo hacer!
    Hace meses que me voy sintiendo mas triste, mas sola, mas decepcionada…
    Me he intentado adaptar al nuevo pueblo y no me han dejado la misma gente de aqui, mi padre se ha desentendido de mi y de su nieto ( siempre lo habia cuidado al extremo en sus mejores y peores momentos), mis amigas, a las que siempre he apoiado en su maternidad, casi ni havcen por verme ni preguntarme.. mi suegra solo hace que criticar cada paso que hago con nuestro peque y ahora se dedica a recordarme diariamente que mi hijo esta demasiado “emmarado” y que cuando vuelva a trabajar en junio el peque lo pasara fatal..
    Me siento triste porque yo jamás he dejado de lado a nadie, ni teniendo grandes problemas encima, y sido incondicional para todo el mundo, pero siento y veo queen este punto de mi vida, al ser madre, que es lo mejor de mi vida pero a la vez sigo perdida y con miedos de mi maternidad, la gente no ha sido incondicional conmigo, y encima de no serlo, gente como mi suegra que no ejerce de abuela, se toma la libertad de criticarme a diario y criticar a mi hijo porque no la reconoce.
    Tengo la enorme suerte de contar con un marido excepcional, que es a la par mi mejor amigo y un padrazo, que cambió su trabajo hace unos meses para estar mas tiempo con nosotros.
    Tengo algunas amigas, muchas no madres, que me han apoiado mas que las que sí lo son..
    Hace unos dias con mi marido hemos tomado la decision de irnos de pueblo y buscar piso nuevo en otro que conocemos con mas vida.. empezar de zero allí..
    Tambien he decidido que de momento y hasta que nos mudemos, yo no bajaré ( viven debajo nuestro) a mis suegros a Jan para que lo vean, lo jará mi marido,porque me conozco y me quemaré con mi suegra ..
    Mi marido siempre me dice que la gente es muy egoista e interesada y se mueven por ello, incluso los amigos, cosa de la que me estoy dando cuenta en la,mayoria de ellos.. dice que después de varias decepciones suyas, él ha aprendido a vivir en su burbujita donde estamos yo y el peque que somos quienes realmente le importamos, y los demás si quieren estar bien.y quien no ningun problema..
    Me gustaria saberlo vivir así, de veras que lo estoy intentando, pero me cuesta aceptar que gente a la que jamás he fallado desde hace casi 10 meses no estén aqui..
    Me duele mucho porque estando embarazada me seguia moviendo por todos ellos y por verlos, siendo mami tambien (en la medida que peque me “deja”).. y sí.. puedo decir que me siento sola y muy decepcionada ..

    • Un abrazo grande, Miri. A veces empezar de cero es sanador. Ojalá encontréis un lugar en el que os sintáis mejor.

    • Me toca mucho tu historia, y te diré que la actitud de tu marido es la adecuada si quieres protegerte de más daño, ya que ciertas personas te han mostrado “su verdadera cara”.
      Es verdaderamente triste, especialmente lo de tu amiga de tantos años. A veces uno es tan buena persona, seguramente tú lo eres, que no ves el mal de los demás hasta que les toca “la hora de la verdad”.
      Ojalá encuentres gente que te merece, pero tienes a tus dos tesores, tu hijo y tu marido, refúgiate en ellos, y ojalá puedas superar tu decepción pronto, porque no te merece la pena estar mal por gente que ya te ha demostrado lo que es. Un abrazo.

  10. Desde que soy madre no hago más que entrar en estos blogs de mamas como tú buscando ese apoyo que me falta de mi entorno. Tengo un niño muy demandante que duerme horriblemente mal. Le he dado LME hasta los seis meses, sigo con lactancia materna y alimentación complementaria. Colecho porque despierta mil veces cada noche, duermo una media de cuatro horas. Se pasa media tarde y media noche enganchado a la teta porque si no, no duerme. Estoy reventada, no descanso, estoy de los nervios. No como tranquila, no puedo darme una ducha tranquila ni hacer nada sola porque mi marido trabaja todo el dia y los findes se quedan cortos para todo lo que tiene que hacer. Mi madre le veo una o dos veces por semana según los ánimos, y le tengo que llevar a su nieto que es que lo ve poco. No estamos de acuerdo en nada, con la alimentación es una pelea constante. Ella piensa que si le enchufo un biberón dormirá del tirón y que lo he malacostumbrado a dormir en mis brazos o al pecho, no sabe que colecho. En su casa siempre intenta adueñarse del niño, se había hecho ilusiones de manejarlo a su antojo y le fastidia que el niño solo quiera conmigo cuando se trata de dormir, hasta se lo ha llevado a su cama pero J dice que nanai. Salir de casa también es una pelea, me obliga a meterlo en el coche hiperabrigado y no quiere que lo ate porque le hago daño y le incomoda. Por mucho que le explico no quiere entender, nunca ha sido de entender. Y aunque me echa un pequeño cable intento prescindir de su ayuda porque me exaspera y me agota anímicamente. Mi suegra vive al lado y lleva ocho meses echandome en cara que ve poco a su nieto. Se puso muy pesada y me di cuenta que yo no le importaba lo más mínimo. Que al criar cuatro hijos y verse ahora sola, veia en mi hijo la oportunidad de revivir su maternidad. A veces sentia que quería usurpar mi papel de madre y encima cada vez que venia a casa, además de no escucharme nunca, se desahogaba de sus problemas y no me dejaba descansar, asi que empecé a pasar de ella. Vamos a comer una vez por semana y el niño no la reconoce, y eso le molesta sobremanera. Todavía se sorprende que cuando lo coje, J sepa que no es su madre y pida que lo coja yo, que me reconozca. Por favor…..lleva ocho meses conmigo dia y noche, es un bebé, pero no es tonto. A ella la ve un rato por semana, cómo pretende engañarla? Me está demandando verlo más y salir de paseo con nosotros y no quiero la verdad, necesito ayuda pero no esa ayuda. Mi marido no lo entiende, piensa que le tengo mania pero es que la conozco, le das la mano y te coge el brazo. Su vida gira entorno a los nietos que viven fuera y no quiero que se enganche de esa forma a mi hijo. A veces el único momento relajante que tengo es darme ese paseo con el y si tengo que cargar con mi suegra no quiero. Y la conozco, si nos acompaña un dia ahi la tengo clavada todos los dias. Estoy en un dilema, necesito ayuda pero me da mucho reparo contar con ella y que luego no quiera soltar a mi hijo, es muyyyy pesada.

    • Es muy complicado cambiar a nadie su forma de pensar y ver las cosas, y creo que cuanto más mayores somos, más se complica. Las relaciones madre e hija después de la maternidad creo que muchas veces se resienten precisamente por lo diferente que abordamos las cosas unas y otras. En mi caso ha sido brutal el distanciamiento; y veo complicado un acercamiento. Aunque ahora no lo veas, todo se va suavizando según van creciendo. Un abrazo.

      • Gracias Marujismo, esto va por días y por rachas, cuando estoy más descansada las tolero más y cuando estoy más plof las tolero menos. Esta semana salí un dia de paseo tras intentar en vano que mi hijo se durmiera la siesta. Fue salir por la puerta y encontrarme a mi suegra que cómo no, nos quiso acompañar. Mi objetivo era que el niño durmiera de paseo pero con su abuela hablándole y haciéndole gestos todo el camino imposible. Cuando estábamos de vuelta, le recrimina al niño que hay que ver lo difícil que es para dormir y no pude resistirme, le respondí: hombre, si le hubieras dejado tal vez hubiera conseguido dormir…..porque estuvo apunto varias veces pero a esta señora no le entra que a la mínima despierta y hay que dejarle tranquilo. Al día siguiente fui donde mis padres y bueno mi madre llorando que vamos poco etc. Así que también tuve que lidiar con ella. Yo la verdad esta parte no me la imaginaba, es decir, que los abuelos se iban a poner tan pesados. Y si estuviera descansada lo llevaria de otra forma pero se me hace muy cuesta arriba.

        • Hola MAMADEMALHUMOR, eso de la LME no siempre resulta, al principio parece una idea bellísima pero si no es color de rosas entonces hay que dar paso a uno que otro biberón de fórmula. Además comentas que tu bebé tiene ocho meses, ya hace dos meses debería estar también con alimentación complementaria. No sabes lo bien que se le ajustan los horarios. La mía tiene casi diez meses y voy intercalando pecho, fórmula y alimentos y tiene horarios casi igual a los míos, me permite dormir de corrido de noche y durante el día hace tres siestas que me permiten ducharme, comer y hacer cosas en la casa. Yo mejor es que tengo energía para jugar con ella y estimularla.

  11. Os leo y me siento muy identificada, se me humedecen los ojos al leer vuestras historias. Estamos todas unidas por esa soledad.
    En mi caso tengo mellizos de 5 años, el padre trabaja fuera parte de la semana y además tiene muy poca paciencia para todo desde que los niños fueron creciendo porque no le dejan crecer profesionalmente; nunca hubo nadie que nos apoyara en nada (mi familia no vive aquí y la de él son todos mayores y pasan de todo), así que después del primer mes de permiso paterno me las tuve que apañar como pude yo sola con dos bebés. Algunos días estaba que mordía y encima me daba aún más rabia tener que “contenerme” porque mi marido me reprochaba si le contestaba mal.
    Salir de paseo con los niños de pequeños siempre fue un rollo porque entre lo cansada que estaba (y estoy) y el montaje que había que hacer para sacarlos me tiraba para atrás. Además que cualquier aire les ponía enfermos. Ya algo más mayores cuando entraron al cole (porque no los llevé a la guardería para que se criaran felices conmigo en esa primera etapa, tomaran su pecho etc) no pararon de enfermar y era tener medio mes esclavizado todos los meses otra vez más, entre uno y otro que se contagiaban constantemente. Después por suerte pararon de enfermar tanto. Entre la casa y los niños aún hoy en día es un rollo, porque mi marido encima demanda que las cosas sean a su manera.

    Yo quiero ponerme a estudiar algo porque ya llevo varios años sin trabajar y estoy oxidada y desactualizada, pero mi cabeza no da para más. No tengo un abrazo amigo y comprensivo, ni siquiera el de mi marido, que algo me escucha pero es como los nñios, siempre me demanda. Hace poco conocí a alguien que creí que podía ser una buena amistad, pero fue frustrante saber que lo suyo era sólo cordialidad y así que me veo muy sola sin ningún hombro en el apoyarme. Con las madres del cole hablo algo, pero cosas triviales, no me siento con confianza con ninguna en especial, no para estas cosas, porque ni siquiera da para tanto para otras. Soy un poco distinta y la gente tampoco parece querer tener mucho rollo conmigo.
    En resumen, que mi vida apesta, no era así anteriormente, y la maternidad parece que me ha reducido a eso, a ser sólo una madre, ya no más ni mujer ni persona.

    • Hola Shana, leo lo que dices y me preguntó si podrías empezar a estudiar algo. Igual también puedes hablar EN SERIO con tu marido de tus expectativas hacia él, hacia tu formación… Por lo que hablas, no hay mucho equilibrio entre ambos. Igual él puede rebajar sus expectativas laborales para que tú ideas prosperar. No sé igual me estoy metiendo donde no me llaman…
      Que vaya todo bien
      Un abrazo

      • Isa, muchas gracias por tus palabras, este curso que viene me voy a apuntar a algo, aunque sea por módulos, y ojalá aunque sea poco, pueda ir sacando algo, aunque ahora lo vea casi imposible. Con mi marido lo dejo por imposible, hablar con él sirve para los siguientes minutos/horas/días y poco más, me da la razón como a los locos pero luego todo vuelve a girar “alrededor de él”, como siempre. Le dije de ir a hacer terapia de pareja (porque a mí poco caso me hace) y ni con esas, en realidad él no quiere cambiar ni quiere que las cosas cambien, me tiene mejor como una ama de casa de los años 50. Si hubiera sabido dónde me metía (porque no parecía ser así antes), no estaría desdichada y con 2 hijos. En fin. Gracias!

    • Hola, Shana, siento mucho leerte, pero no creo que tu vida “apeste” ni que la maternidad tenga la “culpa” de ello, sino las circunstancias en las que acabamos viviendo nuestra maternidad: los escasos apoyos sociales, económicos y familiares, el desprecio hacia la labor del cuidador, el menosprecio hacia la crianza que es el pan nuestro de cada día. Es normal que estés cansada, harta, malhumorada y que te sientas tan incomprendida. Solo puede decirte que entiendo esa sensación, y que pasará antes de los que piensas. Ojalá todo fuera más sencillo. Un abrazo y mucho ánimo.

      • Hola Diana, ya van 5 años que no son pocos a estas edades, me estoy planteando seriamente si no deberia ir al psiquiatra y que me de algo por lo menos para estar apática y no darle tantas vueltas a las cosas, ya que no parecen tener mucha solución.
        Antes de ser madre tenía una vida plena, mi marido no parecía un cavernícola y hasta hacíamos cosas juntos (ahora cuando los niños duermen aprovechamos para hacer nuestras cosas o simplemente. Creo que es lo que más se ha resentido con los niños (la relación de pareja) y justamente por eso veo un gran vacío y falta de apoyo (además de que cada vez que dejo a los niños con mi marido, aunque sea para salir a tomar un poco de aire muy de vez en cuando, siento que le estoy haciendo una putada). Muchas gracias por los ánimos, saludos

  12. Pues así me siento yo. Mas de un año mi pequeño, he vuelvo al trabajo y no me encuentro. Ya no soy lo que era antes, soy otra, que no me termina de gustar, una poco interesante, con poco tiempo, pocas ganas de relacionarse. Además rodeada de gente 10 años más chicas, sin hijos. Y mis amigas con hijos están en su mundo, que sera lo normal. Con mi marido bien. Pero no es lo mismo. Todos están muy ocupados, ya nadie pregunta como estamos. Las redes sociales que tan cerca nos pone, tanto nos distancian. Yo hablo con mi familia, pero no es lo mismo que poder interactuar con pares.
    Hay días nas fáciles y otros mas difíciles, hoy es de los segundos. Leerte me hace sentir menos sola.

    • Mucho ánimo, Adriana, a veces solo con sentirse comprendida parece que se siente una menos sola. Abrazo grande.

  13. Hola, soy mama de una nena de 1 Anito y mientras leía tu blog los ojos se me llenaban de lágrimas pareciera q lo hubiera escrito yo, mi historia es prácticamente igual mi marido trabaja 12 horas fuera de casa su familia vive fuera y la mía todavía peor pq la tengo pero como si no la tuviera la relación es totalmente nula y así paso mis días y vivo mi maternidad en soledad y cuando digo en soledad creedme q es así totalmente sola, nunca imagine q seria así total hasta q no eres madre no te das cuenta de lo q eso supone, ese ser al q tanto amas pero q depende tanto de ti para todo y a veces tu no sabes x donde empezar cuando supe q seria madre pensé mira nunca mas volveré a estar sola y en cierta manera es así pero a veces te hace falta q alguien te aconseje te de un poco de paz cuando estas aturullada ante tanta novedad y aprendizaje como es el ser mama o simplemente q te abracen y te digan aquí estoy para escucharte pero no todas tenemos eso y así es mi historia lo único q quiero es ver crecer a mi princesa y criarla de la manera mas feliz posible, algún día todo esto pasara pq nada es para siempre y no nos sentiremos tan solas eso seguro un abrazo para todas las mamas q están en esta situación y gracias por leerme…..

    • Hola!! Como puedes comprobar es algo muy común el sentirse sola. Pero tengo una gran noticia para ti!!! Como bien dices todo pasará. Supongo que al tener tu niña 1 año, pues te sientes que en ocasiones hay silencio, necesitas un adulto con quien comentar , compartir….. Conforme tu hija vaya creciendo, te irás sintiendo mejor y aprenderás a aceptar que los demás no aprovechen ese tiempo para compartirlo con tu hija y verle crecer, ellos se lo pierden.
      Mi hija tiene 3 años , y pasamos nuestros días a la espera de que llegue papá, pero ahora la cosa fluye mejor ya que hay que ir al parque etc. Ánimo y todo pasa !!Un gran abrazo virtual

      • Hola Paula gracias por tu comentario, la verdad q si yo ya pienso de esa manera ellos se lo pierden hay días mejores y peores pero cada vez me encuentro mas fuerte frente a mi situación total me pongo a pensar y lo q mas me importa en la vida es mi niña y es de quien no me tengo q separar jamas así q a tirar para adelante sea como sea gracias a todas por leerme y un fuerte abrazo.

      • Hola!! Soy mama soltera, puesto no me he casado y mi pareja parece no aceptar aún que seremos papás. Tengo 3 meses, los cambios de humor, las náuseas, el estrés del trabajo, me está matando. No poderle decir a nadie como me siento, que mi pareja no me escuche, es triste, que esta vez no pueda ser tan independiente y no contar con nadie, para las citas, las idas al doctor, comprar las medicinas, los mandados. No tengo donde dormir y duermo en un sofá, no me alimento bien porque no me da tiempo saliendo del trabajo y ultimamente ha hecho un frío horrible que me enfermé. Me siento muy sola. Lloro todos los días y no quiero que el bebé sienta lo que yo.

        • Carmen, te mando muchísima fuerza. Espero que tu situación mejore pronto. Aunque sea un poquito.
          He tenido momentos de sentirme muy mal y aún todavía me pasa.
          Pero si te sirve de consuelo veo que las cosas van mejorando un poquito.
          Espero que a ti te pase pronto eso también.
          No te preocupes por el bebé que seguramente está muy bien, ahí calentito.

          Un abrazo.

        • Animo Carmen todo pasara ahora tienes q ser fuerte y cuidarte todo lo q puedas ya q no lo hacen los demás hazlo tu x ti y x la criatura q esta x venir aunque no lo creas cuando veas su carita te darás cuenta q todo a merecido.la.pena y aunke tengas días de bajón sacaras fuerzas de donde no las hay y te ayudara a seguir adelante al final eso es.lo mas bonito q tenemos….nuestros hij@s un fuertisimo abrazo y muchísima fuerza.

        • Carmen guapa mucho ánimo.
          Yo me vi en una situación similar y créeme se sale muy reforzada. Hoy soy muy feliz y estoy segura de que tú lo serás. Cuéntanos cómo estás por favor.

    • Abrazo enorme, como te dice Paula, todo pasa, aunque es difícil verlo en el momento que peor estás. Te mando un gran abrazo y ánimo.

      • ¡Hay que ver Diana!! Este post tuyo ayuda a muchísimas mujeres a entender esta fase. Es de gran ayuda.

    • Hola super mama. Decirte que estoy en tu misma situacion, y el mensaje q has escrito lo podriahaber escrito yo….Como todas dicen, se agradece mucho este tipo de articulos y mensajes, no todas tenemos apoyo cerca y por esta via tambien es util!
      Asi que mucho animo para ti y todas, buscad posibles soluciones que les ayuden a descargarse aunque sea un poquito…
      Y aqui estoy por si necesitan compartir o simplemente charlar y sentir un poco menos de soledad 🙂 un besote super mamis!!

  14. Aquí mamá de un niño de ya tres años, que sigue dedicada a sus labores de madre sola desde el día en que nació, Ya que entonces no existía ese mes de paternidad, y el padre tiene dos trabajos fijos (que solo le dejan libres los domingos)… Así que yo llegué a mi casa muy confundida asustada y dolorida, 4 días después de una cesárea y con un niño en mis brazos…. Y aquí sigo 3 años después …. Sola en casa, ahora con la tranquilidad de las mañanas que está en el cole , pero…. Al no tener esa red familiar de apoyo y al no encontrar ningún trabajo que me concilie (tuve uno de turno de mañana que perdí por un mes lleno de enfermedades varias del niño), además no tengo carnet de conducir, y al no tener trabajo y vivir económicamente justos tampoco tengo como sacarlo….. Pues me siento generalmente sola y sin salida.
    Adoro a mi hijo, adoro ser madre y me ha dado los mejores momentos de mi vida, y no, no me arrepiento. Pero si que es verdad que nunca pensé que sería tan difícil y que me sentiría tan sola.
    Un abrazo a tod@s
    Y mucho ánimo

  15. He leído todos sus comentarios muy atentamente y m doy cuenta que somos tantas más que pasamos por la o mismo… la soledad que vivimos día a día en la crianza de nuestros bebes. Todos continúan con sus vidas pero uno se detiene y miras a tu alrededor y no hay nadie, nadie que diga necesitará darse una ducha? Necesitará dormir un poco?
    Yo tengo la ayuda de mi madre, mi marido coopera pero trabaja fuera de casa todo el día, amigos ni hablar, familia de mi esposo cero aporte sólo quieren estar para las fotos y celebraciones
    De hecho la madre de mi esposo no quiso cuidar a mi hija para cuando yo tenga que salir a trabajar
    He barajado un montón de ideas para no tener que volver al trabajo y poder quedarme en casa con mi bebe un tiempo más pero no se puede y en unos meses tendré que dejarla al cuidado de otra persona y eso me tiene muy mal se me parte el corazón

    • Hola, yo tengo dos minas de 2 años y 2 meses, respectivamente. Tengo la suerte
      de tener el apoyo de mi madre, de mi marido y de mis suegros.
      Pero sí me pasa lo que decís vosotras de tener momentos de soledad.
      Lo que veo es que si te quieres juntar con otras madres ha de ser en actividades de pago. Cuando en realidad debería ser tan simple como bajar a un parque y encontrártelas cada día. Pero bueno, es lo que alguna dicho ya: es el precio de la sociedad individualista que hay ahora.
      Mucho ánimo a todas. Tened paciencia que seguro que esto mejorará.
      Un abrazo!

  16. Hola y enhorabuena a todas las mamis. Yo acabo de ser madre por segunda vez hace dos meses. La mayor tiene dos años y medio, y parece que fue ayer. He estado de excedencia cuidando de ella y ahora la alargare para cuidar de la pequeña. Es una decision muy meditada…pero hay momentos en que me desborda este sentimiento de soledad del que todas hablamos y compartimos. Deberiamos sentirnos felices por poder cuidar de ellos y encima nos ponemos mas presion cuando nos sentimos desbordadas y con la necesidad de desconexion como si fueramos malas madres. Y que decir de la incomprension de nuestra pareja sobre este sentimiento de soledad cuando ellos ven que estamos todo el dia acompañadas de nuestros bebitos.
    Mucha fuerza a todas las madres. !!!

    • Yo estoy embarazada y me siento muy sola. Acostumbrada a un ritmo de trabajo que apenas me dejaba tiempo para pensar, me doy cuenta de que cada uno va a su bola y ni amigos ni familia más allá de los propios padres. No me llama prácticamente nadie para siquiera preguntar ¿cómo estás? Los que tienen hijos, muy ocupados, los que no, también y con planes que no suelen incluirte. Quizás sea egocéntrica pero pensaba que en el embarazo la gente se preocupaba por ti, intentaba “cuidarte” y hacía por verte. Nada más lejos de la realidad. Físicamente tampoco estás igual y al menos yo no puedo hacer los mismos “hobbies” con lo que me da la impresión de estar “perdiendo” el tiempo. Recomiendo aguantar lo máximo sin la baja, el yoga para embarazadas o cualquier otra actividad que puedas hacer (cenas, cine, teatro…) A mí es lo que me salva porque los ¿amigos? no los encuentro de forma “regular”. Un abrazo mamás!

      • Nina a mi me pasó lo mismo cuando me quedé embarazada, incluso mis amigas mamis me decian “ahora toca que te cuidemos nosotras a ti como tu has hecho con nosotras”..aun estoy esperando..
        Mucho ánimo preciosa y, aunque no nos conozcamos, aquí estoy para lo que necesites!! Espero que estés bien!! 🙂

    • Yo me siento absolutamente sola. Mi marido trabaja mil horas diarias y mis suegros solo quieren ver al bebe cuando les va bien. Ademas, solo quieren ver al bebe, como si yo fuese invisible.Hay dias que hasta las 7 de la tarde solo he hablado con mi niña de 6 meses. Todo el mundo esta ocupadisimo, hace 2 sem mi marido se fue por trabajo a Alemania y justo esos dias tuve lumbagia, pues se lo conte a un par de ‘ amigas’ por wasap y me desearon una pronta recuperacion, de cuidarme al bebe 2 horas ni hablar…

  17. yo tengo una niña de 12 y un niño de año y medio y he vivido sola desde que nacio mi hijo porque su padre por circunstancias de la vida ingreso en prision.
    Paso todo el dia ; todos los dias sola con el niño ; y es muy muy movido hay dias que lo llevo mejor otros me siento mal porque siento que no doi a basto con todo …con tener a la semana una hora para mi ya me sentiria mucho mejor…yo opino que tener hijos es algo maravilloso pero en mi caso mi familia y amigos han sido egoistas y se han olvidado de mi y mis hijos en este momento tan dificil…pienso que la sociedad en general se esta volviendo muy egoista y superficial y dan prioridad a todo menos las cosas importantes de la vida como estar ahi para sus seres queridos por eso solo por eso es dificil la maternidad.

    • Te entiendo completamente, Marta. Pienso que no siempre es así, hay gente con grandes apoyos, pero es cierto que es muy habitual que estemos tan solas y sin apoyo de ningún tipo por parte de la familia. Las redes de apoyo familiar se han esfumado y ha quedado un hueco enorme. Te mando un abrazo enorme y aunque no es consuelo, todo pasa, de verdad. Y las cosas mejoran. Aunque ese sentimiento de soledad creo que va ya asociado para siempre con la sociedad individualista que hemos creado.

  18. Leo este artículo hoy, sábado casi las 12 de la noche luego de más de 12 horas sola con dos criaturas, C de 3 años y M de 10 meses . Incluida e identificada con esta realidad que describes y que me cala hasta los huesos…..su padre se bajo el barco hace 7 meses, a vivir la vida, aún en pleno puerperio me pasa esto criar en soledad y sola…… jamás pensé fuera tan agotador tan desolador tan triste porque lo que tiene en el fondo es justamente eso tristeza mezclada con miedo. No tengo familia acá tampoco y con la paterna el vínculo es cero tb, más cuando han decidido legitimarlo…..
    no se espero algún día poder contarlo y compartirlo con más alegría que la que ahora mismo tengo, aveces me siento más muerta que viva y es injusto, sobretodo para ellos, que recién comienzan a vivir. Un abrazo gracias x tus palabras y a seguir…..

    • Ufff… Te mando un abrazo enorme. Entiendo lo duro que es lo que estás pasando y cómo debes sentirte. No sé si podrías o te apetecería buscar algún grupo de mamás cerca de tu casa con las que poder compartir esta carga tan pesada. Ojalá encuentres la manera de que todo mejore. Un beso enorme.

    • Veo que de éste comentario tan duro que escribiste han pasado unos meses,espero que estés mucho mejor.Te mando fuerza!!

    • Hola, di a luz hace unas seis semanas a mi 2da hija. Mañana mi marido vuelve a empezar a trabajar. Y yo me quedaré en casa cuidando de la pequeña hasta septiembre del año que viene, momento en el que volveré a trabajar.

      Por suerte encuentro este blog.
      Espero que este año me vaya bien. Que los días se me van a hacer muy largos.

  19. Que buen articulo… Mi pequeño bebe tiene tan solo 3 meses, y a pesar de que es todo para mi,lo amo con mi vida,siento que nunca antes me había sentido tan sola como ahora..sola en él sentido de pareja( él hace su vida como siempre,nada cambio para él) sola en la amistad y familia .Avces siento que solo tengo a mi bebe y él a mi…

    • Mucho ánimo Tere. Los primeros meses son difíciles, especialmente cuando estás sola 🙁 Empatizo mucho contigo. Aunque ahora no lo veas, poco a poco cambiará y todo será un poquito más fácil, de verdad. Un abrazo enorme.

    • Mi hijo cumplió 3 años hace 2 días. Y me siento sola. Cómo que se le tren sigue para todos y yo quede afuera. Mi marifo y yo trabajamos. Pero yo soy la que siempre posterga sus necesidades personales de ver alguna amiga o de ir a hacer algo que me gusta. Solo puedo pedir que me cuiden al gordo para ir al doctor y es toda una organización. Es difícil

  20. Me siento muy identificada con este artículo. En mi caso llevo tres años, contando desde el embarazo de mi pequeña en soledad. Aunque, mucho más desde que nació, ya que por lo menos contaba con la atención de mis compañeros de trabajo durante mi embarazo. En mi país, solo eran tres meses y medio de licencia de maternidad,por lo que decidí renunciar para quedarme en casa cuidando a mi bebé. Sin embargo, el primer año de mi bebe logré trabajar desde la casa y contraté a una sobrina para que me colaborara. Pero fue la experiencia más estresante que he vivido en mi vida. Mi sobrina hacia las cosas de mala gana y terminaba haciendo de todo para no pelear con ella. Hasta que decidí finalmente, quedarme sola y sin trabajo para dedicarme por completo a mi bebé. Y definitivamente, me quité mucha presión de encima. Pero, me he sentido tan sola, mi esposo viaja mucho, y las pocas veces que estaba en casa no era muy amable( aunque después de varias conversaciones he logrado que mejore en este aspecto y que colabore mas). Mis padres viven lejos y la única familia cercana que tengo es una prima, pero me cuesta pedirle mucho ayuda, ya que es una persona muy conflictiva y una cuñada que da muchos consejos, quien el día que nació mi niña me trató muy mal porque según ella no sabía dar pecho. Así que he vivido una maternidad muy sola y deprimida, aunque trato de darme ánimo viendo los avances de mi niña, quien ya tiene 2 años y 6meses y ya va a entrar al jardín. Y espero tener un poco más de tiempo para cuidar de mis salud y de mis anhelos,lo cual he tenido que retrasar al estar tiempo completo cuidando de mi bebe.

    • Mucho ánimo. Gigi. Entiendo perfectamente de lo que hablas. Muchas veces cuesta pedir ayuda porque las opciones que tenemos alrededor tampoco son buenas. O porque nos da cosa. O porque no queremos molestar. ¿Dónde está mi tribu? Que decía Carolina del Olmo. Un abrazo grande.

  21. Mira que he leído veces este artículo.En momentos de bajón .
    2 años y 8 meses han pasado desde que nació mi hija y el sentimiento de soledad no se marcha. Por parte de mis padres tampoco tengo relación con ellos , me pasa como a ti Diana, que ves el trato recibido por su parte y te alejas más, a esto se le añade que no vivimos cerca. Y por parte de la familia de mi marido, siempre nos hemos llevado muy bien, pero la falta de empatía es enorme, falta de empatía hacia la pequeña y hacia nosotros.

    Paso muchísimo tiempo sola, crianza 24 horas 7 días a la semana, dejé de trabajar ya que el modelo de crianza que tenemos alrededor no son los más respetuosos hacia nuestra hija, así que decidimos hacerlo nosotros. Nadie nos acompaña al parque , ni una ducha sola me puedo dar, nada. Cuando hablamos de Disciplina Respetuosa, Crianza con Apego y respetuosa, las caras que nos responden son de indiferencia.
    Así que después de llorar mucho ayer y desahogarme con mi chico, al tener que salir de una reunión del colegio al que irá mi hija, porque ella se aburría y como es normal no paraba, al no poder contar con nadie que me ayude en esas situaciones, o familiares que te dicen que sí que irán y luego siempre pasa algo y no aparecen, el sentimiento de soledad es enorme. Puntualizar que mi chico trabaja y él en esto no puede ayudarme salvo escuchándome, que es lo que hace.
    Para colmo, si hablo de esto, seguramente soy una exagerada, no pido ayuda o es que quiero acaparar todo el tiempo de la pequeña para mí.
    Gracias Diana por tus palabras, porque parece que salgan de mi boca.
    Un millón de Gracias por estar ahí y existir este blog.

    • Ay, Paula… De exagerada nada. Es muy duro lo que cuentas porque como siempre dice Bei de Tigriteando “los días son muy largos” y cuando estamos solas la soledad nos come. Para mí fue una etapa muy dura. Ahora con Leo es distinto porque estamos Adrián y yo con él. Es distinto, pero tampoco es fácil trabajar así, la verdad. Diría que nunca me había resultado algo tan complicado como criar de esta manera. Al final siento que hago todo a medias… Y echo en falta manos por parte de unos abuelos que desde la distancia en Valencia se preocupan más del cuándo vamos nosotros que de venir a echar un cable. O unos abuelos a 20 kilómetros de los que mejor no te cuento. Solo te diré que mi hermano ni siquiera conoce a su sobrino y vive a cuatro paradas de metro. Es duro. Durísimo. Así que te entiendo infinito de principio a fin. Gracias a ti por contarlo, lo visibilizar, por compartir. Te mando un abrazo grande.

      • ´Me has respondido en el día de mi cumpleaños y tus palabras caen como un regalo, de verdad. Mis padres tampoco conocen a mi niña, Alma, pero es que tampoco me apetece que la conozcan. En fin , es muy duro, pero merece la pena hacerlo como lo estamos haciendo, creo que somos Mamás y Papás rompedores, ya que hemos querido romper con esos tradicionalismos , malos hábitos y comportamientos hacia los niños.
        Nadie dijo que este camino iba a ser fácil, al menos en mi caso, cuento con blogs como el tuyo y el de Adrián, también el de Bei, Papá llega tarde y Cristina madre y autónoma, entre muchos otros.Siempre pienso, podríamos vivir más cerca los unos de los otros y hacer la tan ansiada tribu.
        Un abrazo muy grande

    • Qué bien que los comentarios sigan activos.
      Mi maternidad es solitaria en principio podria justificarse por que vivo en el extranjero y la familia y amigos están lejos.
      Pero eso sólo es la excusa para ellos, por que para mi, en el siglo en el que vivimos, las distancias son más cortas y las comunicaciones fáciles, variadas y algunas gratis..pero claro, no estás en su rutina y por tanto casi no existes.Tenerte presente es un esfuerzo supongo grande..en fin esto ya está comentado.
      Lo que es flipante también para mi, es la gente que vas encontrando por el camino durante tu aventura de expatriado, gente con la que entablas algún tipo de relación, te ayudas, te interesas por sus vidas durante largo tiempo.. pero cuándo te quedas embarazada, zas..ahí empiezas a dejar de existir poco a poco y cuándo ya tienes a tu bebé, entonces la visita de rigor y si te he visto no me acuerdo..empatia cero, ya no queda rastro de ellos, ni por teléfono (he deducido que lo de hablar por teléfono debe ser old fashion..) ni whatsapp, ni otro medio..a no ser, si, a no ser qué necesiten algo de ti, entonces no hay ningún obstáculo..y una vez conseguido..si te he visto..
      Otra panda digna de mención, es esa gente, mamás que te vas encontrando en tu viaje por la maternidad, con las compartes unas clases, una charla, un algo.., tus bebés son casi de la misma edad, vivís relativamente cerca..añadida la condición de expatriadas también y a las que propones quedar para una simple vuelta en el parque, algo que no requiere intimidar mucho y como respuesta te dan toda clase de excusas baratas, las más educadas..otras ni contestan..y luego las ves solas paseando..¿?
      No sé, me da por pensar, este mundo egoista y solitario, sin tribu, sin empatia, en el que pretendemos que nuestros hijos crezcan..yo he dejado de entenderlo, me siento extraña, bicho raro

  22. Pingback: Madresfera
  23. Hola!!
    He llegado aquí por casualidad (noche de insomnio) buscando algún foro o grupo de mamás en mi situación para poder charlar… Me consuela ver qué no soy la única, que nos pasa a muchas ésto, lo que lo hace aún más triste.
    Tengo un bebé de 3 meses y es lo más maravilloso del mundo, pero también difícil y solitario. No tengo a nadie que me ayude, no puedo contar con la familia y menos con mi madre. Me he sentido muy identificada contigo en eso de que ser madre me ha hecho alejarme más de la mía, por su forma de educarnos, yo no quiero eso ni por asomo para mi hijo. Mi marido trabaja muchas horas y pasa algunas noches fuera, y estamos solos, pasan los días y no hablo con nadie más que con mi bebé… nadie me pregunta qué tal estoy. La casa se me cae encima . .. Gracias por escribir esto que nadie te cuenta. Al menos se que no es que yo me esté volviendo loca o que exagere. Nos pasa a muchas y lo natural sería unirnos para llevarlo mejor. Que difícil es todo.

    Un saludo.

    • Muchas gracias a ti por contar tu historia, siempre es fantástico encontrar personas con las que sentirse identificada; aunque sea en algo que no es bonito como nos gustaría. La verdad es que es duro, y hasta que no lo vives no sabes lo que es. Te mando muchísimo ánimo; y sé que no es consuelo ninguno pero todo pasa y después todo mejora. Pese a esa soledad de la que hablas, cuando van creciendo la cosa cambia.
      Para mi lo que no ha cambiado es la relación con mi madre que sigue siendo bastante “corta”, diría que incluso ha empeorado y todos los acontecimientos me han separado más de ella. Es muy complicado y se sufre mucho. Un abrazo enorme, ojalá todo mejore.

    • Sola al despertar, sola durante la mañana,en la compra, en los quehaceres diarios, sola para almorzar, para acunar a mi bebé en la siesta, sola a media tarde, al bañarlo, al querer que se duerma después del bibi de la cena, sola hasta que él llega y sola también cuando ya está.
      Sola en cuerpo y en alma, sola al recordar tener una familia resquebrajada y rota que no se da cuenta de que los necesito, sola de añorar amistades que un día fueron fieles a mi esencia, sola dia tras día, semana tras semana, mes a mes mientras intento que mi bebé no note nada, sola en los momentos que creo necesitar ayuda, sola en los momentos que ni por asomo la quiero, sola cuando pienso que soy fuerte y puedo, sola cuando lloro desconsoladamente, sola cuando creo volverme loca y sola cuando mi pequeño me sonríe y balbucea buscando mi cariño. Disfruto de ti mientras me pierdo en mi, en este día a día que me deja a ratos eufórica y a ratos derrotada.
      Esta es mi maternidad.

      • Parece que lo hubiera escrito yo, por Dios!
        Animo Ana Belén es difícil lo sé.
        Te abrazo desde acá.

      • Ana Belen, lo que escribiste me emocionó muchisimo. Es así como me siento yo con mi bebé de casi 2 meses. Gracias por compartirlo. Animo y sigamos adelante. Un abrazo

      • Hola así me siento yo tantos y tantos días, mi pregunta después de un año y pico q escribiste eso es como sigues a día de hoy, no se si me responderás pero me gustaría saberlo, compartir con alguien como me siento y sentir ese consuelo, gracias por compartir

  24. Uff! Busqué en Google: “maternidad – soledad ” y al rato encontré esto. Gracias Internet! Gracias a vos por escribir. Me siento tal cual . Mi beba tiene 5 meses y mi marido trabaja y a veces no duerme en casa. Solo tengo a mi mamá cerca que viene 1 vez x semana. Vivo alejado del centro y el clima no ayuda a salir. Los amigos siguen en la suya… es entendible… tengo un grupo de w. Pero a veces no puedo escribir y además no me siento muy cómoda. No son mis amigos de siempre. En fin. Me da culpa querer volver a trabajar… pero es una opción para socializar un poco. Total son pocas hs. Gracias. Besos

    • Gracias a ti Lucía por contar tu experiencia. Siento mucho que te encuentres en esta situación porque ninguna mamá debería pasar por ello 🙁 Te mando un abrazo enorme y mucho ánimo.

  25. Hola buenas! Menos mal que existe Internet y post cómo este que te hacen ver que no eres rara ni una mala madre.
    Yo tengo 28 años y fui mami hace 5 meses y medio, por un lado los 5 meses y medio más maravillosos de mi vida y por otro los más terroríficos…….no por mi bebé que no ha dado un excesivo trabajo la verdad, ni por una supuesta incomprensión por parte de mi pareja que lo hace todo lo mejor que puede…..sino por esa soledad y esa red de apoyo de la que hablas.
    Supuestamente tenia muchos amigos, amigos que creo que ya no se acuerdan que sigo viva o que existo si quiera, los veo en redes sociales y haciendo plan tras plan y veo que nunca se acuerdan de mi, de mandar un triste mensaje o una triste llamada, a coincidido que alguna amiga a empezado una relación amorosa poco después de quedarme embarazada, me acompañaron durante el embarazo pero después PUF!!!! se volatirizaron, conozco esa etapa romántica por la que pasan (yo también he estado ahi) pero HOLA? ya no llaman ni para contar sus propias penas.
    Mi red familiar se reduce a mi hermana y mi madre, el resto de las mujeres de mi familia se han dedicado un poco a darme lecciones de maternidad las cuales nunca pedí ni realmente necesitaba, o en el caso de primas a criticar lo irascible e inaguantable que estuve durante el embarazo (claro es que personalmente pedí esa revolución hormonal para experimentar, oye pues porque si porque hay que experimentar 😒) además no se si bien o mal por mi parte acostumbré a llevar a mi niña a las casas en vez que la gente pusiera algo de su parte y se esforzara un poquitin por venir a verla.
    Mi familia política consta de 2 cuñadas y 1 suegra…..ninguna es mala la verdad, he tenido suerte…….pero cuando les da les da! Como a mi suegra que se queja que no ve a mi hija pero no hace nada por verla……las pocas veces que haya venido a mi casa he deshecho planes propios para que mi hija disfrute de su abuela, pero claro si no soy yo (no su hijo) la que se mueve por llevarsela (la tienen acostumbrada a eso, a llevarle los nietos a casa) soy mala, no puede entender que ella está prejubilada, vale que se ocupa de otra nieta de 7 años, que su hijo trabaja alrededor de 14 horas diarias y esta cansado, y un largo etc…que ella tiene más tiempo para moverse y libertad de horas…..no! Somos malos porque ella ve poco a su nieta y se alegra mucho que otra nieta que esta de camino viva más cerquita suya que nosotras, por lo que la va a tener al ladito…….así que, bueno se que hay situaciones peores y mucho más dramáticas que la mía, pero como ésta la vivo yo, sinceramente me desborda, me desquicia y me hace de sentirme realmente sola, y plantearme que hubiera sido de mi vida si mi preciosa bebé no hubiera nacido…..

    • Ay Esmeralda 🙁 Cuentas lo de tu suegra y veo claramente a mi madre. Apenas tengo relación con ella; desde que nació Mara, menos. Decía Carlos González que la m/paternidad te une o te separa de tus padres y, si bien, nunca he tenido una buena relación con ellos desde que nació menos aún porque a través de mi hija he visto aún más claro lo mal que me han tratado siempre (castigos, golpes, me ha ridiculizado, etc.). Y tampoco quiero eso para mis hijos. Apenas les vemos, además yo trabajo en casa, me ocupo de Mara y me faltan horas en el día ni para darme una ducha… y mi madre tampoco hace nada por venir. Así que bueno. Supongo que también soy malísima por no llevarle a la niña a la puerta de su casa pero ni puedo ni, sinceramente, me apetece.
      Habrá situaciones más dramáticas como dices, desde luego, pero cada uno sufrimos las nuestras a nuestra manera. No te culpes por eso, por favor. Te mando un abrazo enorme y muchísimo ánimo. Gracias por haber llegado hasta este post y hacerme sentir a mi más acompañada. Un abrazo.

      • No, gracias a ti por haber estado aquí, si no hubieras estado no habría apaciguado mínima mente mi sentimiento de soledad.
        Sigo enfadada pero al menos se que no sólo es cosa mía que hay más mujeres como yo.
        No entiendo porqué las cosas de vuelven así una vez que una es madre, hay mujeres que deciden “recluirse” con sus bebés porque es lo que les apetece, estar 24 horas con sus pequeñines y no saber nada de nadie, es igualmente respetable que las que queremos seguir teniendo vida social, pero no nos dejan, nos aíslan y lo peor es que muchas veces deciden por nosotras: se ha dado el caso de que no me han avisado o lo que sea porque como tienes la niña…..es que era muy tarde para la niña…..es que era muy tarde……o demasiado temprano 😒
        La madre soy yo y la última palabra es la mía no? También me pasó durante el embarazo un par de veces, pero bueno.
        No se no es justo en mi caso yo no he cambiado sigo siendo yo, y me sigue encantando charlar, tomar café, pasear, incluso salir de marcha (que aunque ya son las menos, he salido un par de veces).
        No se cómo afrontarlo, ni que hacer……ya me advirtió una amiga en su momento y sinceramente no la creí.
        Estoy tan enfadada con todos y todo……..
        Gracias por contestarme y haberme dedicado unos minutos.
        Un beso.

  26. Buenos días, estoy un poco disgustada con mi mensaje de anoche Diana. En primer lugar porque he dejado mal a madre que es una mujer dulce y maravillosa que lo ha pasado mal en la vida, lo unico que hay escrito en internet sobre ella no deberia ser algo malo,siempre lo dio todo por mis hermanos y por mi y se desvive por su nieto.
    En segundo lugar disculpa mi ortografía y mala redacción.
    Y en tercer lugar de lo que realmente quería hablar no es de mi caso concreto sino de la soledad en la maternidad, que, como bien decís pasa muchas veces desapercibida y puede de ser muy negativa para el niño también. En mi caso he de decir que la matrona se dio cuenta y me instó a pedir ayuda. Pero no se trata ya de estar atravesando un caso de depresión sino de vivir la maternidad de manera plena y positiva como seres sociales que somos.
    Se me antoja además una soledad muy absurda porque serán muchas las mujeres, muchas vecinas nuestras, pasando por lo mismo y ¿tan difícil es unir fuerzas?
    Con deciros que estoy pensando en tener otros dos para unirme a la asociación de familias numerosas que es la única que funciona en mi miniciudad 😁

    • Gracias por tu comentario y por contar tu historia. No pidas disculpas, por favor. Era un mensaje escrito desde lo más dentro y creo que esos son muy necesarios a veces. Al final nos liberan un poco la carga… Te mando mucho ánimo y no puedo estar más de acuerdo contigo: ¿Cuántas madres vivimos así la maternidad cerca de otras madres en una situación similar?
      Un abrazo enorme. Y mucha fuerza.

  27. Gracias por tus palabras Diana
    Te escribo en una noche de insomnio cuando el papi y mi nene llevan horas dormir dos. Has descrito perfectente lo que siento. El primer año de vida de mi hijo nos mudamos por trabajo a otra ciudad después de dar a luz en mi ciudad de procedencia. Pero vivendo habitualmente en una tercera! 😨😨

    Jamás pensé vivir la maternidad de una forma tan triste. Poco ante de nacer mi hijo mi madre se volvió fría conmigo xun tema de herncias en el q intercedi pero jamás me dijo la causa. Con un padre incapaz de asumir la nueva situación fregue limpie escayola de los suelos, fui a elegir y comprar urgentemente todo tipo de cacharros de fontanería electricidad… para nuestra nueva casa, embarazada de nueve meses, Jamás había discutido así con mi esposo ni mi madre se había mostrado tan fría. Eso si, ella no ayudaba pero criticar a mi marido si.
    Todo ha pasado, mi madre me ha perdonado y yo a pesar de lo maravilosa madre que fue siempre y hoy vuelve a ser aún lo intento. No puedo evitarlo porque jamás pensé que pudiera anteponerse nada a la algria de un nieto, de mi hijo, y porque repente yo caí en una depresión grave q pudo haber puesto en peligro a la criatura y nadie me ayudó absolutamente nadie no me ayudó mi marido que me trataba de histérica constantemente sin comprender el agotamiento extremo al que estaba sometida y no me ayudó ella qué era la única persona en el mundo que esperaba que no me fallara.
    Tras tres mudanzas y tres meses sola con el niño x motivos laborales por fin en la ciudad en la que trabajo y vivimos por fin en la ciudad en la que trabajo y vivimos habitualmente, mi marido y yo estamos bien, por fin compartimos realmente las tareas y por fin yo sonrio relajada. Que veces a hasta me da tiempo de maquiñlarme y conjuntar la ropa qué me pongo!😁.
    No puedo evitar embargo, que comentarios de compañeras de trabajo sin hijos me hieran, cosas cómo: haces el curso en un ratillo que tengas (cuando vivía sola con mi pequeño en esta ciudad donde no hay abuelos ni amigos a los que dejárselo) cosas como te quejas de vicio no es tan difícil llevar a un bebé en un ave tú sola y que aguante 5 horas de viaje sin molestar a nadie. En fin que algunas sin desearles nada malo esperas verlas reproducirse y verlo pronto y entonces decirles lo bien que te apañas tú con tu hijo☺
    Pero me enrollo con mi vida personal lo que quería era agradecer esas frases en las que me he visto tan reflejada y también a las otras madres que han dejado sus comentarios. Creo que a veces vivimos en nuestra isla y sería bonito poder encontrarnos con gente que pasé por lo mismo que nosotras y hablar y tomar café y quedarnos con sus niños un ratito para que ellas puedan ir de compras y que otro día lo hagan por nosotras. Vivo en una ciudad muy pequeña en la que no se utiliza Internet para casi nada pero si viviera en Madrid me encantaría hacer un grupo de apoyo la madre que se sienten solas. Besos a todas sois las mejores mamás del mundo

  28. Muy de acuerdo con todo lo que dices. Yo he vivido mi maternidad muy sola en demasiadas ocasiones. Vivimos en Madrid, pero somos de Córdoba, aquí no tenemos ninguna familia, he hecho amigos en este tiempo pero no con la suficiente confianza, pertenezco a un grupo de apoyo que me ha ayudado mucho, pero para el día a día, he estado muy sola. Mi marido es militar, y pasa temporadas fuera de casa, el año pasado sumando llegó a 6 meses (no seguidos). Yo he estado saturada muchas veces, porque mi peque cada vez que el padre se iba demostraba su ausencia aumentando su capacidad succionadora hasta limites insospechados, tuve agitación y lo pasé muy mal, por esta razón desde septiembre está yendo a una escuela Waldorf, yo no trabajo, pero lo necesitaba. Ahora mi esposo ha cambiado de trabajo (es piloto), se queda en Madrid, pero hemos decidido que nos iremos a vivir a Zaragoza, mi hermana vive allí, mi hermana del alma, con la que hablo todos los días, el irá y vendrá y creemos que es lo mejor, nadie nos entiende, pero vamos a probar, siempre podemos volver. Pero me apetece mucho el cambio. Gracias

    • Bueno al final todos buscamos la mejor solución que podemos. Sea en Zaragoza o sea en Madrid, lo importante es que encontréis vuestro lugar, ¿no? Nosotros nos hemos mudado también para al menos estar más cerca de la oficina de Adrián y tener el cole que nos gustaba a mano. No es fácil porque seguimos bastante solos pero la cosa ha mejorado en muchos aspectos bastante. Te mando mucho ánimo y un abrazo enorme. La verdad es que yo lo que peor llevo es esa sensación de no tener una familia cerca que me eche un cable, que me apoye. Algo. Seguro que con tu hermana al lado, todo mejora muchísimo.

  29. Me ha reconfortado mucho saber que esa sensación no es algo raro. La verdad es que oyes de otra gente todo lo que les ayuda su familia y cuando tú no lo sientes así, frustra aún más. Con unos abuelos lejos (que cuando vienen lo invaden todo) y otros que cualquier ayuda que se les pide parece que le estás pidiendo un imposible, los días se hacen duros.

  30. Y son las 10:37 pm y mi pequeña “L” por fin hoy se ha dormido.
    Yo vivo a 10.000km de mi tribu y a 10 horas del centro de trabajo del papi fiero al que no veo más que 7 días al mes. Esto es lo que se conoce habitualmente como estar completamente sola en medio de millones de personas. Bueno, sola no, estoy con “L” todo el tiempo del mundo pero ella sólo tiene 17 meses y aún no entiende esta situación que vivimos.
    “L” es diferente, es una tormenta de sentimientos, lo llaman alta demanda.
    Esto de ser madre es difícil, jodidamente difícil. No hay día que no sienta que no soy una buena madre, que me supera, que voy a romper de un momento a otro. Tampoco hay día que no destierre esa nube de mi cabeza porque entre otras cosas no puedo romper, no puedo fallar, “L” solo me tiene a mí. Y tampoco hay día que no nos fundamos en los mejores abrazos del mundo o en las risas más estridentes del vecindario. Cuando no puedo más llamo a papi fiero y hablamos, pero no siempre me entiende, no le culpo, yo en ocasiones tampoco me entiendo.
    Misteriosamente mi escaso círculo de “amistades” se ha desvanecido como por arte de magia. Porque ahora yo ya no soy “la profesional”, ahora yo soy “la madre”, la que no duerme, la que está alterada, la que no se cuida, la que mendiga una cerveza porque necesita hablar con adultos de vez en cuando, la que ya no trasnocha fuera de casa…lo cual parece no resultar nada atractivo. Eso sí, tras un breve encuentro se despiden rápidamente porque llegan tarde a no sé dónde, no sin antes aconsejarte que debes buscar un nuevo círculo de gente, es@s chic@s que van al parque con sus hij@s, que ell@s me entenderán mejor…que amables son, siempre pensando en nosotr@s y nuestro bienestar.
    Y mientras tanto miro a mi alrededor y me doy cuenta que hay un abismo que me separa del resto del mundo y no sé por qué, y no sé cuando llegó allí y tampoco sé quién lo puso. No sé en qué momento el mundo paró y me invitó a bajar de él para disfrutar sola de este viaje que es la maternidad y del que por cierto, estoy empezando a enamorarme cada día mas.
    Soledad, já, que puñetera eres ahora, con lo bien que nos hemos llevado tú y yo. Y es que estar sola en medio de toda esta vorágine debería estar prohibido. Obligado debiera ser convivir con sonrisas sinceras, abrazos comprensivos, miradas cómplices o compartirlo con otras personas que están en la misma situación y con las que seguro nos cruzamos diariamente sin darnos cuenta.
    Así es como yo vivo mi maternidad. Aferrándome a lo bueno, apretando los dientes con lo malo y tratando de encajar en mi nueva realidad. Mi proyecto inmediato: desterrar la soledad de mi día a día buscando a otr@s como yo.
    Gracias por escucharme, gracias por estar ahí 😉

    • Wow. Lo has explicado fenomenal. Gracias por compartirlo porque has descrito una realidad que muchas veces no se ve. Y lo has hecho tan bien… A esa soledad del día a día se une la falta de empatía de quienes no entienden tus prioridades, tu nueva situación, a ti. Cuando esa incomprensión no sólo es por parte de amigos sino de toda tu familia el resultado es terrible. Pero tú lo has dicho: “Aferrándome a lo bueno, apretando los dientes con lo malo y tratando de encajar en mi nueva realidad”. Muchas gracias por comentar. Un abrazo <3

    • Calma es lo que encuentro al leer tus palabras, gracias por hacerme ver sin quererlo que no estoy delirando ni inventándome todos esos sentimientos.
      Mil gracias.

  31. Hola Diana, Lo primero de todo darte muchos ánimos y apoyo desde la distancia y vía online…¡Cuánto me identifico con lo que has escrito! Mi red de soporte no es tan pequeñita como la tuya pero la verdad es que agradecería que fuera más sólida. Mis suegros están cerquita, los niños los adoran, y ante emergencias sé que puedo contar con ellos para que los cuiden, pero algunas veces pedirle ayuda me cuesta críticas y quejas y a veces pienso que es mejor apañarmelas solita jajajajjaja. La ayuda por parte de mi familia no existe y la verdad es que la echo en falta, pero bueno, se aprende a llevar. Pero sin duda lo que peor llevo yo son las larguísimas jornadas del señor papá que con sus dos trabajos (uno por obligación y otro por pasión) lo tienen todo el día fuera de casa y además nos roba tiempo del fin de semana. Nosotros también lo tuvimos en casa durante unos meses cuando nació el segundo torbellino, y la verdad es que era una gozada…pero en fin….que sé como te sientes. Mucho ánimo! Aprovecho para desearte unas felices fiestas y que disfrutes mucho mucho. ¡Cuídate!
    Besos.

    • ¡Muchas gracias, Nuria! Qué bien leerte y sentirme tan bien comprendida. Y gracias infinitas por los ánimos; si hay algo maravilloso que tiene haber abierto este blog es conocer a gente como tú. Felices fiestas para ti también. Un besazo.

  32. Hola Diana, vengo a visitarte porque tu marido me encanta y ya tenía curiosidad por saber si tú también, jijiji.
    Mi niña no es de alta demanda, o no como la vuestra, aún así me siento identificada con vosotros en muchas cosas, la lactancia, el apego, el respeto por los intereses y demandas del niño…. y ahora con la soledad en la maternidad, me da envidia “sana” que tu marido te adore de esa manera, pues el mío dice que me adora pero no lo demuestra. Mi madre tiene demencia y está en una residencia, mi padre desapareció siendo yo un bebé, mi hermano está ausente en mi vida desde hace 10 años y mi hermana aunque me ayuda, lo hace protestando. Por la parte familiar paterna no quiero hablar, porque si que están, pero dan más problemas que soluciones, algunos me hacen sentir que les sobro, que sólo quieren a mi niña.
    Estoy recién operada y siento que nadie me quiere, que nadie me apoya, que a nadie le importo. Pero miro a mi bebé ( 2 años ya , pero es mi bebé! qué pasa? jajaja ) y soy feliz. Gracias por dejarnos leerte y ayudarnos a saber que hay mas gente “humana” ,porque a veces cuesta reconocer a los humanos del resto…. No sé si me entiendes…. Besos.

    • ¡Hola Vane! En primer lugar gracias por tus palabras, de verdad. Por un lado, me alegro de sentirme tan bien comprendida pero por otro lamento muchísimo que sea a través de la propia experiencia personal. Siento muchísimo tu situación, me hago una idea de lo duro que es 🙁 Es cierto que el apoyo de la pareja es importante en esto porque sin él es todo más duro. Estoy segura de que ahora lo ves todo más complicado que nunca pero también que hay gente a tu lado que te quiere y a la que le importas como, por ejemplo, esa niña amorosa que ilumina tus días. Mucho ánimo. Te mando un abrazo enorme <3

  33. Hola Diana! Hoy no dejo títere con cabeza. Os he felicitado, a Adrián y a ti, por facebook, twitter y en comentarios en los blogs. Y es que hoy me he sentido identificada más que nunca. Empecé con el post de Adrián y eso me trajo hasta aquí. Adrián me ha emocionado, podía sentir todo el amor en sus palabras y se erizaba todo el vello. Preciosas palabras. En estos momentos no atravieso una buena época. Mi marido y yo llevamos separados 2 meses y mi peque acaba de cumplir 14m por lo que escuchar las palabras de Adrián me ha hecho anhelar ESO que tenéis vosotros dos y que yo, por circunstancias, no he conseguido a pesar de mis esfuerzos por mi proyecto familiar. En fin, sería muy largo de contar por aquí 😉
    Por otro lado, tu post, lleno de VERDAD. Mi familia está a 200 km de Madrid. No están lejos pero ojalá pudieran estar aqui y tenerles cerca porque a veces echo de menos tirar de mi madre para poder tener mis 5 minutitos de relax. Trabajo desde casa y tuve que dejar al niño en la guarde porque me era imposible conciliar. Ojalá pudiera haberle tenido en casa pero las circunstancias, mi situación laboral y económica no lo han facilitado. Y ahora se suma la “parejil”! Me alegro de haberos encontrado. Me encanta leeros. Besos a esa preciosa familia. (Perdona el “chorizo” de texto jajaja).

    • ¡Hola Berta! En primer lugar, gracias infinitas por tus palabras, de verdad. Me siento muy afortunada porque, pese a que he pasado momentos bastante complicados a lo largo de mi vida, encontrar a Adrián en el camino ha sido absolutamente maravilloso. Es el mejor compañero de viaje que podría haber imaginado. Siempre digo que ojalá nos hubiéramos conocido antes para no haber pasado muchas cosas feas que hemos pasado antes de conocernos y que, además, así tendríamos más tiempo juntos… Pero luego si me paro a pensarlo creo que en realidad llegó en el momento justo. Siempre decimos que “estaba escrito” en algún lugar que esto acabaría pasando así 🙂
      Siento leer tu historia porque realmente me parece durísimo. Como decía en el post me parece tremendo el tema de las familias monomarentales y si, además, no tienes a la familia cerca… ¡Qué duro! Pese a todo te leo y me transmites muchísimo optimismo y energía. Te mando un abrazo enorme y gracias de nuevo por todo.

  34. Hola Diana. He estado desaparecida por un virus detrás de otro. Y leo esto y se me parte el corazón, precisamente porque sé cómo te sientes. La familia de mi marido esta a mil kilómetros, y tampoco han hecho esfuerzos por venir, consideran que es nuestra responsabilidad, como si fuera fácil con una niña de las características de la nuestra. Y duele un huevo. Y mi familia….mis hermanas me han dejado sola desde que nació mi hija. No somos una familia idílica, sin relación con mi padre y difícil con mi madre, aunque esto no lo esperaba. Pero somos tres y juntos somos invencibles. Y me consta que vosotros también. Y pasan cosas de vez en cuando que son maravillosas, la complicidad con otra mamá que tambien da teta a su nene “ya mayorcito”, encontrar unos papás con nuestros mismos valores y por supuesto vuestros blogs, vosotros. Tienes toda mi admiracion, mucho ánimo y un abrazo enorme. Silvia.

    • Como siento leerte, Silvia 🙁 Gracias por tus palabras. No sabes cuanto entiendo el panorama que me describes. Cierto es que nosotros, por suerte, tenemos a los abuelos paternos que son auténtico amor y aunque estén a 300 kilómetros se portan genial con nosotros y siempre están dispuestos a todo. La admiración es mutua. Te mando un beso enorme.

  35. Me ha encantado tu post y tu grito al mundo, pena q esté tan sordo y falto de empatía. En mi caso tengo la grandísima suerte de tener a mi madre cerca, pero no tengo a nadie más, ni hermanos, ni primos… los padres de mi marido viven a 25kms pero parece q fueran cientos, ya que nos vemos un rato cada varios meses y las comidas de Navidad. Su hermano vive en la otra punta del mundo y no es capaz de mandar un triste wasap preguntando como estamos… y amigos… ¿q es eso? los pocos q tienen hijos no pueden comprender que es la Alta Demanda ni pq mi hija es tan diferente a la suya… frases como “esa niña lo q necesita es q la espavilen en la guardería, verías como se le acaban todas las tonterias” es de lo mejor q puedes llegar a escucharles.
    Yo trabajo por las mañanas ya que no podíamos permitirnos que lo dejase, pero mi madre se queda con Emma cosa que considero que tenemos una grandísima suerte. Pero mi marido es de los que están fuera de casa 12h diarias desde que se acabó la escasa baja de paternidad de 15 días. Han habido temporadas que se me han hecho muy cuesta arriba, ya que me siento muy sola, hecho de menos un grupo de amigas/conocidas con las que poder pasar una tarde y con las que poder hablar de ciertos temas que con una madre no se hablan… Desahogarme pq mi marido es un desastre y es incapaz de calmar un berrinche o de lo mucho que hecho de menos tener 5 minutos para mi, pq vivo corriendo: me levanto y corriendo al trabajo, del trabajo corriendo a casa, todo pq mi madre está agotada gracias a que mi hija es taaaan intensa ¿que te voy a decir de la AD?
    Gracias al mundo 2.0 he conocido a varias madres que me comprenden, que pueden ponerse en mi lugar y me ayudan a pasar esas temporadas especialmente dificiles.

    • Ay qué comentarios tan feos dicen… El tema de la guardería me supera, de verdad. Como si la guardería fuera la piedra filosofal, algo vital para el desarrollo del ser humano. Por no hablar de ese empeño con que los niños se “espabilen”. ¡Terrible! Es una pena el poco respeto y la falta de empatía que tenemos hacia los demás (especialmente hacia los niños). Te mando mucho ánimo, entiendo perfectamente lo que dices 🙁 Pero bueno, “también esto pasará”. Gracias por comentar, Mónica. ¡Besazo!

  36. ¡Hola Diana!

    Lamento mucho leer sobre esa desconexión con tu familia… Creo que es una pieza fundamental del engranaje social, imprescindible (bueno, igual se ha demostrado que imprescindible no hay nada en este mundo, o casi…) para aportar seguridad, cariño, alivio, y un millón de cosas más. Es una pena que te falte ese aporte. Pero como suele decirse, “…los que verdaderamente merecen la pena, son los que realmente están…” Es cierto que no ayudan físicamente cuando las cosas pintan bastos en casa, pero desde luego, apoyo y abrazos “virtuales” desde el otro lado de la pantalla, no te van a faltar, ¡que te lo estás ganando a pulso, hermosa! Y a lo mejor con suerte algo de ese mundo virtual quizás dé el salto al físico, y esos abrazos y esa ayuda lleguen de verdad.

    Respecto al artículo, coincido plenamente contigo. Me terminé de leer la revista la semana pasada, y el de “Maternidad líquida” ha sido con diferencia el artículo que más me ha gustado (y me ha hecho reflexionar, no creas… Tiene su “aquel”, y te deja un cierto desasosiego en el cuerpo… No sé si me gusta el futuro que plantea el que la sociedad siga por esa vía, y no sé si hay manera de cambiar esa tendencia al individualismo egoísta y solitario) No conocía el concepto…

    He de añadir que me ha sorprendido la calidad del número. ¡Sois unos grandes redactores! Tanto Adrián, como tú, como Mónica… ¡Hay mucha profesionalidad ahí dentro! (Bueno, era obvio, leyendo como hago vuestros blogs desde hace tiempo…) pero en general, me ha encantado la revista, en serio.

    • Muchísimas gracias, Sem. Wow! Me dejas sin palabras, de verdad. A veces las cosas son tan complicadas… O las complicamos nosotros. Seguramente sea lo segundo pero qué pocas veces lo vemos. En fin. Me alegra infinito que te haya gustado la revista, ¡qué bien! Hemos puesto mucho cariño y esfuerzo en ello y ver que realmente ha gustado es absolutamente genial. No encuentro mejor recompensa. Gracias infinitas de nuevo por tus palabras. De verdad, gracias <3

    • Muchísimas gracias, Sandra. Sienta genial sentirse identificada y comprendida. Gracias por tus palabras y mucho ánimo. Un abrazo.

  37. Enorme post, Diana. Cargado de verdad, de esa que hay que decir en voz alta. De entre todas las cosas que imaginé que sentiría en el embarazo, y al tener al niño, no estaba esa soledad que cuentas… pero llegó, la viví. Estar a más de 500 kilómetros de mi familia, ser la única con hijos entre mis amigos cercanos… pffff, hubo momentos verdaderamente tristes, a los que hay que añadir “la metapena”: estoy triste porque me siento sola, y encima me pongo áun más triste al pensar que no “debería” sentir esta tristeza en estos momentos que se suponen de alegría.
    Como te han comentado, en realidad tengas o no tengas apoyo esa soledad llega, es curioso. No me puedo quejar, mi pareja es amor, mis suegros son amor, mis amigos son amor… pero hay una parte de esto de ser madre, sobre todo al principio, que fue mía, para mí, un camino que andamos solas, y que no siempre es fácil.
    Pero qué maravilla internet, esto del 2.0, que nos lleva a encontrarnos con gente maravillosa y darnos cuenta de que la soledad de la maternidad, compartida, es menos.
    Gracias por este post tan necesario, amiga. Muuuuuuuacas
    PD: Paula, que sepas que como pueda, me traigo a los Marujismo-Prácticas a mi barrio… jajajaja

    • Me emocionas! De fan a fan de Héroes, gracias, amiga. Me ha encantado eso de “Un camino que andamos solas”. Así es. Mejor dicho, imposible. Por suerte, internet alivia bastante ese camino y aparecen personas como tú. ¡Gracias!
      Beso enorme.

  38. ¡Vaya entrada, Diana!…me siemto tan impresionada, tan identificado, tan cabreada, tan frustada, tan solitaria…¡como tú! Nosotros tenemos a los abuelos unos en Boston (Màlaga) y otros en California (Donosti). Aún recuerdo mis primeros meses de mami como me lanzaba a la calle aunque jarrease con el único propósito de ver gente. Afortunadamente, poco a poco he ido haciendo red con otras madres del barrio donde hay cabida a todo tipo de situaciones: las que han decidido trabajar,las que han sido despedida, las que han dejado el trabajo por opción propia, las que llevan a sus hijos a guardería, las que los llevan a otros lugares alternativos, las crían en casa (dichosos esos niños)… Lo de juntarse siempre es buen idea, así que sí algún día necesitas compañías, ¡pega un silbidito y vamos al rescate!La fierecilla y yo dominamos a la perfección el transported público madrileña.😆

    Y ya puestos, si me permites me gustaría compartir contigo una entrada que escribí hace tiempo, que va muy en consonancia con la tuya. Un beso enorme!

    • Muchísimas gracias por tus palabras. La verdad es que el apoyo entre mamás es taaan importante. Qué razón tienes cuando dices en el post “toda compañía es buena; aunque sólo sea para ir al baño tranquilamente” 😀 Qué curioso es lo del baño y los bebés jeje… Te tomo la palabra con lo del silvidito, Mara y yo también nos hemos hecho expertas en esto del transporte público 🙂 Un beso y gracias de nuevo.

  39. Pues si Diana..me fui de Italia jovencita..la vida me ha llevado a vivir en Canarias…lejos de mi familia y de mis amigos en el verdadero sentido de la palabra, ha nacido mi hijo, y esta creciendo lejos de todos mis afectos mas profundos y lo siento de verdad. Justo comentaba eso también en el blog de Adrián, ver los abuelos y todos tus seres queridos 15 días en un año es algo que entristece mucho, aunque llevando años en esta tierra a veces cuesta hacer y mantener amistades de verdad por razones que ahora no hace falta comentar…y me siento muy sola en mi camino de madre, he decidido no trabajar para estar 100% con mi hijo pero a veces me encuentro perdida en un bucle de falta de tiempo, hay que hacer malabares con mi compaño en momentos de enfermedad o simplemente para compartir el coche..y lo unico que la gente sabe decirme es metelo en una guardería y verás como puedes respirar!! No es lo que quiero! No! No se si llego a explicarme bien…pero en fin…también me encanta esta vida y me enamora mi hijo así que sigo luchando con las opiniones contraria, lejos de casa…y disfrutando de la sonrisa de mi hijo cuando grita ” nonnaaaa” ( abuela) en el ordenador mientras hablamos con ellos…viva la tecnologia!!!

    • Ay Marta qué identificada me he sentido con ese comentario: “La gente sabe decirme es mételo en una guardería y verás como puedes respirar”. Siempre comento con Adrián cuando nos dicen eso que no he dejado un trabajo de 10 años para acabar llevando a Mara a la guardería cuando eso no es lo que quiero. Elegir criar a tus hijos no es incompatible con sentirse sola, agotada o, simplemente, perdida. Mucho ánimo, y mucha fuerza. Gracias por tu comentario. Un beso.

    • Así es jeje… ¡Menos mal! 🙂 La verdad es que internet es una fuente inagotable de gente maravillosa. Un besazo

  40. Te entiendo perfectamente porque, con una situación buena y apoyos, también me he sentido sola y apesadumbrada. Mucho ánimo y para delante, que cuando sean mayores la cosa será más llevadera.
    Un besote y un abrazo fuerte, fuerte.

    • Sí, realmente creo que poco a poco todo será más fácil. Sin duda, trabajar en casa creo que es lo más duro de todo porque con una canijucha por aquí correteando es complicado encontrar tiempo de calidad para hacerlo. Pero… ¡hay que intentarlo! Un beso y muchísimas gracias por los ánimos <3

  41. Yo aún no soy madre ‘física’, solo soy una madre embarazada de una Habichuela que me llena de alegría cada vez que se mueve. Mis circunstancias laborales son… complicadas. El caso es que, mientras lo soluciono, he decidido (yo, junto con mi pareja), quedarme en casa y criar bien a nuestra bebé. Pues bien, aunque tengo un círculo de gente que lo respeta, otra parte del círculo no lo entiende. Y en lugar de callar, me recriminan mi actitud! Como si fuera menor de edad. El último despropósito pasó este mismo sábado y aún estoy que trino U_U. En mi caso el blog también me está ayudando a salir un poco de la monotonía, leer, empapuzarme de teorías de educación y crianza (que luego tunearé según se vayan desarrollando los acontecimientos) y, sobretodo, tener claro porqué hago lo que hago. Al menos no sentirme tan sola cuando estoy conmigo misma, no se si me explico :).

    Un abrazo!

    • Te explicas perfectamente. En temas de crianza e hijos es complicado que se entiendan cosas que no son las “aceptadas” o que no son comunes. Mucho menos entienden muchos que quieras criar tú a tus hijos y no delegar esa tarea a un tercero. Es complicado todo porque vivimos en una sociedad que no valora los cuidados. Mucho ánimo y fuerza, amiga. Un beso.

  42. Me da apuro comentar hoy, porque yo escribo desde el otro lado: el del que se va a trabajar cada día dejando a las dos en casa (aunque eso debería darse la vuelta dentro de poco si todo va bien).
    Alguna vez ya hemos comentado al hilo de este y otros temas que somos una sociedad terrible. Cualquiera que se quede fuera de la estructura productiva de la masa, intencionadamente o no, se ve apartada, sea una mamá, una persona mayor, un enfermo, o quien sea. Somos una estructura organizativa, pero queda muy poco de la vida social en el sentido de “comunidad”.
    Nosotros vivimos en una zona con relativa vidilla, y aun así se puede decir que vivimos solos. ¿Quién en nuestro entorno físico se enteraría si un día nos pasara algo? Probablemente nadie.
    Últimamente nos hemos echado por casualidad una amiga mamá con una peque de la edad de la nuestra, y es genial poder vernos físicamente, intercambiar experiencias y jugar con las dos. Aparte de eso, seguramente nuestro mayor apoyo en el ámbito de la crianza sea esta comunidad virtual. Primero erais un referente en el que fijarnos porque nos lleváis unos meses de ventaja, pero enseguida se os coge mucho cariño. Si no fuera por eso, poco soporte se puede encontrar en amigos que se han quedado de momento en otro mundo, y que no entienden que no quieras dejar a tu hija una noche sola para salir de copas con ellos. Y cuando la familia vive en otra ciudad, no llega para el día a día.
    En fin, que me lío. Nosotros 3 te mandamos un beso enorme y todos los ánimos que el ordenador nos deja. Gracias por compartir y por dar en el clavo tantas veces 😉

    • Me dejas sin palabras siempre, Enrique. Te agradezco muchísimo que siempre estéis ahí, al otro lado. No puedes ni imaginar la alegría que me (nos) da leer siempre tus palabras tan cariñosas, tan bonitas, hacia nosotros. Además, me siento siempre súper identificada con todo lo que nos dices. “Somos una estructura organizativa, pero queda muy poco de la vida social en el sentido de “comunidad””. Amén. Es exactamente eso lo que siento. Tenemos que hacer una quedada para hablar largo y tendido de todo esto después de navidades si os apetece. ¡Nos encantaría! Muchas gracias por los ánimos y por tus palabras. Gracias, gracias. Un abrazo enorme.

  43. Mil gracias por este post mamá jefa. La verdad que yo nunca tuve ninguna red de apoyo y lo he ido llevando como bien he podido, pero hace unos días que mi hija cumplió 2 años y no sé por qué lo llevo cada vez peor. Me siento tan sola y tan incomprendida por mi entorno que a veces me derrumbo. Menos mal que por la red hay gente como vosotros porque de verdad te lo digo, al leeros me quito siempre un poquito del peso que cargo a diario.

    • Gracias infinitas a ti. Incomprendida. Esa es la palabra. En el fondo siempre me he sentido así (hace años tuve un blog durante muuuuuucho tiempo llamado “El estorbo de la memoria” y mi apodo era ese, incomprendida XD). Me alegra, aunque ojalá no fuera necesario, que este espacio sirva para algo y que te sientas identificada conmigo porque eso también me hace sentir menos sola. Muchas gracias. Infinitas.

  44. Gracias por tu sinceridad y tu valentía, Diana. Estoy segura que a muchas madres ayudará leer que lo que les está pasando no es sólo cosa de ellas. Es triste escuchar a algunas madres que estaban deseando volver a trabajar para “socializar”; y aunque en mi caso desde luego no fue así (ojalá hubiera podido coger una excedencia, tuve que resignarme a una jornada de seis horas coincidiendo con el verano hasta que mi hijo cumplió los nueve meses que empecé a trabajar mañana y tarde) al menos he tenido el apoyo de mis padres, que sobre todo en el caso de mi madre me ha sorprendido para bien, pues realmente han sido muy pocos los roces que hemos tenido en estos tres años y pico cuidando de mi hijo (aunque desde algo antes de los dos empezó a ir al cole, primero las mañanas, luego mañana y tarde comiendo en casa con ella). Por todo esto y cuanto más te conozco más te admiro, porque eres una valiente, siempre con una sonrisa, con esas ganas por hacer cosas además de estar con tu niña (y sabiendo que no es precisamente una niña fácil, te lo digo yo que todavía hoy tengo que oír: “Y ama, ¿dónde está? Estoy soloooooo”). Piensa que cuando empiece el cole al menos tendrás esas otras madres/padres, que aunque desde luego no estén de acuerdo contigo en muchas cosas al menos te permiten “airearte” un poquillo. Porque en mi caso mis amigas tampoco son madres, y nuestros puntos de vista son taaaan diferentes, que es mejor no sacar ciertos temas. Un besazo guapa!

    • Gracias a ti Laura por tus palabras. La verdad es que estoy alucinando con vuestros comentarios, tan cariñosos y que me hacen sentir tan acompañada. Gracias, de verdad. Me alegra leer lo que dices de tu madre ya que, aunque el tema del trabajo haya sido horrible, tener su apoyo debe haberlo hecho un poco menos duro. Quizás sólo un poco porque cuando te tienes que resignar a ir a trabajar sabiendo que lo que necesitas es quedarte con tu peque es horrible. Mi admiración de vuelta porque eso es muy valiente, muy duro y,sobre todo, muy injusto.

      ¿Te he dado ya las gracias? Gracias por todo, Laura. Un abrazo enorme <3

  45. Gracias por este post tan sincero. Hoy justo cumple 1 año mi hijo y son tantas las veces que me he sentido y me siento así! Me ha gustado mucho leerte. Yo soy afortunada porque tengo un grupo de madres con el que nos reunimos una vez a la semana y es una terapia fundamental. Un abrazo y gracias por tu blog, que me encanta!

    • Gracias a ti, Corita. Qué bien lo del grupo de madres, es muy necesario y, como bien dices, una terapia fundamental. Y qué alegría que te guste el blog de verdad. Gracias.

  46. Pues une eso (la familia lejos y /o ausente por comodidad -también sin comentarios -) a un hijo autista… La red de apoyo es importante no sólo ya para apretar el pause, sino para criar a unos hijos… “Para criar a un niño se necesita un pueblo”, y es realmente así como aprendemos a vivir en sociedad, experimentando como interrelacionarse dentro de un grupo de gente

    • Muy de acuerdo contigo Gina, sí, quizás más que un Pause, se necesite para poder criar en sí mismo. Al final somos seres sociales pero la forma de vivir en familias pequeñas, aislados, en grandes ciudades… lo hace complicado.

  47. Me has puesto el vello como escarpias. Si ya la maternidad de por si es dura, no contar con nadie debe ser agotador. Nosotros, por suerte, tenemos a todos los abuelos a nuestra disposición y amigas que valen su peso en oro, aún así el mundo 2.0 me ofrece la comprensión que a veces me falta por llevar una manera de criar un poco distinta.
    Te envío mucho mucho ánimo y un abrazo muy fuerte

  48. Qué post tan sincero y tan duro, pero muy revelador de la situación de muchas madres. En mi caso, sí que cuento una red de apoyo familiar (padres, suegros, hermanos), pero sí he notado otra ausencia: la de mis amigas de toda la vida. La mayoría son solteras y sin hijos, así que nuestras vidas ahora mismo son completamente opuestas. No les interesa mucho el tema niños, así que no puedo compartir con ellas la experiencia de la maternidad. Como tú, las madres que he conocido a través de internet, han supuesto una válvula de escape y un apoyo muy muy importante para mí. Me ha gustado mucho tu post y siento que todo sea tan difícil. Mira el lado bueno: seguro que vosotros tres estáis muy unidos… y al menos no tienes una suegra o una cuñada metiéndose en todo 😉

    • Muchas gracias, Marian. El tema de los amigos… complicado. Mucho. En mi caso por circunstancias de la vida digamos que hubo un cambio drástico y ahora, con la maternidad hay una amiga que en realidad es una hermana que me apoya siempre sin juzgar, de manera incondicional. La quiero infinito. Y gracias al blog, al mío y al de Adrián, hemos conocido a gente maravillosa sin la que no me imagino haciendo este camino. Un beso y gracias de nuevo.

  49. Yo siempre he tenido a mi madre cerca,pero al principio fue muy difícil, la niña lo era todo y yo no existía, mi marido trabajando y a mi se me caía la casa encima,todo unido a una niña complicada. Mi gran alivio era acudir a los grupos de lactancia y ver que no era un bicho raro,me sentía tan bien cuando acudía con otras madres con los mismos miedos y problemas que yo, además cogía fuerzas y seguridad para llevar a cabo el modo de crianza que quería llevar con mi hija,ya que continuamente eres puesta en tela de juicio. Ahora estoy de nuevo embarazada y sabiendo a lo que me enfrento,espero que todo sea distinto esta vez y pueda disfrutar más. Mucho ánimo porque ser madre 24 horas al día es un trabajo muy duro que te deja k.o no solo fisica, sino psicologicamente.

    • Enhorabuena por ese segundo embarazo, Laura! Lo de los grupos de mamás es genial porque hablar con otras mamás creo que nos hace sentir menos solas. Nosotros vamos desde hace un mes a unas reuniones de círculos de padres y la verdad es que es muy necesario porque si criar no es sencillo, no seguir la “norma” y huir de los lugares comunes o hacer lo que uno considera mejor es también bastante difícil. Mucho ánimo y un beso.

  50. Qué bueno este post, cuanta falta hace que alguien lo diga en voz alta y clara. Durante el primer año de vida de M, esperaba con ansia los jueves por la tarde, momento en el cual ser reunía le grupo de lactancia. Era un alivio poder ir allí.
    Como dice Paula, mudaros si no estáis a gusto, si la red no viene a ti, vete tu a la red.
    Mucho ánimo y gracias por tu sinceridad

    • Sí, nuestra intención es mudarnos y ojalá viviéramos más cerca de Paula. Siempre les digo que nos vayamos a vivir todos al campo en plan comunidad pero aún no les he convencido… 😀 Gracias a ti Cristina por tus palabras. Un besazo. (Qué pena que estemos tan lejos!!)

  51. Muy de acuerdo contigo como siempre.
    La maternidad se ha convertido en una experiencia solitaria y no debería ser así, de hecho, debería ser justo al revés.
    Las mujeres (y sobretodo las madres) necesitamos de otras mujeres con las que compartir experiencias, penas o simplemente hablar.
    La suerte de hoy en dia es que podemos contar con tribus virtuales en las que sentirnos apoyadas…lo malo, es que no están para darnos un abrazo cuando hace falta.
    Un abrazo cariño!!
    Pilar

    • Muchas gracias, Pilar, por tus palabras y tus ánimos. Totalmente de acuerdo contigo: “La maternidad se ha convertido en una experiencia solitaria”. Creo que para muchas madres esto es así, aunque no siempre se habla de ello. La distancia, relaciones familiares rotas, el ritmo loco del día a día… no ayudan demasiado a que eso cambie. Un rollo. Por suerte, como dices, internet es un sitio estupendo en el que encontrar a gente con las mismas inquietudes, miedos, etc. Un beso enorme.

  52. Gracias por tu post, Diana. Has reflejado muy bien la situación de muchísimas madres. Siento mucho que te veas en las circunstancias que nos explicas, y tan sólo puedo enviarte toda la energía positiva mediante estas letras en tu pantalla. Es verdad que internet es un medio bastante frío, pero en algunas ocasiones aligera la carga.
    Yo te entiendo bastante bien porque mi situación es parecida. Lo tengo algo más fácil porque vivo en un barrio lleno de familias (aunque aún no conozco a casi nadie) y porque finalmente he sucumbido a llevar a A a la guardería por las mañanas. No fui capaz de compatibilizar todo.
    ¡Tú sin embargo eres una súper mamá! Y si en algún momento flaqueas, no temas, que es lo más normal del mundo :* Mucho ánimo!

    • Muchísimas gracias por tus palabras, Azahara. De verdad, me habéis emocionado con vuestros comentarios. ¡Tan bonitos! No soy una súper mamá, ¡ojalá! XD Soy una mamá con ojeras, agotada y que muchas veces piensa que lo está haciendo todo fatal… Pero leer cosas como las que me dices me ayuda muchísimo a recargar las pilas, tomar aire y decir… ¡a por ello! Qué pena estar lejos y no poder hacer piña para poder criar en comunidad. Un abrazo enorme y gracias infinitas <3

  53. Diana, soy madre desde hace 10 años.
    Mis mejores amistades no eran madres / padres. Su papi pasaba por duros momentos personales y sus desconocimientos e inseguridades eran incluso mayores que los míos.
    Yo tuve el apoyo logístico en mi madre, pero fue tan único que, dado que en muchísimas cosas no sentía ni pensaba como ella, fue tan difícil como estar sola. Es muy difícil , cuando tus circunstancias y tú inseguridad te atenazan, imponerte a alguien que sabes que te quiere y que quiere lo mejor para ti y para tu hijo. A su modo.
    Fue un tiempo muy duro, que llegó a minar de fondo hasta mi relación de pareja ( por supuesto, no fue la única causa).
    Viví muy sola mi maternidad. Tristemente , en los dos primeros años, casi diría que la sufrí.
    Pude ponerme en mi sitio. Pero pague un precio alto por ello
    Y muchas lágrimas.
    Ahora, pasado el tiempo, sanadas mis heridas y mis relaciones con mi madre y el padre de mi hijo, y encontrando enormes satisfacciones en la personita en la que se ha convertido mi hijo y en la alegría ( y orgullo, porqué no?) de saberme participe de ello y de su felicidad, lo doy todo por bueno.
    Y lo que me quede por pasar.
    Ojalá hubiera tenido un apoyo como el que con vuestros blogs os dais unas a otras. No siempre comparto vuestros puntos de vista, obviamente . Pero hoy, lo hago con todo mi corazón.
    Nadie avisa de esa soledad de la madre. Y existe.
    Gracias por hacerla visible .

    • Siento leerte, Gloria 🙁 Esos años debieron tener un sabor agridulce terrible. Me alegro mucho de que ahora esas heridas hayan sanado y de que esa relación haya mejorado. La verdad es que es cierto que el apoyo de la comunidad virtual es tremendamente importante. Para mi ha sido una salvación, la verdad. Muchísimas gracias por comentar. Y un abrazo enorme.

  54. Me han emocionado tus palabras, salidas directamente del corazón. Y a pesar de todo ello… tu siempre con una amplia sonrisa! Eso dice mucho de ti. Un beso enorme y un abrazo de esos eléctricos que pasan energía Diana! 😉

    • Muchísimas gracias, Laura. La sonrisa no siempre está ahí pero intento que cuando está, que esté de verdad 🙂 Besazo enorme <3

  55. Me ha emocionado mucho tu artículo amiga, aunque me ha llenado de tristeza también. Ojalá tuvieras las cosas un poquito más fáciles. Mudaros a mi barrio, es un rollo, pero aquí nos apañamos para cuidar a los cachorros en comunidad, ya verás. Espero que tu sinceridad ayude a mucha gente. Besitos enormes mi niña

    • Gracias, Paula. Eres realmente GENIAL. Haberte encontrado entre todo este caos es maravilloso. Eres una AMIGA en mayúsculas. Gracias por todo lo que me das <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info