22

Magdalenas caseras fáciles

receta-de-magdalenas-caseras

Magdalenas caseras paso a paso

Hemos hechos unas ricas magdalenas caseras, ideales para hacer en familia y disfrutar de una merienda dulce. Son fáciles y rápidas de preparar. Han quedado bastante esponjosas y muy ligeras.

Yo antes solo desayunaba cosas dulces: galletas, tostadas con mantequilla y mermelada, etc. Desde que me quedé embarazada cambié el gusto y me pasé a las tostas con tomate y aceite. Y la verdad es que lo prefiero de lejos. Me gusta más desayunar algo de fruta y tostadas con aceite, tortas de arroz con aguacate y cebolleta o cereales bio de espelta o maíz acompañado de un té con bebida de soja o avena. Sin embargo, de vez en cuando me apetece algo dulce y ¿qué hay mejor que algo que hemos hecho en casa con amor? Con las cantidades que os pongo aquí salen como unas 20 magdalenas, pero depende del tamaño del molde que tengáis. ¿Os animáis? Es muy fácil.

¿Qué necesitamos?

3 huevos
250 ml de bebida vegetal (soja, arroz, almendras…) o leche de vaca
350 g de harina integral
200 g azúcar moreno
Ralladura de 1 limón
1 cucharada de café de canela
200 ml de aceite de oliva virgen extra (mejor el “suave”)
1 sobre de levadura química
Moldes de papel o silicona para magdalenas
*Opcional: esencia de vainilla

¿Cómo lo hacemos?

1. En primer lugar, precalentamos el horno a 175 grados mientras nos ponemos manos a la obra con las magdalenas: En un bol grande batimos con alegría los 3 huevos, incorporamos el azúcar y seguimos batiendo.

2. En un recipiente, mezclamos la harina y la levadura química. Si la tamizáis os quedarán más esponjosas y os será más fácil después mezclar (si no tenéis tiempo u os da una pereza mortal, no pasa nada: quedan igualmente ricas).

3. Añadimos la harina mezclada con la levadura al bol de los huevos y el azúcar. Mezclamos con paciencia mientras vamos añadiendo la leche o bebida vegetal. Yo he utilizado de almendras pero se puede utilizar cualquier otra bebida vegetal como, por ejemplo, soja o avena, o leche de vaca, de cabra… La que más os guste.

4. Solo nos falta añadir a la mezcla el aceite, la canela y la ralladura del limón (quedan genial con unas gotas de esencia de vainilla). Movemos y removemos hasta conseguir una masa fina, sin grumos. Lo mejor es que os ayudéis con la batidora. Mano de santo.

5. Una vez que tenemos la mezcla a punto rellenamos los moldes para magdalenas. Hay muchos tipos, yo he utilizado de papel. Los clásicos de toda la vida. Os advierto que es un poco pringoso si no tenéis manga pastelera o similar, así que una idea genial es, por ejemplo, usar una bolsa de congelar con un pico cortado para ir echando la masa en casa papelito a modo de manga improvisada.

6. !No rellenéis más de 3/4 partes del molde de cada magdalena o se saldrán cuando suban!

7. Podemos espolvorear un poquito de azúcar moreno o azúcar avainillado por encima. Quedan estupendas así.

8. Metemos en el horno por tandas a una temperatura de 175 grados durante unos 15 minutos, aproximadamente (se va viendo cuando están listas). Ya sabéis que cada horno es un mundo. Y recordad: no abráis la puerta del horno hasta que la magdalena haya subido o ¡nunca lo harán! #PalabraDeMadre

magdalenas

¿Por qué nos gustan?

No comemos repostería a diario pero de vez en cuando es genial disfrutar de algo dulce, más aún si lo preparamos en casa. Nunca compramos bollería industrial y preferimos hacer este tipo de cosas en casa. Las galletas caseras de canela o la coca de llanda “made in casa” son difíciles de superar por ningún bollito Martínez o similar.

Nos gustan las cosas hechas en casa, y no solo en cuanto a repostería (qué os voy a contar de nuestro pequeño vicio con la nocilla casera). Todo sabe mejor cuando se hace con amor y, sobre todo, cuando sabes lo que le pones o cómo se lo pones. ¿A vosotros no os pasa?

¿Hacéis en casa magdalenas caseras? ¿Cuál es vuestra receta?

22 comentarios

  1. Hola Diana!! te quería dar las gracias por la receta, gracias a ella y a que se han juntado todos los planetas hoy me han salido mis primeras magdalenas, después de mil intentos. Solo les he añadido un poco de cacao porque mi peque quería de chocolate, y me HAN SUBIDO!!!! y ESTÁN RIQUÍSIMAS!!!. El próximo finde haré el bizcocho de chocolate fácil y publicaste hace poco, que seguro que está requetebueno también.
    G R A C I A S S S S S S S !!!!

    • ¡Qué bien, Susana! Me alegro muchísimo de que hayan salido fenomenal. Hace muchísimo que no las hacemos, ahora me han entrado ganas de rescatarlas jeje 🙂 Un beso y gracias a ti.

  2. Nos pirran las magdalenas!! Yo no les hecho leche ni ninguna otra bebida, a veces el zumo de media naranja, y la levadura la sustituyo por una cucharadita de bicarbonato y quedan muy esponjosas.

  3. Hola una pregunta le puedo cambiar el aceite de olivo por el nornal se losvoy a gradeser si me orientan grasias

    • ¿Cuál es el aceite normal? Puedes hacerlo con el aceite que más te guste: girasol, oliva, etc.

  4. Que ricas, las pienso hacer este finde para que el enano las pruebe para desayunar!
    Te digo un truco para “sustituir” la manga pastelera?? Una bolsa de plástico, normal, de las de la compra, en una de las esquinas inferiores haces un corte oblicuo (digamos que te quede un triángulo cortado, me explico?) y en la bolsa echas la masa, y ale, empiezas a apretar y sale como si fuese una manga pastelera

    Yo lo uso normalmente y está genial. Al acabar, bolsa a la basura y listo!!

    • Wow! Olga me ha encantado tu súper truco. No se me había ocurrido. Tomo nota para próximas horneadas 🙂 Muchas gracias, un abrazo.

  5. ¡Qué buenas! jaja. Yo no he tamizado en mi vida, así que creo que soy de las de magdalenas menos esponjosas. Vaya desayunos te pegas, así se empieza el día con alegría. Yo desayuno en cinco minutos lo que pueda y punto. Pero no le haría ascos a una tosta con tomate y jamón. Qué bueno, por favor.

    • Jeje… Es que una tosta de jamón con tomate son palabras mayores. ¡Qué cosa más rica! 🙂

  6. Qué bien, voy a hacerlas! Lo de batir los huevos con alegría es importante entonces, no? 😀 Yo hago bizcochos, de ahí no he pasado. En esta casa somos adictos a los dulces así que mejor casero, sí!

  7. A mí me gustan mucho y antes las hacíamos bastante. Peeeeero un día le llevamos a mi suegro, que tiene dieta restringida de muchas cosas y lo poco que puede comer lo coge con mucho entusiasmo (como esto), le encantaron, como no hace nada en casa Pedro le picó para que las preparara él ya que son muy fáciles y ahí la liamos. El buen señor, que cuando hace algo siempre lo hace a lo grande, estuvo meses horneando magdalenas sin parar, regalándolas a todo quisqui, y nosotros terminamos aborreciéndolas. ¡Ay!

    • OMG! Deberíais haber aprovechado esos mese horneando como loco para emprender negocio “madalenil”. Muy fan de tu suegro, Paula 😀

  8. Soy ultrafan de las magdalenas caseras, las industriales no me gustan. Mi suegra a veces le compra al panadero del pueblo y esas sí que están ricas pero seguro que sí las hago yo en casa mejor. XD

    • Seguro que si las haces te dalen más ricas que las del panadero. En casa todo se hace más rico y con más amor, seguro <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info