27

José María Paricio: “Las compañías farmacéuticas ignoran por completo a las mujeres lactantes”

JM Paricio

José María Paricio Talayero es Pediatra, Doctor en Medicina (UAM) y Diplomado en Estadística en Ciencias de la Salud (UAB). Fundador de www.e-lactancia.org, www.telasmos.org y Presidente de APILAM.

La relación entre medicamentos y lactancia materna es una de las asignaturas pendientes de muchos profesionales. De esta necesidad surgía hace 15 años e-lactancia.org, portal de referencia para la consulta de la compatibilidad de medicamentos y lactancia. Hemos tenido la enorme suerte de hablar con su fundador, el Doctor José María Paricio Talayero, Presidente de APILAM (Asociación para la Promoción e Investigación Científica y Cultural de la Lactancia Materna) y autor del reciente libro “Tú eres la mejor madre del mundo”. Nos ha contado cosas realmente interesantes sobre lactancia, maternidad y, por supuesto, sobre el portal e-lactancia.org. ¿Nos acompañáis?

José María Paricio, usted se ha convertido en todo un referente en lactancia materna así que es obligado preguntarle: ¿es un mito aquello de que una madre que toma medicamentos no puede dar el pecho?

En efecto, es un mito. Es cierto que casi todo puede pasar por la leche, pero la mayor parte de las veces en muy pequeña cantidad, de tal manera que nunca se podrá curar un dolor de oídos de un bebé lactante dándole a la madre el antibiótico o el medicamento para el dolor: por mas que le diéramos pasa tan poco por la leche que no le haría ningún efecto al lactante.

¿Cómo surge la idea de crear e-lactancia.org allá por el año 2000 (¡Ya son 15 años!)?

En 1998 acabábamos de ganar el galardón de la Iniciativa hospital Amigo de los Niños (IHAN) de OMS-UNICEF para el Hospital Marina Alta y mucha gente, profesionales y madres, nos consultaban muchas cosas, entre otras, sobre medicamentos que podían o no tomar las madres lactantes. Descubrimos que todo lo que ponía al respecto en los prospectos era muy negativo (“no tomar este medicamento si se da pecho” o peor: “no dar pecho si se toma este medicamento”) y que además no estaba basado en ningún estudio. Descubrimos que había estudios científicos que probaban justo lo contrario. Que había medicamentos que no pasaban nada o muy poco a la leche y que eso no era peligroso para sus bebés. Con los datos que recogíamos, de libros y artículos nos hicimos un fichero en Access para uso interno e intentamos ponerlo en la intranet del hospital para poder consultarlo desde cualquier puesto de trabajo. Había tantas restricciones de seguridad en los ordenadores corporativos de la Conselleria de Sanitat que el informático del hospital nos propuso ponerlos en Internet y ahí estamos. Tardamos poco en averiguar que además de nosotros muchas otras personas estaban mirando la página, por lo que decidimos cuidarla mucho.

e-lactancia

¿Tienen (o han tenido) en e-lactancia apoyo de tipo gubernamental o administrativo? ¿Se sienten solos?

Durante 3 años, en 2004 tuvimos apoyo económico de la Conselleria de Sanitat. Luego tras la quiebra técnica de la Comunidad Valenciana por el despilfarro de sus gobernantes esto se acabó. Actualmente tenemos instituciones y grupos serios e importantes en el mundo de la Sanidad, la Salud Pública, la lactancia y la crianza que nos dan su aval científico, que confían en nosotros (la Liga de la Leche, la asociación de pediatras de Méjico, la asociación de Bancos de Leche de España, la IHAN de España, etc.) Con estos avales estamos buscando apoyo económico institucional. De momento para pagar servidores, traducciones y búsquedas bibliográficas recibimos donativos puntuales de los usuarios de la página. No nos sentimos solos.

Muchas madres dejan de dar el pecho cuando deben tomar un medicamento, cuando puede que ese medicamento sea inocuo. En el tema de compatibilidades entre lactancia y medicamentos, ¿falta información?

Falta información. Nuestra página viene a suplir ese hueco de información. Es cuestión de conocerla y difundirla. Afortunadamente e-lactancia  ya es enlace favorito en multitud de hospitales y centros de salud de nuestro país, pero es preciso seguir divulgándola.

Como madre de una bebé de 17 meses que continúa lactando no puede imaginar las cosas que hemos escuchado en diferentes consultas de pediatría y enfermería desde el primer mes de vida, ¿cree que están los profesionales sanitarios españoles bien informados respecto a temas de lactancia materna?

Al ser la lactancia un tema básico de salud, compete a todos los profesionales sanitarios estar informados en mayor o menor medida, según la relación que puedan tener con madres lactantes. Está claro que el conocimiento teórico y técnico debe ser máximo entre matronas, enfermeras de Pediatría, médicos de familia, pediatras y ginecólogos. Pero esto no siempre es así. En los estudios de pregrado la información que se nos da a los médicos es insuficiente cuando no nula a todas luces, en general. Tampoco durante la residencia de especialización se hace mucho. Matronas y enfermeras salen mucho mejor formadas que los médicos en este sentido.

El resultado es la existencia de muchos profesionales con escasos conocimientos y preparación para poder resolver problemas de lactancia y aunque se está haciendo un gran esfuerzo por medio de numerosos cursos y talleres y la existencia de un comité de lactancia materna en la Asociación española de Pediatría, aún queda mucho por hacer.

¿Podría darnos datos de visitas de e-lactancia?

Recibimos unas 6.000 visitas diarias procedentes de todo el mundo. Los principales países de los que vienen las consultas son España, Argentina, México, Estados Unidos, Rusia, Chile, Colombia, Grecia, Perú, Portugal y Tailandia,. Las que más consultan son las madres con diferencia, seguidas de los profesionales.

¿Cómo funciona e-lactancia? ¿Cuál es el mecanismo para incluir un medicamento y valorar su acción con respecto a la lactancia?

Incluimos todo aquello que pueda plantear una duda a una madre lactante, no sólo medicamentos. Hay también hierbas, productos alternativos, enfermedades de la madre o del bebé e incluso actividades maternas que puedan causar dudas. Gracias a que tenemos un correo de consultas que contestamos al día elactancia.org@gmail.com hemos llegado a añadir el ejercicio, los tatuajes, los tintes de pelo, el buceo, etc., como productos cuyas dudas de compatibilidad resolvemos en la página.

Para cada producto, sea medicamento o no, buscamos referencia bibliográficas serias acerca de dicho producto en relación con la lactancia. Si está publicado que ese medicamento lo han tomado muchas madres lactantes y no se ha encontrado en su leche y los lactantes estaban bien, evidentemente lo vamos a clasificar como de muy bajo riesgo. Y viceversa. Pero de muchas cosas no sabemos nada en relación con la leche. Nadie lo ha tomado pero sobre todo nadie lo ha publicado. Entonces miramos las características de ese medicamento, si es peligroso, si tiene efectos secundarios, si es de uso pediátrico y con eso elaboramos por consenso ente nosotros y otros especialista que hay dedicados a esto en el mundo, un nivel de riesgo.

¿Por qué hay tantas dudas con respecto a la lactancia?

Por falta de formación y de información. A nivel de la compatibilidad con los medicamentos está claro que las grandes compañías farmacéuticas ignoran por completo a las mujeres lactantes. Sin informarse en la literatura científica y confundiendo la lactancia con el embarazo, se despachan rápido diciendo que su producto es incompatible con la lactancia. Lo hacen porque creen que así evitaran cualquier posible reclamación por un efecto secundario que pudiese haber. El día que una madre los denuncie por haber interrumpido sin motivo justificado una lactancia debido a la información del prospecto, quizás cambien.

De todas maneras recientemente la FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos del gobierno de los Estados Unidos ) está obligando a que las compañías den información veraz en sus prospectos respecto a la lactancia y, poco a poco, la situación está cambiando.

¿Se deberían tomar medidas serias, incluso a nivel estatal, así como aumentar las campañas de divulgación sobre los mitos de la lactancia materna?

Se deberían tomar medias a nivel estatal. La lactancia es un tema de Salud Pública y debería ser un objetivo prioritario en los planes de salud. Se debería tratar con idéntico o mayor cuidado que los planes de vacunación. Y eso empieza por asignarle un presupuesto, diseñar campañas de información y divulgación y establecer indicadores que ahora no tenemos. Sin saber claramente de que cifras de lactancia partimos, mal podemos evaluar la efectividad de las acciones que emprendamos.

La madres, ¿nos culpabilizamos continuamente? ¿Esto tiene cura?

Creo que está relacionado con la gran responsabilidad que asumen las madres respecto a sus hijos. Es tal que siempre piensan que aún podían haber hecho algo más. Pero las madres siempre hacen lo mejor que pueden y saben. Hay por Internet un club autodenominado de malas madres… Lo miro de tanto en tanto y veo que ni siquiera ellas consiguen serlo.

tu eres la mejor madre del mundoEn su libro ‘Tú eres la mejor madre del mundo’ aborda el tema del mito de la “buena madre”. ¿Cómo hemos llegado a tener que decirle a una madre a través de un libro que lo está haciendo bien?

Creo que nunca habrá suficientes oportunidades para decirle a una madre que se siente mal que lo está haciendo bien. Las madres suelen tener tal grado de autoexigencia y quieren tanto a sus hijos que con frecuencia creen que algo que han hecho mal es la causa que ha podido perjudicar a su hijo. Hay que convencerlas que el virus que tiene su bebé no tiene nada que ver con lo que hayan hecho ellas los días anteriores, que lo habría cogido igual o de otra manera si hubiese hecho cosas diferentes. Aún se sienten más culpables si la enfermedad es seria o aparecen problemas escolares o trastornos de conducta. Es cierto que la influencia de los padres es mucha, pero muchas enfermedades nada tiene que ver con lo que hagan los padres y la personalidad y desarrollo del niño tiene que ver con muchas cosas además de lo que hayan hecho los padres.

Haber visto a tantas madres atribuirse culpas de modo innecesario, me llevó a dedicar un capítulo entero a hablar de la culpa en el libro.

En determinadas corrientes de la psicología y de la crianza se tiende a atribuir a la madre un papel único y determinante en todo lo que le ocurra a sus hijos en el futuro y eso no es cierto. Se les hace creer en un determinismo tal que viene a decir, simplificando, que si no lo abrazó o consoló bastante aquel día, por eso luego ha tenido los problemas que ha tenido. Estos agoreros que culpabilizan a las madres y casi no les permiten respirar, olvidan que hay muchas oportunidades en la vida para corregir posibles errores y que los factores de todo fenómeno suelen ser múltiples y que existe una cualidad de los humanos llamada resiliencia, la capacidad de reponerse a la adversidad.

En habitual leer en multitud de Redes Sociales, blogs y foros a mamás que han optado por lactancia artificial quejarse de no ser “malas madres” por ello y argumentar que una madre que da el pecho no es mejor madre por hacerlo. ¿Por qué esa obsesión y esa lucha permanente?

Las decisiones que toman las mujeres suelen ser meditadas y profundas. Suelen estar ancladas en su interior a veces desde hace muchos años. La decisión por el tipo de lactancia no se suele tomar en el momento del parto ni mucho menos. Se afianza y define durante el embarazo, pero he podido comprobar entrevistando a escolares de entre 14 y 18 años que a esa edad la mayoría ya tiene una idea formada de lo que hará si un día tiene un hijo. El 99% ya lo sabía y esto contrasta con el menos del 10% de chicos que ya habían reflexionado sobre el tema.

Así pues una decisión tan arraigada obedece a motivos profundos, pueden ser familiares, estéticos, de relación con el propio cuerpo u otros y son decisiones válidas para cada mujer en concreto, sea que la haya tomado por el pecho o por el biberón. Ninguna es mejor madre que la otra, esto no es un concurso de puntos a ver quien tiene más. Desde el punto de vita de la ciencia, del riesgo epidemiológico que entraña una decisión u otra, está claro de modo teórico cual es la mejor decisión, pero no todo el mundo tiene acceso a toda la información de modo claro, las autoridades sanitarias y los sanitarios en concreto no tienen un discurso claro y consistente, y aún teniendo la información correcta, lo que es mejor en teoría, a veces no es lo mejor para una madre en concreto y sus razones tiene. Me viene a la memoria el primer capítulo del libro de Ibone Olza, ‘Lactivista’, que titula “El pecho no es lo mejor”, vale la pena leerlo. Como también cuando nos recuerda, que aún si se da biberón , el modelo es el pecho y como tal hay que darlo (Ibone Olza: Dar el biberón como si fuera el pecho).

Creo que se pueden sentir más culpables las madres que quisieron dar el pecho a sus hijos y no pudieron darlo el tiempo que deseaban; a veces ni empezar les dejaron. Creen que es por su culpa, pero no es cierto: dar el pecho en una sociedad culturalmente de biberón y de muy pocos apoyos familiares, de amistades, y “de tribu”, es una verdadera carrera de obstáculos. A este respecto es muy ilustrativa Carolina del Olmo en su libro ‘¿Dónde está mi tribu? La crianza en una sociedad individualista’.

La culpa es antes del sistema de cuidados sanitarios que le dijo que todo era muy fácil y luego no pudo ayudarla en sus dificultades, o que le aconsejó todo lo contrario a lo que hay que hacer, o de un entorno social hostil o desconocedor de la lactancia.

Diana Oliver

Diana Oliver

27 comentarios

  1. Y yo, ¿cómo no había leído este post? He llegado de rebote preparando un post relacionado mientras El Santo duerme. Magnífica entrevista, como siempre. A mí este hombre me encanta y el libro lo tengo de cabecera. Pondré este link en la entrada cuando la termine, que vaya usté a saber cuándo será.
    Enhorabuena.

  2. Felicidades por la entrevista! Y un millón de gracias al Doctor Paricio y su equipo. Han sido mi guía durante estos últimos 4 años ,pues aún sigo dando de lactar a mi hija por las noches antes de dormir. Gracias por el esfuerzo y su saber!

  3. ¡Pedazo de entrevista! En serio, me ha encantado. En el embarazo y tiempo de lactancia consulté no pocas veces la web, ¡menos mal que existe! Así que sólo puedo darle las gracias por hacerla, por mantenerla, por currársela y tener en su base de datos tantos y tantos medicamentos (y otras hierbas), gracias por aportar esa información que, desgraciadamente, no está a nuestro alcance en los ámbitos en los que debería estar.

    • Gracias, Mamen. Qué bien que te haya gustado 🙂 La verdad es que e-lactancia.org me parece una de las cosas más útiles (y necesarias) que una mamá que amamanta puede encontrar en la Red.

    • Muchas gracias, de verdad que me hace mucha ilusión que os haya gustado tanto la entrevista 🙂

  4. Qué interesante, Diana, y qué montón de titulares te ha dado 😉 Parece mentira que tantos años después de publicar el portal sigmos con el mismo problema de falta de formación e información. ¿Por qué? ¿Por qué no se forman los profesionales en este campo? ¿Porque es de mujeres? No lo entiendo. Muy interesante también lo que dice de la culpa, del concepto que tenemos las madres de nosotras mismas. Aplaudo también que incluyan otros mitos como lo del tinte, depilación… Entre las consultas por la lactancia.
    Qué bueno, Diana 🙂

  5. Afortunadamente soy una persona bastante sana, es raro que enferme, y durante los 22 meses que le di el pecho a mi hijo me tuve que medicar dos veces. De los dos médicos que me atendieron ninguno concocía esta página… lo cual me parece bastante triste.
    La entrevista es genial, interesantísima. Me ha encantado! Gracias!!

    • Muchísimas gracias 🙂

      El desconocimiento de la página por lo que veo es algo habitual entre los médicos de cabecera… Ojalá eso cambie.

  6. Me ha encantado el post, desgraciadamente hay un gran desconocimiento por parte de la comunidad sanitaria de dicha página, debería hacerse una difusión a todos los profesionales de atención primaria. Yo desgraciadamente he sido una más de las víctimas del abandono temprano de la lactancia por culpa de este gran descosnocimiento, y a pesar de que yo conocía la página, que se la nombré por activa y por pasiva a los profesionales sanitarios que me atendieron (que fueron al menos 5 substitutos de mi médico de cabecera), nadie se dignó a mirarla, seguían con su vademecum y instándome a tomarme una pastilla que me cortara la leche de un día para otro y empezar el tratamiento. Finalmente desteté yo a la peque a mi ritmo, por suerte me lo puso fácil y aceptó enseguida el biberón e inicié el tratamiento, pero probablemente, si hubiera topado con profesionales informados aún hoy seguiría con la lactancia materna 🙁

    • Oh vaya, la verdad es que es una pena que si una mamá quiere seguir con la lactancia no se la informe correctamente. Por ese motivo creo que la labr del equipo de e-lactancia tiene tantísimo valor que es sorprendente que no haya una mayor difusión entre los profesionales sanitarios.
      Muchas gracias por tu comentario 🙂

  7. Me ha encantado. No conocía a este señor y me he hecho fan. Ya sabes que el señor Carlos González no es santo de mi devoción en muchas cosas, xo la entrevista de este hombre me ha parecido impecable. Y que encima cite el libro de Carolina del Olmo, que es cojonudo, ya me parece el remate del tomate.
    Sí había consultado alguna vez su página web, aunque sin muchas conciencia (mi cerebro no lo había registrado hasta ahora que he leído la entrevista). Yo la verdad es que he sido muy pasota con muchas cosas sobre la lactancia, me quedé con la copla de que pasaba poco a la leche y he seguido tomándome una cerve de vez en cuando. En el curso de preparación al parto recuerdo que la matrona estaba empeñada en que no comiéramos picante ni en el embarazo ni durante la lactancia y a mi me parecía completamente absurdo. ¿Qué pasa que en la India no amamantan?
    Genial Diana!
    Besotes

    • ¿En serio os decía eso la matrona? Otra prueba más de la desinformación que hay con respecto a la lactancia. Tremendo. La verdad es que Paricio es un profesional enorme; siento una gran admiración por el importante trabajo que lleva realizando tantos años. E-lactancia es un recurso tan, tan, tan valioso. El libro de Carolina lo tenemos fichado, cuando lo leamos te contamos qué nos ha parecido 🙂
      Gracias Paula,
      Besos

    • Eres una crack, Paula. Yo pensé exactamente lo mismo sobre el picante y la India, porque me apetecía picante todo el rato y mi matrona me había dicho lo mismo que la tuya al respecto. Telita.

  8. Genial Diana!!! me encanta este hombre y la labor que están haciendo él y su equipo con e-lactancia, a mí me ha sacado de muchas dudas desde el principio. Me la dio a conocer la pediatra de UBMF, pero me llamó mucho la atención que el consulta del niño sano de aquí del pueblo no lo conocían…en fín…

    Muchas gracias por esta fantástica entrevista.

    • Muchas gracias, de verdad. Es genial que os haya gustado la entrevista. Para mi ha sido un verdadero honor. La información es un arma maravillosa, ojalá cada vez los profesionales accedan a ella y se actualicen de cara a ofrecer una mejor ayuda. Gracias UMMF 🙂

  9. Magnífica entrevista, Diana, ojalá llegue a muchas embarazadas y mamás recientes porque este pediatra es una auténtica joya. Simplemente deciros que, a pesar de que mi hijo ya cumplió tres años en diciembre, hace pocos meses he leído su libro “Tú eres la mejor madre del mundo” simplemente para poder regalarlo “con fundamento” a una de mis mejores amigas, que espera un bebé para agosto, y que lamentablemente también está bastante perdida (“por un poco que llore no le pasará nada, ya le dejaré con los abuelos para poder ir de tiendas”, “mi madre no tenía leche y no pasa nada, si llora en el hospital será porque tiene hambre y si se niegan a darme un biberón ya lo voy a llevar yo”).

    En cuanto al tema de los medicamentos, dar gracias a mi médico de cabecera, que aunque no puede evitar mirarme como un bicho raro por seguir dando pecho, cuando estuve por última vez en su consulta por una otitis me dijo: “y ahora elija usted el antibiótico, el que pueda tomar”.

    Una pena que la falta de información genere situaciones como la que he escuchado este mismo fin de semana: “ya casi no le doy pecho, porque como se me infectaron los puntos de la episiotomía el medicamento que me dieron no era compatible con la lactancia…”.

    • Muchísimas gracias, Laura. Realmente la falta de información respecto a la lactancia en general es tremenda. Por esto me parece muy importante la labor de profesionales como él, pero también de asociaciones de lactancia, asesoras y mamás para divulgar información veraz sobre el tema. Gracias por comentar, Laura. Es genial leerte siempre 🙂

  10. Me encantan estas entrevistas, son todas la mar de interesantes. Yo tuve que consultar esta web por hierbas que me quería dar mi madre y por un medicamento para la gripe que compramos en farmacia diciendo que daba el pecho. En ambos casos el riesgo era 2, menos mal que lo consulté primero!

    • Muchas gracias 🙂 La verdad es que ha sido un honor poder entrevista a un referente como Paricio en torno al tema de la lactancia. Es un gran profesional y su labor en e-lactancia es realmente maravillosa. Gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info