12

Análisis de la mochila portabebés Ergobaby original

 

Analizamos la mochila portabebés Ergobaby original, una mochila práctica, sencilla y muy apropiada para familias urbanitas con niños de entre uno y dos años.

 

Madresfera organizó el pasado mes de diciembre un taller de porteo para conocer la gama de mochilas de porteo de la marca Ergobaby y gracias a él he podido probar la mochila portabebés Ergobaby original.

Como he contado ya varias veces, nosotros hemos porteado y seguimos porteando mucho, entre otros, por la comodidad que encontramos en ello; sobre todo viviendo en un tercero sin ascensor y viajando tanto en el Metro de Madrid, que como sabréis no está adaptado en la mayoría de estaciones ni para carros ni para sillas de ruedas. Hasta ahora hemos probado varias mochilas de porteo ergonómico: Boba 3 G, Boba Air, Tula Toddler y Ergobaby Adapt, y la verdad es que nuestra experiencia con todas ellas ha sido bastante buena. Tanto que creo que me costaría decidirme al cien por cien por una.

 

 

Características de la mochila portabebés Ergobaby original

La mochila portabebés Ergobaby original tiene tres posiciones de uso: delantera pecho con pecho, a la cadera y a la espalda. Está pensada para poder usarse prácticamente desde el nacimiento usando un cojín de apoyo para el bebé (desde los 3,2 kilos), y a partir de los 5,5 kilos sin ningún tipo de accesorio y, en teoría hasta los 20 kilos. Más o menos sería algo así como de los 0 a los 4 meses con cojín y poniendo el bebé en la parte delantera; sobre los 6 meses en cualquiera de las tres posiciones, y a partir de los 6 meses y hasta los 4 o 5 años como más cómodo y seguro resulte a porteador y porteado (que suele ser a la espalda).

 

 

La mochila dispone de un bolsillo de almacenamiento con cremallera bastante amplio, capucha extragrande que puede ajustarse a nuestras necesidades en función del tamaño del bebé o niño y, por supuesto, la mochila ofrece una posición ergonómica en todo momento con la posición en M. Materiales de primera calidad, agradables al tacto, y buenos acabados completan su descripción, sin olvidar que, además, podemos lavarla en la lavadora, algo que se agradece dado el ritmo al que se ensucian cuando se da mucho uso.

 

 

Nuestra experiencia con la mochila portabebés

En este momento la mochila que más utilizamos es nuestra Ergobaby Adapt, de hecho la hemos regalado ya un par de veces a amigos por lo cómoda que nos resulta, pero tengo que reconocer que la mochila original de la misma casa me ha sorprendido para bien.

Leo pesa ya casi 10 kilos, por lo que necesitamos ya algo que nos soporte el peso bien y que sea cómoda para ambas partes. En este sentido ya hace tiempo que dijimos adiós al fular y, dado que aunque ya ha dado sus primero pasos, no anda, el tiempo de porteo continuado es demasiado como para una mochila del tipo Boba Air. Lo bueno que hemos encontrado con la Ergobaby original es que podemos portear como con el modelo Adapt pero nos da la sensación de que abulta menos. Algo que agradecemos especialmente en invierno con la cantidad de cosas que llevamos encima. Insisto en que nos da la sensación, no sé si realmente a nivel técnico se puede decir que “ocupa menos”.

 

 

Es obligado destacar el doble refuerzo en el cinturón, tanto en la parte que queda delante como en la de detrás, porque resulta muy cómodo y parece que así se reparte mejor el peso. También destacar lo fácil y rápido que nos la podemos poner y quitar, algo que suelen ofrecer este tipo de mochilas de porteo ergonómico y que marca una gran diferencia entre que te de una pereza mortal coger la mochila y no quitártela para (casi) nada.

Nos ha gustado mucho el bolsillo con cremallera, especialmente cuando queremos llevar a mano algo como el monedero, las llaves de casa o el abono transporte. Y, por supuesto, la capucha ya que, además de ser mucho más grande que la de cualquier otro modelo del mercado, puede ajustarse y guardarse en un bolsillo externo.

 

 

En conclusión

Creo que es una mochila de gran calidad, muy cómoda y versátil, que puede utilizarse durante largo tiempo. Si bien yo creo que hasta los seis primeros meses utilizaría un fular o bandolera, creo que es una buena opción a partir de entonces; sobre todo para niños de entre uno y dos años. No la veo una mochila para más allá porque para niños de 15 o 28 kilos creo que es mucho más cómodo usar mochilas tipo Toddler como las que ofrece Tula.

 

 

En la parte más de diseño, me parece una mochila preciosa y discreta. Y si nos vamos al tema de materiales diré que veo imprescindible que se pueda lavar dado que, al menos a nosotros, se nos ensucia un montón (se puede lavar a 30 grados en la lavadora y dejarla secar al aire).

 

 

¿Conocíais la mochila portabebés ergobaby original? ¿Qué os parece?

 

Quizás también te interese:

 

Otras entradas

Compartir es vivir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Diana Oliver

Diana Oliver

12 Comments

  1. Esa es la nuestra!! Lo reconozco, la hemos amortizado de lo lindo. La usamos desde el nacimiento del peaueño sin descanso y es comodísima y practiquíisima. Ademàs de que la metes en la lavadora y la sacas nueva. Lo que màs me gustaba era el pequeño bolsillo lateral porque yo siempre metía ahí la mano y le iba acariciando la espalda al peque.

    En fin, se la recomiendo a todo el mundo. Un saludo

  2. La Ergobaby Original fue nuestro regalo de boda (nos casamos cuando yo estaba embarazada y no quisimos más regalos que la presencia de los amigos) y aún andamos pendientes de ver dónde ponerle el monumento porque no hay cosa de puericultura a la que hayamos sacado más partido. Eso sí, el cojín para adaptarla a recién nacidos es infernal…¡Abstenerse de compararlo o regalarlo! por lo que toca hacerse con un fular o con otra mochila más apropiada para los primeros 6 meses (Marsupi o Emeibaby) y a partir de ahí…¡a volar! porque el puente lo tiene bastante ancho y dura lo suyo. Nosotros hemos porteado hasta los 3 años de manera continuada.
    Un beso, preciosa!

    • Nosotros a Mara aún la porteamos, pero en una Tula especial para niños más grandes porque en la Ergobaby es cierto que ya va muy justa 🙂

  3. Yo la he usado, además la compré XL, es decir, con las correas del cinturón y de los hombros más largas. Al ser el padre de la criatura grande grande, je je
    La he usado bastante, sobre todo en casa para poder hacer tareas.
    Luego se la presté a unos amigos
    Es buena mochila

    • La verdad es que a nosotros nos ha parecido fantástica 🙂 Gracias por comentar, Almu. Un abrazo.

  4. La usé con la mayor que me la prestaron, y me la compre para utilizarla con el pequeño. Me encanta. Me parece muy comoda.

  5. Interesante artículo, nosotros estabamos entre esta y la boba 4G, y al final elegiremos la boba 4G y l fular de boba para los primeros meses. As probado esta boba?

    • Hola Paqui! Yo tengo esa Boba y estoy encantada. Lo único que cambiaría es que los sexis primeros meses usaría fular porque le quedaba muy holgada, pero veo que vosotros ya lo habéis previsto 🙂

      • Mi subconsciente ha hablado y dice que además son sexis, pues ea, que así sean 😉

    • Sí, hemos tenido Boba, pero la Boba 3G y la Boba Air (nos gusta mucho ésta para ratitos cortos y no ir cargados). También me gustó mucho el modelo la verdad, pero es cierto que cuando hemos regalado al final hemos optado por ésta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *