0

‘Paremos la invasión’, un álbum ilustrado informativo sobre uso abusivo de plásticos

 

‘Paremos la invasión: que el plástico no nos domine’ es un álbum ilustrado informativo nacido de una campaña para concienciar sobre el uso abusivo de plásticos.  

 

Me decía Ana Garralón, librera, especialista en literatura infantil y juvenil y autora de Leer y saber. Los libros informativos para niños (Tarambana libros), en un reportaje sobre el álbum ilustrado en el aula, que los álbumes ilustrados con intención literaria no pueden ser un recurso pedagógico porque “la literatura es leer por placer y no tiene nada que ver con enseñar cosas”. Esto creo que lo resume a la perfección una frase de la escritora Christine Nöstlinger: “La literatura infantil no es una píldora pedagógica envuelta en papel de letras, sino que literatura es mundo transformado en lenguaje”. Amén. Sí cuenta Ana que, en su opinión, los álbumes ilustrados informativos sí pueden tener “un rol importante en la escuela y la educación y deberían usarse como recursos pedagógicos para crear ciudadanos críticos y preparándoles para la avalancha de información que van a tener cuando crezcan”. Porque la literatura de no ficción también es importante y la variedad de formatos que encontramos hoy es cuanto menos fascinante.

Mucho han cambiado los libros informativos en las últimas décadas si los comparamos con aquellos que surgieron en la década de los 80. Así lo contaba, también, en ese reportaje Nadia Revenga, cofundadora de la editorial Andana  y responsable de la Librería Encantada. “Suelen tener una excelente calidad gráfica y de ilustración, así como una composición del texto y de la imagen muy cuidada. De hecho, viene siendo habitual que reconocidos ilustradores de álbumes infantiles (Britta Teckentrup, por ejemplo) ilustren libros informativos”, explicaba.

Paremos la invasión: que el plástico no nos domine creo que es el ejemplo perfecto de que se puede hacer un álbum ilustrado informativo bello y a la vez ofrecer información interesante que despierte un pellizco de curiosidad. O que nos haga reflexionar. O investigar. O que haga visible una problemática invisible –aún– a nuestros ojos.

Como interesante destacan los dos niveles de lectura que ofrece el libro. Por un lado, la aventura de descubrimiento de Isa, Greta y Aldo que aligera bastante el tema de los datos. Y por otro lado, la información más objetiva sobre los plásticos: cómo se fabrica, cómo nace, por qué se usa, cuáles son las consecuencias del uso abusivo…

 

 

Una campaña de concienciación

El origen del libro se encuentra en una campaña organizada por el ayuntamiento de una localidad valenciana. “Bajo el título Paremos la invasión. Que el plástico no nos domine, creamos esta campaña de concienciación. Botellas de agua, vasos de plástico, envases de un único uso, bolsas y un largo etcétera son algunos de los elementos cotidianos que muchos de nosotros utilizamos (y tiramos) sin cuestionarnos si son saludables para nosotros y para nuestro entorno. Hasta 12 millones de toneladas de plástico van a parar a nuestros océanos cada año y ahogan los ecosistemas, provocan daños a la fauna y entran en la cadena alimentaria. Sufrimos una invasión plástica”, cuentan en la web del estudio que la ha llevado a cabo.

Dos de sus creativos, Raül Hurtado y José Ibáñez son los autores de este álbum que ha ilustrado Claudia Mosquera. “Teníamos tantos datos que una de las tareas más complicadas ha sido filtrar qué información era más relevante y aprovechable para conseguir un triple objetivo: llamar la atención, informar/concienciar y provocar un cambio de hábitos. Y eso, con pocas palabras, era difícil de conseguir”, explicaban en una nota de prensa de promoción del álbum.

 

 

Solemos pensar que nuestras acciones a nivel individual poco pueden hacer ante la enormidad de según que problemas. Supongo que si nos dejamos arrastrar por esta idea, todo es más fácil. Nos descarga bastante la mochila de culpas, la verdad. A mí siempre me viene a la menta la misma frase –ya muy sobada, sí– de Galeano: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”. Y entonces recuerdo que en realidad las acciones individuales sí que influyen en la marcha social. Cada gota cuenta, que decía aquel anuncio de detergente para platos. Quizás un álbum ilustrado informativo como este sea una gota más. Una herramienta para que esa gente pequeña, en lugares pequeños, pueda hacer cosas grandes.

 

Quizás también te interese:

 

Diana Oliver

Diana Oliver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info