8

Porteo: Tipos de portabebés ergonómicos

Fular elástico.

El fular elástico se adapta perfectamente al cuerpo del bebé y al del porteador.

Por Laura Gracia de Pajarito Pinzón.

Soy muy fan de este blog por lo que para mí fue un auténtico honor que Diana pensase en Pajarito Pinzón para hablar sobre portabebés y porteo. Todo lo relacionado con el porteo es muy amplio y podríamos profundizar muchísimo, pero creo que es importante aclarar información básica, sobre todo para los que nunca habéis porteado y os estáis planteando comenzar.

Sí al porteo, pero ergonómico

Portear no es sólo transportar al bebé con las manos libres ni se puede hacer con cualquier cosa ni de cualquier forma. Para portear de forma segura, tanto para el bebé como para nuestra espalda, es importante que nos decantemos por un portabebés ergonómico y hacer un buen uso de él. De esta forma podrás disfrutar de todos los beneficios que el porteo puede ofreceros, tanto a ti como a tu bebé.

No todos los portabebés que hay en el mercado son ergonómicos y es importante que aprendamos a diferenciarlos.

Un portabebés ergonómico reparte de forma adecuada el peso entre nuestros hombros, espalda y cadera, haciendo que nuestro cuerpo pueda cargar con el peso sin dañarnos, y proporciona una posición adecuada para portear al bebé (piernas en posición de ranita y espalda curvada en forma de C). Uno no ergonómico no cumple estos requisitos y hace que el bebé separado de nuestro cuerpo dando la sensación de que va “colgado”.

Tipos de portabebés ergonómicos

Existen muchos tipos de portabebés en el mercado, cada tipo tiene una serie de características y responde a unas necesidades específicas. De forma general podemos distinguir entre los siguientes:

Fulares portabebés

Un fular portabebés es una banda larga de tela que, mediante diferentes anudados, nos sirve para portear a un bebé. Podemos distinguir entre dos tipos principales:

Fulares elásticos: Están confeccionados habitualmente en algodón e incorporan un pequeño porcentaje de material elástico (por ejemplo, spandex o elastán), lo que hace que el fular se adapte perfectamente al cuerpo del bebé y al del porteador. Este tipo de portabebés puede utilizarse para portear a bebés desde recién nacidos y hasta los 8-10 kg aproximadamente (dependiendo del fabricante).

Fulares tejidos: Son los portabebés más versátiles, ya que podemos portear a bebés desde el primer día y, habitualmente, sin limitación de peso ya que son muy resistentes. Por la forma en que están tejidos tienen una ligera elasticidad para adaptarse bien sin dejar de ser resistentes al peso del bebé y proporcionar un buen ajuste. Los hay de diferentes materiales (algodón, lino, bambú,…) y podremos portear en diferentes posiciones y con distintos anudados.

Bandoleras:

Las bandoleras son aquellos portabebés que hacen recaer el peso sobre la espalda y un solo hombro del porteador. Existen varios tipos de bandoleras:

Bandolera de anillas: Es una banda de tela de unos 2 metros de largo con dos anillas en uno de sus extremos, que permiten hacer un ajuste rápido y fácil. Es el portabebé ideal para la etapa en la que los bebés comienzan a caminar y demandan mucho subir y bajar. La posición más habitual es a la cadera, pero también se puede hacer al frente y a la espalda y se puede usar con bebés recién nacidos y hasta mínimo los 15 kg, dependiendo del tejido. Lo que hay que tener en cuenta es que si se trata de un niño de un peso considerable, tendremos que limitarlo a momentos cortos o alternar el hombro sobre el que recae el peso para evitar sobrecargar.

Pouch: Es una banda de tela que está unida por sus extremos formando una bolsa (que es donde va el bebé). Al no tener ningún sistema para ajustarlo, es necesario elegir la talla adecuada según el tamaño del bebé y nuestra envergadura. Los podremos usar con bebés que ya se mantienen sentados por sí mismos.

También podemos encontrar bandoleras ligeras de malla, pouch ajustables,…

Mei tai:

Está formado por un panel cuadrado o rectangular de tela con cuatro bandas que se atan a la cintura y los hombros. Reparte el peso de forma equilibrada y se puede utilizar con bebés desde 6 o 7 kg hasta los 15 kg aproximadamente (varía dependiendo de la marca y del ancho del panel).

Mochila portabebés.

Las mochilas están pensadas para portear a bebés de 6 a 20 kg, aproximadamente.

Mochila portabebés ergonómica:

Está formada por un panel rectangular con los tirantes y cintura acolchados, repartiendo el peso del bebé de forma equilibrada entre hombros, espalda y cadera. Se unen mediante cierres de click e incorporan correas ajustables para adaptarla a diferentes tamaños de bebés y porteadores.

Están pensadas para portear a bebés de 6-7 kg hasta 20 kg aproximadamente, aunque hay algunos modelos que incorporan adaptadores para recién nacidos y así poder usarlas también en los primeros meses.

Existen unos modelos conocidos como mochilas “toddler”, más grandes y con acolchado reforzado que son específicos para portear a niños más mayores (a partir de 2 años).

Existen más tipos pero nos extenderíamos demasiado. Entonces ¿por qué portabebés me decanto?

Aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un portabebés

Como decía antes, los portabebés responden a diferentes necesidades, tanto de los papás como de los niños, por ello tenemos que plantearnos lo siguiente:

  • Edad/peso del bebé
  • ¿Llevo idea de usarlo con frecuencia?
  • ¿En qué momentos voy a utilizarlo (paseos largos, momentos puntuales, en casa,…)?
  • Presupuesto del que dispongo
  • Preferencias personales (color, estampados, comodidad,…)

En base a esto y conociendo los diferentes tipos de portabebés, será más fácil tomar una decisión. Y si no, siempre se puede recurrir a una asesora o instructora de porteo para que te ayude en tu elección en función de vuestras necesidades, seguro que en tu ciudad o cerca hay alguna. En mi caso, te puedo asesorar online o si vives en Zaragoza o Huesca en persona.

Mi recomendación es que a la hora de comprar recurráis a un comercio especializado en portabebés, ya que os podrán asesorar mucho mejor de todas las opciones disponibles y recomendaros cuáles se adaptan mejor a vuestras necesidades. En muchas grandes superficies o en tiendas de bebé no especializadas en porteo también podéis encontrar portabebés, pero en su gran mayoría no son ergonómicos. Por suerte, ahora internet no nos pone barreras y hay muchas opciones de comercios especializados en portabebés ergonómicos, Pajarito Pinzón entre ellos.

Como os decía al principio, podríamos profundizar muchísimo más para hablar sobre el porteo y los portabebés, pero no es el momento. Si os interesa el tema, os invito a visitar mi blog en el que encontraréis un montón de información sobre porteo y portabebés ergonómicos, tutoriales, etc. Porque estar bien informado es esencial para un porteo seguro.

¡Feliz porteo!

Otras entradas

Colaborador

Colaborador

8 comentarios

  1. Nosotros hemos.utilizadomucho con.la.peque el pañuelo elstico.y fue genial pero ahora ya pesa 11 quilos y me gustaria saber q puedo usar y q mas opciones tengo para ratitos.

  2. Yo empecé con mi trapo de porteo (fular elástico para el resto de la humanidad) y la verdad es que lo echo de menos. No se si es porque mi bichilla ya pesa demasiado para llevarla colgada por delante con la mochila (13 kilos) pero el caso es que me resultaba más cómodo el trapo.Se adaptaba mejor, no se me clavaba nada. Tengo la Boba 4G y el enganche de la parte superior de la espalda suele molestarme mucho desde que la niña ha alcanzado cierto tamaño.

    • El fular elástico es genial. A mi me resultaba un poco más rollo de “montar” ya que con la mochila todo era más rápido,,, pero es cierto que es mucho mejor en cuanto a adaptarse al cuerpo del bebé y a nosotros.

  3. Nosotros usamos primero un fular semielástico y ahora lo llevamos en mochila (ergobaby). La verdad que no tenemos queja, estamos encantados y conseguimos prescindir del carro (solo lo usan mis padres).

    • A nosotros la verdad es que el carro nos parecía tan rollete… Con la mochila, el fular o la bandolera nos hemos arreglado estupendamente 🙂

  4. Comprar un portabebé es difícil, porque hay muchos y todos muy apetecibles. Nosotros tenemos una mochila y un fular y los seguimos usando (aunque cada vez menos como es lógico), combinando los dos, y yo ahora le estoy dando vueltas a agenciarnos uno tipo pouch para el verano, pero no lo tengo claro. Pero me hubiera encantado tener una colección más amplia de portabebés.

    • A nosotros también nos gustan mucho. Nuestra nueva adquisición es un kantan. Muy práctico para traslados cortos o para casa. Recomendable 100 por 100 para cuando quieren ir andando la mayor parte del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info