8

Quinoa con champiñones y cacahuetes

 

Cómo hacer quinoa con champiñones paso a paso

La verdad es que no sé muy bien en qué momento la quinoa llegó a nuestras vidas pero lo cierto es que sin darnos cuenta la hemos incorporado a nuestros planes de comidas y cenas semanales. No lo hacemos por ninguna cuestión especial más allá de que nos gusta su sabor, nos resulta muy rápida de preparar y da mucho juego con cualquier combinación de verduras que queramos hacer con ella.

Así que os cuento cómo hacemos en casa la quinoa con champiñones y cacahuetes por si os apetece probar. ¡Allá vamos!

¿Qué necesitamos?

1/2 vaso de quinoa
500 gramos de champiñones
1 diente de ajo
1 puñado de cacahuetes tostados
3 dátiles
Aceite de oliva virgen
Sal al gusto
*Opcional: Perejil o cilantro

¿Cómo lo hacemos?

1. Lavamos y cortamos los champiñones. Secamos y los cocinamos en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen y en la que habremos sofrito previamente el diente de ajo cortado (solo un poco con cuidado de que no se queme).

2. Mientras se van haciendo los champiñones, lavamos la quinoa (hasta que deje de salir turbia el agua) y la llevamos a un cazo con agua hirviendo y bajamos a fuego medio. Normalmente pongo el doble de agua que de quinoa, así que con un vaso de agua grandecito sería suficiente para cocinarla; en unos 15-20 minutos está lista, pero cuidado no os quedéis completamente sin agua y se queme.

3. Una vez listos los champiñones, unimos la quinoa ya cocinada (y que habremos escurrido para eliminar el exceso de agua si hubiera). Añadimos sal al gusto y mezclamos bien.

4. Servimos la quinoa acompañada de unos cuantos cacahuetes tostados (mejor sin sal) y de los dátiles cortados. Si nos gusta el perejil o el cilantro, podemos añadirlos para decorar (y comer, claro). ¡Y listo!

 

¿Por qué nos gusta?

Pues, como decía al inicio, realmente nos parece un cereal muy fácil y rápido de preparar que combina estupendamente con todo lo que le pongas.

La verdad es que lo encuentro muy parecido al arroz así que me parece genial para variar un poco. Y lo mejor es que éste es el plato favorito de Mara y de Adrián (al menos, de momento) así que, ¿cómo no lo vamos a hacer a menudo?

 

*Consejos de la abuela:

– Con esta cantidad comemos tres (dos adultos y una niña de tres años) pero si os va a sobrar mejor que los cacahuetes, los dátiles y el perejil o cilantro se lo pongáis en el momento de consumir.

– Es importante lavar la quinoa bien antes de cocinarla. Como es muy pequeñita se cuela si utilizáis un colador así que he optado por lavarla en un colador de esos tipo franela por los que es más difícil que se escape.

 

¿Habéis probado la quinoa? ¿Os animáis a preparar esta receta de quinoa con champiñones?

 

Quizás también te interese:

 

Compartir es vivir

    Otras entradas

    8 comentarios

    1. Todo un descubrimiento la quinta, nosotros lo hacemos con zanahoria, calabacín y trocitos de fuet, lo del fuet no es de lo más saludable, pero está taaan bueno!!! 😄😄 Lo q me pasa con la quinta es q me gusta tanto la textura q puedo comer y comer y parece q no me lleno nunca!!! Así q procuro q me sobre para repetir!! Me apunto la receta!!

    2. ¡hola! ¿a la peque también le dais los cacahuetes? insisten tanto por ahí en lo de los frutos secos en niños que creo que estoy obsesionada con eso… bss!

      • Hola, Miren. El tema de los frutos secos es por atragantamiento, no porque no puedan tomarlos. Por tanto, machacados sin ningún problema 🙂 En esta entrevista, por ejemplo, Julio Basulto los cita entre otros alimentos saludables. Un abrazo.

    3. Me parece una idea para cenar estupenda, fácil y rápida. La probaremos seguro, gracias por compartir!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *