8

Cómo hacer guacamole paso a paso

como-hacer-guacamole-paso-a-paso

Receta sencilla de guacamole

En casa sólo comemos guacamole Mara y yo. El papá en prácticas aún no hemos conseguido que le pille el punto al aguacate así que se pierde una delicia para el paladar (y para su body).

Lo hago muy a menudo (en casa nunca faltan aguacates) y lo comemos tanto como para “picar” como para desayunar o merendar (hay vida más allá de las galletas, las magdalenas y los cereales). Para mi es un auténtico vicio. Mmmm… Así que si queréis hacerlo, aquí os cuento cómo preparamos paso a paso esta receta sencilla de guacamole.

¿Qué necesitamos?

2 aguacates maduritos
1/2 limón
1 cebolleta
1 pimiento rojo
1 tomate
Aceite de olivar virgen
Sal
Cilantro

ingredientes-guacamole

¿Cómo lo hacemos?

1. Picamos muy fina la cebolleta, el pimiento y el tomate sin piel. Reservamos

2. Pelamos los aguacates y con un tenedor los machacamos hasta formar un puré en un bol.

3. Añadimos el zumo de medio limón, y la mitad de la cebolleta, el pimiento y el tomate junto a un poquito de sal (el resto lo dejamos a parte para ir añadiendo, por ejemplo, a una tosta). Si nos gusta el cilantro podemos ponerle un poquito (pero muy poco porque da bastante sabor, con una cucharada de cilantro picado muy fino es más que suficiente).

4. Mezclamos bien y… ¡listo! Más fácil, imposible.

guacamole-paso-a-paso

¿Por qué nos gusta?

El aguacate es sencillamente delicioso. Pero es que, además, es un alimento saludable ideal para cualquier momento del día. Como decía más arriba, se puede tomar para “picar” entre horas con palitos de pan (mucho más rico y sano que otras cosas superfluas), para desayunar o merendar en una tosta de pan integral junto a un té.

El aguacate tiene un montón de propiedades (ojo que no por comer aguacate nos vamos a hacer todo poderosos) y, aunque hay un montón de mitos que giran en torno a él (no, el aguacate ni engorda ni aumenta nuestro colesterol malo), si nos gusta el aguacate será más que bien recibido por nuestro cuerpo.

 

tosta-de-guacamole

* Consejos de la abuela:

– Podéis prescindir de la cebolleta, el pimiento o el tomate si no os gusta alguno de los ingredientes. A mi me encanta el sabor que le dan pero el aguacate simplemente con sal, aceite y limón está rico, rico.

– Mejor si lo coméis de un día para otro como mucho porque, aunque con el limón evitamos bastante que se oxide, el aguacate es un alimento que dura muy poquito una vez que lo hemos pelado.

– El cilantro también es opcional. Lo hago con él y sin él y de las dos formas está muy bueno. Suelo tener ciclantro ya lavado y cortado en el congelador siempre a mano.

¿Habéis hecho alguna vez guacamole? ¿Os gusta?

 

8 comentarios

  1. ¡Me encanta el guacamole! Aunque yo en mi caso hago una variante jejeje

    Lo hago sin pimiento y si no tengo limón en casa le echo un chorrito de vinagre de módena. ¡Queda delicioso! (aunque de color no queda tan bonito jajajaja)

    • Uy pues no se me había ocurrido lo del vinagre de módena. Seguro que también queda genial. Ñam! La verdad es que el guacamole es mi perdición jejeje…

  2. Lo voy a hacer seguro, hace tiempo que me pica el gusanillo de prepararlo en casa, porqeu nos encanta el guacamole, pero hasta ahora siempre lo comprábamos en el mercadona…

  3. A mí me chifla el aguacate de cualquier forma, pero a Mopito no le gusta el guacamole, aunque sí el aguacate (desconfía de casi todo lo que viene machacado). En cambio a Pedro le encanta el guacamole, pero no come aguacate en trozos. Nosotros en vez de pimiento troceamos un chile fresco tipo jalapeño, para darle un toque picantillo. Como curiosidad contar que el guacamole tradicional mexicano se prepara en una especie de mortero fabricado en piedra volcánica que se llama “molcajete”.

    • Oye pues nunca te acostarás sin saber algo nuevo. “Molcajete”. Eso es pregunta de Trivial, fijo. Quiero probar ese guacamole porque viviendo de dos que han vivido en México eso puede ser la bomba. Qué rico!!

  4. Aquí el experto en aguacate es el padre, es el que tiene la receta “secreta” y la verdad es que sale muy bueno.
    Un truco para que no se oxide el guacamole es ponerle el hueso del aguacate en el centro del plato, en contacto con el guacamole. No sé si es una leyenda urbana o no, pero lo cierto es que hemos probado con y sin hueso y es verdad que si no lo tiene, se estropea antes…

    • Sí!!! Conocíamos el truco. Lo hicimos cuando preparamos el guacamole en el cumple de Mara. Lo hicimos por la mañana y para que no se pusiera chucho le metimos el hueso del aguacate y lo cerramos con papel film (el papel el contacto con aguacate y hueso). Hay que hacer un recopilatorio de trucos molones de cocina 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info