5

Ideas para un viaje feliz en coche

recursos-para-viajar-con-bebes

4 recursos para viajar en coche con niños

A la hora de planificar un viaje en coche supongo que depende mucho la edad de los niños, y de los propios niños en cuestión. A Mara, a diferencia de Leo, la idea de montar en coche le horrorizaba. Recuerdo perfectamente las vacaciones de 2015 a Portugal durante las cuales recorrimos Lisboa, Sintra y Cascáis; lo que desde Madrid se traduce en algo más de 600 kilómetros. Y las recuerdo perfectamente porque contra todo pronóstico, el viaje en coche en cuestión fue mucho más sencillo de lo que habíamos imaginado.

Hasta aquel momento, nuestros viajes en coche habían sido bastante catastróficos (salvando temporadas mejores), incluso los trayectos cortos. La cosa mejoró poco a poco pero no notamos un cambio a mejor de forma real hasta los 18 meses (mucho más cuando cambiamos de silla). Pese a esta mejoría, nosotros nos planteamos algunos recursos para nuestro viaje de verano por si la cosa se nos complicada demasiado. Así que, por si os sirven, allá van algunas ideas para viajar en coche que a nosotros nos vinieron de perlas para hacer más entretenido el viaje.

1. Cuentos

El mejor recurso que tenemos. A Mara le encanta que leamos cuentos con ella, y a nosotros nos encanta hacerlo. Disfrutamos muchísimo viendo la cara que pone cuando se sorprende, cuando le gusta, cuando nos quiere explicar ella qué está pasando. Es alucinante. Y, por suerte, no nos mareamos en el coche leyéndolos… Así que hemos aprovechado ese amor por los cuentos para pasar tiempo entretenidos durante el viaje y que se haya algo más llevadero. Nuestra biblioteca va creciendo pero sus libros favoritos en este momento son claramente tres: ‘Mamá y yo‘ de la Editorial Minis (creada por Gessamí Forner),  ‘Abuelos’ y ‘El conejito blanco’; los dos últimos de la editorial Kalandraka (y que compramos gracias a una tarjeta de regalo de El Corte Inglés que obtuvimos con la tarjeta BP).

viajar en coche

2. Pintar

Otro de los descubrimientos recientes ha sido pintar. Le encanta hacer garabatos de colores y que le pintemos nosotros a “papá, mamá y Mara”. Así nos lo pide. Y, claro, nosotros solo podemos morir de amor. Así que vamos con las pinturas en un pequeño estuche y con una libreta a todos lados por si nos da un arrebato creativo.

3. Juegos

Aunque creemos que un uso responsable y limitado de la tecnología puede ser positivo para los peques (al fin y al cabo la tecnología forma parte de nuestras vidas queramos o no), y pese a que incluso en un principio nos hicimos con una tableta pequeña de cara a poder utilizar con Mara determinadas aplicaciones, lo cierto es que no le hemos dado apenas uso.

En cambio, y gracias a Gen de Mangiare a Mesa Puesta (con la que tuvimos la suerte de coincidir en Lisboa) descubrimos un montón de juegos “portátiles” la mar de apañados, sencillos y fáciles de transportar. Así que, para el viaje de vuelta nos hicimos con alguno de ellos (incluso si tienes una tarjeta de afiliación como la tarjeta BP, con la que acumulas puntos cada vez que repostas en las gasolineras BP y que luego canjeas por productos, puedes conseguir algún juego mini para llevar siempre en el coche). ¿Ejemplos? Los libros de pegatinas de animales/objetos para pegar, los libro-juegos, marionetas de dedo o la plastilina (hay recetas DIY de plastilina casera geniales por la red) pueden ser ideas fantásticas.

4. Saca el cantante que llevas dentro

Cantar. A Mara le encanta la música y cuanto más movidita mejor. Eso sí. Una canción que le entusiasma hoy (y quiera escucharla una y otra vez), puede que mañana la odie con toda su alma. Así que CD va, CD viene, ponemos banda sonora a nuestro viaje canta que te canta. Pero sin música de fondo también cantamos lo que se tercie, desde los clásicos de toda la vida hasta las canciones favoritas de papá y mamá.

¿Nos contáis alguna más que podamos incluir?

Quizás también te interese:

 

Otras entradas

Diana Oliver

Diana Oliver

5 comentarios

  1. Geniales los truquis. Nosotros para el avión llevamos cuentos, juguetes de dedo, muñecos… En un vuelo se entretuvo con la revista del avión. En otro con un rulo. Al final… Jajajaj. En coche solo hemos hecho viajes de dos horas. Muchos, eso sí. Antes siempre iba dormido porque le pillábamos la hora. Ahora ya es más complicado y el último viaje al padre casi le da un jari y por primera vez le puso un buen rato you tube.
    600 km= padre valientes 😜

    • Somos unos inconscientes, más bien 🙂 Al final es verdad que se entretienen con lo más raro y tú ahí con tu arsenal de cacharritos…. Jeje.
      Gracias por comentar. Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info