10

#DesnudaLaFruta para acabar con los envases innecesarios

 

La campaña #desnudalafruta quiere lograr no sólo reducir envases innecesarios para frutas y verduras si no hacerlos desaparecer. Para ello nos animan a que si encontramos fruta o verdura envasada no la compremos y subamos una foto denunciándolo. ¿Nos sumamos?

 

A principios de marzo conocía gracias a La ecocosmopolita la iniciativa llevada a cabo por Isabel Vicente, autora del blog La Hipótesis Gaia, para luchar contra los envases innecesarios en frutas y verduras. Después de Yve, multitud de medios se han hecho eco de la iniciativa así que es probable que ya conozcas de qué trata. Si no es el caso, quédate porque seguro que te interesa.

#DesnudaLaFruta para llamar la atención sobre el abuso de plásticos

A menudo no somos conscientes de que todo aquello que nos puede reportar cierta comodidad en nuestro día a día también supone un desgaste, una renuncia o un perjuicio. Ocurre, por ejemplo, cuando optamos por productos envasados que realmente podríamos comprar perfectamente sin ese envase. ¿Qué productos? Pues, entre otros, legumbres, té, cereales, frutas o verduras. Es precisamente sobre los dos últimos sobre los que Isabel Vicente ha querido poner el foco de atención y es por ello que se ha lanzado a denunciar el abuso de plástico en productos frescos, frutas y verduras a través de redes sociales.

Para ello se ha armado con un móvil y ha creado la cuenta de Instagram desnudalafruta, en la que poco a poco va recogiendo todos aquellos envases innecesarios con el objetivo de llamar la atención y tomar conciencia sobre este problema. Además, anima a quien así lo desee a unirse a la iniciativa fotografiando aquellos productos envasados que se quieren denunciar y subiendo la imagen a las redes sociales con el hashtag #DesnudaLaFruta.

 

 

La idea, cuenta Isabel, surgió en un grupo de Facebook desde el que querían hacer algo para llamar la atención sobre el abuso de plásticos: “Pensamos que mostrar fotos con una etiqueta común podría servir para este propósito. Con la campaña pretendemos concienciar a los consumidores para que no compren este tipo de productos a la vez que mostramos alternativas muy sencillas para evitar el plástico. También queremos que los supermercados sean conscientes del gran impacto que generan al fomentar este tipo de ventas y que se impliquen eliminando de sus estanterías estos productos”.

En Instagram encontramos hasta la fecha más de 600 publicaciones con el HT #desnudalafruta. Entre las fotos más absurdas, y que ha tenido mayor repercusión, la iniciadora de la campaña destaca la de una sola cebolla envuelta en plástico en una bandeja de poliestireno. sin embargo, reconoce que, a medida que pasaban los días y la iniciativa iba tomando fuerza ha visto ejemplos peores. “Una de las fotos que más me ha impactado es una tomada en China en la que se podían ver fresas envueltas una a una”, dice.

 

Una carrera de obstáculos

Lamentablemente, estamos ante una verdadera carrera de obstáculos ya que si bien en la actualidad te cobran por las bolsas cuando vas al supermercado o hipermercado, no hay la misma conciencia con los envases. Lo vemos, por ejemplo, en que te siguen casi obligando a que compres fruta y verdura con plástico de una u otra forma. Opina Isabel Vicente que “al igual que está en proceso la aprobación de una ley que impedirá dar bolsas de plástico de manera gratuita, debería existir una ley que impida que este tipo de envases sean puestos en el mercado“. Menciona la autora del blog La Hipótesis Gaia que hace unas semanas varias asociaciones ecologistas pedían al ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que, entre otras acciones, se tomasen medidas legislativas en contra del plástico de un solo uso; algo que en otros países ya han tenido en cuenta y han establecido medidas concretas contra este tipo usos.

Basta con visitar un supermercado y un hipermercado para poder fotografiar muchos ejemplos de cómo no hay aún preocupación alguna por parte de las grandes superficies en cuanto a reducir los envases de productos frescos como las frutas y las verduras. Entre las cosas que más nos ha sorprendido recopilando las fotos es la denominación de “productos ecológicos” a frutas y verduras envasadas porque si bien pretendían ser menos dañinas para el medio ambiente con, supongo, pesticidas más respetuosos, pierden su intención en el momento en que pasan a conservarse en un envase de plástico.

 

 

 

 

 

 

Cómo podemos reducir los envases en nuestras compras

Cuando vamos a comprar todos nos hemos ya acostumbrado a llevar la bolsa de tela de casa. Dar el paso a no comprar productos envasados, a llevar también bolsas reutilizables para fruta y verdura o a darle vida al granel es cuestión es también una cuestión de aprendizaje; algo que no solo es sencillo de implementar, sino que, además, tiene grandes ventajas añadidas además de la ambiental. Para Isabel Vicente “supone un ahorro de dinero, ya que no hace falta que pagues un suplemento por el plástico añadido en el envase, y además te permite consumir la cantidad exacta. También supone un incremento de la calidad, es más fácil apreciar el estado de los productos cuando no hay un plástico de por medio”.

Hay quien pone la excusa de la falta de tiempo o de lo cómodo que resulta comprar así, pero para la iniciadora de la campaña #DesnudaLaFruta, cree que “el tiempo que se ahorra por un lado se pierde por otro” ya que puede que la compra sea más rápida, “pero también tienes que entretenerte en desempaquetar las frutas o las verduras y después tienes que ir con más frecuencia a tirar todos los residuos que te has llevado a casa y que no tendrías de haber comprado a granel. También hay que destacar que comprar a granel permite adaptarse a las necesidades de cada persona. Te llevas solo lo que necesitas, de manera que hay menos posibilidades de que se genere despilfarro de alimentos”.

 


Resumiendo todo lo anterior, basándonos en nuestra propia experiencia y teniendo presente también el ritmo de vida que llevamos, especialmente en ciudades grandes como Madrid, éstas podrían ser algunas ideas para reducir los envases innecesarios:

1. Más mercado, menos supermercado

Pese a que lo fácil es hacer la compra online o en grandes superficies que nos ofrecen todos los productos al mismo tiempo, acudir más a la frutería del barrio o al mercado con nuestra propia bolsa ya está ayudándonos a reducir esos envases en los productos frescos ya que no nos obligan a pesar cada producto en una bolsa sino que nos las pueden ir poniendo en nuestras propias bolsas de tela.

2. Llevar siempre una bolsa de tela

Muchas veces hemos ahorrado bolsas de plástico en cualquier compra gracias a llevar siempre encima una bolsa de tela. Las hay muy bonitas y prácticas de guardar en tiendas tipo Tiger.

3. Más comida de verdad, menos procesados

Muchas veces preferimos comprar un guacamole o un hummus ya preparado, lo que supone un envase extra que podríamos ahorrarnos haciéndolo nosotros. Sí, exige más tiempo en cierto modo pero nos asegura reducir un envase, cocinarlo con los ingredientes que nosotros queremos y, además, disfrutar de algo mucho más rico.

4. ¡Viva el orden y la planificación!

Y muy relacionado con lo anterior: llevar cierto orden de lo que tenemos en nuestra nevera y nuestros armarios, saber qué vamos a comer o cenar durante la semana, también va a ayudarnos a comprar mejor.

5. Tomar conciencia

¿Quiere esto decir que todo lo hacemos perfecto y en esta casa no hay envases? La verdad es que no. A veces entran más de los que deseamos pese a cumplir todo lo anterior. Pero, ¿quién dice que no podemos aportar nuestro granito de arena para mejorar un poco el mundo reduciendo todo lo posible esos envases? Lo importante no es hacerlo todo bien, todo perfecto, si no hacer lo que esté en nuestra mano. Tomar conciencia ya es un paso muy grande. Y en ello estamos.

¡Por cierto! En el blog Vivir sin plástico también podéis encontrar mucha información sobre cómo reducir los envases, entre otros. Incluidlo en vuestro Feedly junto con La Hipótesis de Gaia y La ecocosmopolita. Imprescindibles.


 

¿Nos dais más ideas para reducir los envases de frutas y verduras? ¿Nos unimos a la iniciativa #DesnudaLaFruta?

 

Quizás también te interese:

 

Otras entradas

Compartir es vivir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Diana Oliver

Diana Oliver

10 Comments

  1. Yo creo que los envases de fruta cortada, los hacen para aprovechar la fruta que la piel ya se le ha puesto un poco fea y no la pueden vender, o también la verdura de grano tipo guisantes, habas, o fruta como la granada, se vende mucho más cara desgranada que entera, con la excusa que facilitan el trabajo en la cocina.

    • Puede ser, pero no sé si esa “compensación” realmente compensa, valga la redundancia, el desgaste de recursos en el que estamos inmersos. A mí me preocupa mucho este tema porque no veo mucho movimiento ni conciencia de cambio y no hay una planeta “extra” al que huir si nos cargamos este. ¡Ay!

  2. Nosotros somos muy de mercado de frutas y hortalizas del de toda la vida donde el productor viene a venderte su cosecha (y los huevos, elpan o el queso). Lo que hacen con la fruta más frágil (frutos rojos sobre todo) es ponerla en envases de cartón, son exactamernte iguales que los de plásticos sólo que estos son reciclables. Por que llevar moras o arándanos en una bilsa de tela me da bastante miedo porque es muy probable que se machaquen y además de que luego no los puedes comer las manchas de esos productos son dificilísimas de quitar. Por eso… ¡envase de cartón!

    Un saludo

    • Qué buena idea lo de los envases de cartón. Y seguro que hay un millón de soluciones mucho más “amigables” que el plástico. Y ojo, que a lo mejor no es necesario suprimirlo “para todo” pero sí que en los casos que no sea necesario sería interesante terminar de una vez por todas con él. Gracias por comentar, Nazareth.

  3. Gracias por compartir toda esta información.
    Nos unimos a esta causa.
    Nosotros intentamos no utilizar bolsas de plástico.
    Donde vivimos no hay Mercado, lo cerraron y en el día a día es a veces más complicado, pero lo intentaré.
    Un abrazo Diana!

  4. Me parece muy necesario comenzar a tener conciencia y es verdad en el supermercado encuentras mucha fruta envasada, por ejemplo las uvas siempre están envasadas así como las manzanas y kiwis creo que esta campaña será un toque de atención muy positivo para todos.

  5. Ya sabes que nosotros estamos en la misma pelea 🙂 Y como concluyes al final, no vale excusarse en que es imposible hacerlo todo bien. Cada granito de arena suma y cuenta. Nosotros estamos la mar de felices ya con nuestras bolsas de tela para la compra a granel y ya vamos teniendo confianza para utilizarlas en cualquier supermercado aunque nos pongan pegas de entrada. Siendo razonables, al final siempre cuela.

    Solo hay un caso en el que puede ser justificable este envasado excesivo de fruta ya preparada. Yo no me lo había planteado, lo reconozco, pero a raíz de la foto viral de unas naranjas peladas y envasadas individualmente alguien señaló que eso era de gran ayuda para personas con problemas de movilidad en las manos, por ejemplo. En ese caso, toda ayuda es poca, está claro.

    Sin embargo, no creo que la proporción de población con ese tipo de dificultades sea equivalente a la cantidad de productos frescos que ya empiezan a venderse preparados y envasados en plástico, no exageremos. Como ya hablamos un día, es cierto que hay una tendencia a ganar conciencia sobre este tipo de problemas, pero también existe la tendencia contraria de la industria y la mayor parte de la población hacia el consumo irresponsable, el procesado, el envasado comodón, etc. Por eso estas campañas son cada día más necesarias.

    ¡Besotes!

    • La verdad es que lo de las personas con problemas de movilidad es cierto pero seguro que hay algún envase más adecuado que el plástico. También te digo que a lo mejor no es la cuestión terminar con todo, todo, todo, el envase del mundo pero sí que es cierto que si no tenemos problemas para pelar una mandarina o una naranja, por ejemplo, ¿por qué comprarla envasada?
      Espero que todo cambie, aunque lo veo tan difícil… Hoy, además, lo veo todo especialmente complicado 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *