7

Salmón con pesto y espárragos trigueros al horno

receta-de-salmon-al-pesto

Salmón con pesto, una alternativa estupenda a la plancha

Comenzamos haciendo salmón al horno y un poco de sal. Sin más. Era así como lo preparaba Pilar. Sin embargo, teníamos ganas de más, así que en casa nos lanzamos a darle un toque de sabor molón con el pesto. ¿El resultado? Espectacular.

Os contamos cómo hemos preparado un rico salmón con pesto y espárragos trigueros al horno con el que os chuparéis los dedos. Más fácil de hacer, imposible. ¡Ah! Recordad que la temporada de espárragos trigueros se sitúa en primavera y otoño, así que si no los encontráis o preferís optar por un consumo más respetuoso con los productos de temporada y de cercanía podéis sustituirlos por verduras de temporada. ¡Manos a la obra!

¿Qué necesitamos?

Para 2 personas:
2 trozos de salmón sin espinas
30 gramos de albahaca
1 diente de ajo
20 gramos de piñones
100 ml. de aceite de oliva virgen extra
Sal al gusto
1 limón
1 manojo de espárragos trigueros

ingredientes-salmon-al-pesto

¿Cómo lo hacemos?

1. Precalentamos el horno a 200º.

2. Mientras el horno va tomando temperatura, nos ponemos manos a la obra con el pesto. ¿Cómo lo hacemos? Muy fácil: en el vaso batidor introducimos la albahaca, los piñones, de aceite de oliva, la sal y el diente de ajo. Trituramos hasta que quede una salsa ligera. Reservamos.

3. Pintamos con aceite una fuente de horno y ponemos encima los dos lomos de salmón bien separaditos. Y alrededor del pescado, los espárragos trigueros (o la verdura que más rabia os de) previamente lavados y cortados.

4. Sobre el salmón, el zumo del limón y el pesto.

5. Metemos en el horno unos 15 minutos a 200º.

6. ¡A comer!

¿Por qué nos gusta?

El sabor que le da la albahaca al pescado es genial. Hasta ahora sólo habíamos hecho pesto para la pasta pero combinarlo con el salmón ha sido un acierto total. Recomendable 100 por 100 para invitados a casa, niños, mayores y todo el mundo.

* Consejos:

– Podéis usar también rodajas de salmón pero en casa nos gusta más comer el pescado sin demasiadas espinas de por medio así que, cuando vamos a la pescadería, le pedimos al pesacadero/a que nos lo corte en filetes quitando la espina central. Por supuesto, como buenos “marujistas”, compramos un salmón entero que congelamos y vamos consumiendo. Ideal para ahorrar y tener siempre alimentos saludables en la nevera.

¿Os animáis a hacer este sencillo salmón con pesto y verduras al horno?

7 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info