0

Slow stories o cómo convertir la hora del cuento en un viaje a la imaginación

 

Desde Andana, la editorial valenciana que ha publicado más de 160 títulos desde su fundación en 2009 y que cuenta con autores como Oliver Jeffers, Anuska Allepuz, Marta Altés, Benji Davies o Rob Biddulph, lanzaban el pasado mes de abril la campaña Slow Stories para enseñarnos a contar historias y emocionar con ellas a los niños.

 

Andana, la editorial valenciana de libros infantiles y juveniles, acaba de cumplir diez años de vida y para celebrarlo lanzaban el pasado mes de abril –coincidiendo con el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil– la campaña Slow Stories, un proyecto nacido con el objetivo de convertirnos a padres, madres, profesores y libreros en auténticos cuentacuentos. Añadiré que no se me ocurre mayor motivo de celebración que más de 160 títulos publicados y haber sumado a su catálogo a autoras y autores de la talla de Oliver Jeffers, Anuska Allepuz, Marta Altés, Benji Davies o Rob Biddulph. Más aún ante un panorama tan complejo: el número de libros del sector infantil y juvenil que se publican semanalmente desde hace unos años en nuestro país es inabarcable. Sálvese quien pueda.

 

Slow Sories: levantando una trinchera frente a un mundo rápido

No es ninguna novedad decir que vivimos en un mundo rápido. Estresante. Que la tecnología ha cambiado la manera en la que vivimos, la forma en la que nos relacionamos, hasta las vías de aprendizaje son otras. Slow Stories es un proyecto que pretende posicionar el álbum ilustrado frente a las pantallas. Frente a esa vorágine que nos consume día a día. Lo hace inspirándose en el concepto de slow life para priorizar la calma y el aquí y ahora frente a las prisas, las distracciones y la impaciencia.

La puesta en escena de Slow Stories es ya toda una declaración de intenciones: un cartel como el que cuelga en el pomo de la puerta de las habitaciones de hotel pero con un mensaje muy diferente y especial: “No molestar. Estamos viajando a través de una historia maravillosa. Espacio libre de pantallas“. Y esa es precisamente una de las recomendaciones de Slow Stories: no meter en la habitación ningún dispositivo móvil que pueda romper la atmósfera de la narración y el ambiente mágico que surgen alrededor de una historia.

 

 

Recomendaciones para leer en familia

Decía Richard Peris, cofundador de la editorial, en una nota de prensa que a la hora del cuento muchos adultos llegan “bajos de energías y de recursos”, lo que en su opinión convierte el acto de la lectura “en un trámite rutinario”. De ahí que la campaña Slow Stories quiera dar valor a ingredientes básicos como el tiempo, la dedicación, la complicidad familiar o la elección de un buen libro, “para hacer vibrar a los niños con historias relajantes, lúdicas e interactivas”. Pero, sobre todo, quiere motivar(nos) para hacer la hora del cuento un momento mejor.

Desde la web slowstories.es se pondrá en marcha a partir del mes de septiembre un curso para padres y madres “narradores de historias”, con el objetivo de ofrecerles de forma amena y entretenida las mejores estrategias para contar bien una historia a los niños y convertir así el momento de la lectura en una experiencia única y memorable capaz de derrotar a las pantallas. “Con esta formación para los padres, madres, docentes, libreras… queremos compartir nuestra experiencia acumulada en estos años y al mismo tiempo también queremos agradecer a todos los que han hecho posible que sigamos disfrutando del mundo de los libros”, señalaba Peris

 

 

Para ir abriendo boca, Andana ha creado un decálogo de recomendaciones para disfrutar de los libros y de la lectura con los más pequeños:

  1. Las historias más memorables son aquellas que sorprenden. Vive la historia, escenifica, disfruta de ella y los más pequeños también lo harán.
  2. Leer un cuento no debe ser un trámite para ir a dormir, hay que darle entidad propia y buscar el momento más adecuado.
  3. Un libro es un juguete más y, por tanto, hay que disfrutar del momento de lectura como de cualquier otro juego. Piensa en jugar.
  4. Por supuesto, nada de dispositivos móviles, ni digitales, el espacio de lectura debe ser un santuario no digital.
  5. Prepara el momento y el espacio, repite algún acto ritual que indique que comienza el esperado momento especial. Le ayudará a centrar la atención.
  6. La proximidad física es importante y potenciará la complicidad con tu hijo/hija. Acércate, cógele de la mano, abrázalo/a…
  7. Los pequeños reciben muchos estímulos e imágenes, a veces poco recomendables. En casa, intenta rodearlos de belleza haciendo una buena selección de libros.
  8. Niñas y niños necesitan momentos de calidad con los cuidadores, así que es necesario que estés presente físicamente y mentalmente, sin distracciones.
  9. Utiliza elementos de tu entorno para crear títeres, ambientes imaginarios, decorados. Los hará reír y potenciar su fantasía.
  10. Y lo más importante, cuenta con los mejores ingredientes: tiempo, dedicación complicidad y un buen libro.

 

 

 

Diana Oliver

Diana Oliver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info