84

#STOPNiñoFobia: Vecinos intolerantes y despertares nocturnos. ¿Dónde queda la empatía?

Vecinos intolerantes y despertares nocturnos

Cuando convives en comunidad te arriesgas a tener que compartir edificio con vecinos intolerantes. Carentes de empatía. Vecinos que siempre encuentran una excusa perfecta para quejarse; y, por norma general, para quejarse de malas maneras.

Seguro que esta escena os suena a muchos: despertares nocturnos de un bebé que se alargan durante meses, noches sin pegar ojo más de dos, tres, cuatro horas seguidas, agotamiento. Si ya es bastante duro enfrentarte al día a día sin dormir, cansados y con ojeras XXL, sumadle tener que vivir en un edificio junto a personas que son capaces de dejarte una nota en el buzón diciéndote que tu hija molesta o que se presentan en tu casa un domingo por la tarde para decirte que quieren dormir y que hagas algo para solucionar el tema de los despertares nocturnos de tu bebé.

Y es que, hace dos semanas nos encontrábamos una nota en el buzón que decía algo así como…

“Hola, necesitamos que dejéis de hacer ruido de madrugada porque no podemos dormir y descansar. Y, por favor, no andar con tacones a las 6 de la mañana. Gracias.”

Este es un breve resumen del contenido porque realmente tiramos la nota en ese mismo momento y fuimos directos a hablar con los únicos vecinos que podían dejar semejante papel sin dar la cara y lo que es peor: mintiendo. Como contaba el papá en prácticas aquí, nos dijeron que el motivo de la queja era que estaban hartos de nuestro “ruido” nocturno. Imaginad el ruido que podemos hacer de madrugada dos adultos y un bebé de 18 meses. ¡La party loca! Atónitos preguntamos que qué “ruido” escuchaban. Según ellos, oyen a la niña gritar y llorar y les molesta. ¡Ojo! También añadieron que escuchan el despertador de Adrián por la mañana (diré que el pobre hace tal maniobra de “apagado rápido” que ni Mara ni yo nos enteramos de que ha sonado, ¡imaginad!) y, lo que es más indignante, ¡oyen a alguien andando en mi casa con tacones a las 6 de la mañana! Dejando a un lado que mi papá en prácticas aún no ha mostrado signos aparentes de transformismo, diré que llevo sin usar tacones más de tres años por diversos motivos (que no voy a relatar aquí para no aburriros) y mucho menos me los pondría para estar en casa junto al pijama o el chándal (éste último es el traje regional de mi hogar de lunes a viernes). Estupefactos les dijimos que lamentábamos que escucharan los despertares de la niña o sus gritos de frustración pero que hacíamos todo lo que estaba en nuestra mano para calmarla y acompañarla. Por supuesto, les dijimos que era imposible que escucharan tacones y que el despertador, lamentablemente, no era algo que pudiéramos dejar de usar porque por el momento no contamos con un gallo Perico que nos anuncie el alba. Y así, cada uno se fue a su casa.

Pero todo ha ido a peor. En general Mara nunca ha dormido bien pero, para más INRI, la semana pasada tuvimos una de esas “semanas malas” en las que puedes dar gracias si duermes más de una hora seguida en toda la noche. Por lo general, cuando mi niña se despierta y protesta, llora o grita en cuanto coge el pecho se tranquiliza. Dormimos bien pegaditas la una con la otra, pero hubo algunos momentos durante varios días en los que el llanto se alargó más de lo habitual. Quizás en una de las ocasiones duró 10 minutos; minutos en los que estuve abrazándola y besándola para tranquilizarla paseo arriba, paseo abajo (descalza, sin tacones, sin saltos ni pasos de elefante). Estoy segura de que habéis podido vivir una situación similar en algún momento. Y se pasa mal. Se pasa mal porque tu bebé está sufriendo, se pasa mal porque estás agotada y se pasa mal porque piensas en el descanso de tu vecindario. Pero, ¿qué puedes hacer? Pues yo no creo que exista mayor solución que armarse de paciencia.

En este contexto, el domingo mientras compartíamos comida y juegos con nuestra familia favorita (impagable poder compartir vivencias, preocupaciones y sentirse comprendidos por ellos) se presentaron en casa nuestros estupendos vecinos intolerantes para decirnos que dejáramos de jugar con los niños que querían dormir la siesta ya que por la noche tampoco les dejábamos dormir. ¡Ah! Y que hiciéramos algo con ese asunto. “¡Qué hiciéramos algo!”. ¿Algo como qué les pregunté? Según ellos no es su problema decirme cómo arreglarlo ya que es nuestra responsabilidad ponerle remedio. ¡Genial! Entonces… Les molesta que la niña se despierte por la noche y nos dicen que “tenemos”que solucionarlo. ¡Perfecto! Un momento que saco la varita mágica que consigue que un niño menor de 3 años duerma toda la noche del tirón sin mover ni una pierna. ¡Juas! También aprovecharon para amenazarnos con lindezas como subir a casa a las 3 de la mañana con el perro (curiosa hora para pasear al animal). Creo que con esto ya han quedado retratados.

Les estuvimos explicando que Mara no duerme muy bien, que es un bebé de 18 meses que se despierta por la noche, que hay niños que duermen mejor que otros, que esos despertares forman parte de su desarrollo y de la evolución del sueño infantil, que es un tiempo todo será mejor, que estamos cansados y que les entendemos pero que no podemos hacer mucho más. ¿Respuesta? De nuevo, que es nuestro problema y que tenemos que “solucionarlo”. Perfecto. Insisto: “¿Cuál es la solución a los despertares de mi hija según vosotros?, ¿queréis que le ponga un bozal a la niña?, ¿que la medique?”. La respuesta os la podéis imaginar. Me insinuaron desde una visita al pediatra para medicarla y que duerma toda la noche hasta paseos nocturnos en coche a las 3 de la mañana. ¡En coche! Claro. Lo que le faltaba a mi niña, se despierta y la monto en el coche con lo mucho que lo odia. Por supuesto, también dejaron caer los malos padres que somos porque ellos tienen unos amigos con un bebé que también llora por la noche y han tomado medidas. ¡¿Medidas?! WTF! ¿Qué medidas? Según dicen la madre de ese bebé que se despierta (y que dicen que es matrona) les ha dicho que el pediatra les recomendó una serie de “pautas” como por ejemplo que no durmieran siesta. Así que, tras dejarme claro lo mala madre que soy, le expliqué que la niña duerme con nosotros desde que nació, que jamás la hemos dejado llorar, que Mara durante el día apenas duerme nada porque es una niña muy activa y despierta y que insistía en que el sueño infantil es un proceso que necesita su tiempo. ¿Respuesta? “Me da igual como lo solucionéis, no es mi problema es vuestro y tenéis que arreglarlo porque a nosotros no nos gustan los niños, y por eso no los tenemos, pero queremos dormir”. ¡Bravo!

stop_ninofobia

Basta ya de no respetar las necesidades y los tiempos de los niños, de juzgar a los padres, de falta de humanidad. Por favor, practiquemos la empatía, la escucha activa, la comprensión, el respeto, las buenas formas y dejemos de pagar nuestras frustraciones personales con los demás;  y mucho menos con los más pequeños porque ellos no son la causa de nuestros problemas. Hoy más que nunca digo ¡basta ya! y me uno a la iniciativa de La Orquidea Dichosa y Madresfera #STOPNiñoFobia.

¿Qué opináis al respecto?
¿Deben construir bloques de edificios para familias con bebés que se despiertan?, ¿debemos dormir en el coche en medio del campo?, ¿en serio es tan complicado tener empatía con los niños?
Diana Oliver

Diana Oliver

84 comentarios

  1. Nosotros llevamos viviendo un año en nuestra casa son casas pareadas yo admito que somos ruidosos y hemos tratado de cambiar un poco eso, mis vecinos ufff desde que vivimos ahí nos han molestado que subimos o bajamos muy fuerte la escalera, que pegamos portazos que mis hijas son muy ruidosas etc, hace dos noches atrás dijeron que llamarían a la policia, nosotros a veces cenamos tarde por distintas circunstancias y cuando ellos están acostados nosotros recién no se vamos a dormir, ese día cenamos tarde mi esposo y yo aprovechamos de ver una película cosa que no siempre podemos hacer de forma tranquila a esto la Tv tenía un volumen bajo, mi hija de ocho años estaba en el computador el cual también tenía un volumen moderado y ella no emitía ningún ruido, cuando ya nos ivamos a a costar mi hija de cuatro años subió al segundo piso y ahí comenzó a gritar, jugar yo siempre le Estoy diciendo que no grite ya que se como molesta eso a mis vecinos 🙄 pero saben mi hija tiene un transtorno de lenguaje mixto es decir le cuesta comprender instrucciones y al decirle que no grite se ríe o grita más fuerte hay días que entiende y otros que no a mi me tiene un poco estresada esta situación ya que estoy de forma constante retando o a veces tironeándo a mi hija para que no grite sabiendo que ella no comprende cómo la hija de la vecina o cómo mi hija mayor a decir verdad me siento culpable que retarla para que no moleste a los vecinos siendo yo la primera que la debería comprender 😢

  2. Mirando en internet a ver si alguien le ha pasado lo mismo que a mí, he dado con este post. Hoy 17 de mayo, tras dos meses de confinamiento, el vecino de arriba ha llamado a mi puerta a quejarse del ruido que hacen mis hijos (de 5 y 2 años), me dice que están las 24 horas gritando y que llevan años sufriendo esto, que como padres no hacemos nada, que si no podemos hacer nada para que se callen, cierto es que hay ratos que se pelean por más que intente mediar, pero no es todo el día ni mucho menos. Qué poca empatía dada la situación que estamos viviendo. Es una persona de lo más miserable, eso sí a ellos no les importa pasar la aspiradora a las 8 de la mañana los sábados y arrastrar algo con ruedas a las 6 de la mañana.
    Y luego estarán aplaudiendo a las 20, qué hipócrita es la gente, qué asco de sociedad.

    • Pues a mí me pasa lo mismo, solo que yo soy la que se queja, mis vecinos de abajo han tenido un bebé que todas las noches se despierta a grito pelao 2 o 3 veces y nos tiene hartos, a mi y a todos los vecinos colindantes. Yo le he dejado una nota amable en el buzón, anónima para evitar rencores y malos rollos porque entendemos que es un bebé y que no es culpa de ellos y solo queríamos hacerles saber si podían hacer algo para el tema de los despertares nocturnos( mover la cuna de sitio o algún pequeño cambio que pudiera mejorar la convivencia de todos) pero parece que han tirado mo nota a la basura porque bos sigue despertando igual. No se trata de empatía ni de ocho cuartos, aquí nadie se queja de los ruidos en horario diurno ni mucho menos, pero nuestra comunidad es muy tranquila y las horas nocturnas SIEMPRE se han respetado ( hasta ahora claro) a mi por el día como si el crío no se lle calla en 12 horas, me da igual, pero por la noche no joder. Que pasa con los que no quieren tener hijos precisamente para no aguantar eso y se tienen que comer los lloros del bebé del vecino? Donde está la empatía hacia la parte que sufre? Porque encima es el vecino perjudicado el que siempre tiene que joderse siendo empático? Ya está bien, el que quiera hacer ruidos que se vaya a una casa independiente, en las comunidades hai normas, y la más fundamenral es el horario de sueño. Yo soy de las que dice vive y deja vivir, que cada uno haga lo que quiera con su vida SIEMPRE que nuestras decisiones no perjudiquen a los demás. Punto y final

      • Ah! Y dejad de preguntar a vuestros vecinos que se quejan “que le hago?” Quieres que le ponga un bozal?” Y de intentar explicarnos chorradas sobre el sueño del bebé y mierdas varias que NO NOS IMPORTAN. Como si cogéis al bebe y dais volteretas con el toda la noche, esas movidas de padres os las coméis vosotros, porque el que no quiere tener hijos precisamente esas comedias le importan un bledo. SOLO QUEREMOS DORMIR y estamos en nuestro derecho. Ahora sí, como ya estamos hasta los cojones después de 6 meses sin poder dormir por CULPA AJENA y estamos irritados y nos levantamos de mal humor hemos dado con la solución, cada vez que el crío llora nos ponemos a follar y gritamos con el, ya que nos despierta tendremos que aprovechar el tiempo en algo. Y que conste que somos tolerantes, que he visto vecinos que se quejaban de que los niños jugaban a la pelota por la tarde en el patio… nosotros solo queremos dormir en paz y las decisiones ajenas ni deberían afectarnos.

  3. Yo tengo unos vecinos que no se que hacer he tenido fuertes problemas en mi matrimonio y las peleas han sido muy fuertes tanto que se escucha en todo el edificio, yo entiendo que no es la mejor manera de convivir pero hay veces que tienes problemas y se salen de tus manos, ahora tengo que aguantar que hablen desde los balcones de nosotros nuestros problemas y demás cosas que llegan hasta hacer ofensivas , la vecina subió a quejarse porque se nos dañó la lavadora (si! Me quería morir otra razón para que se quejen) y además le comento a mi pareja sobre los chillidos, buaaa yo me siento tan mal que no se que hacer sales al pasillo y te los encuentras y es algo sioer incomodo no he querido reclamar nada porque se que en el fondo no es justo que se aguanten mis problemas pero tampoco me parece justo la poca comprensión y empatía que puedan tener las personas cuando te está cayendo tanta mierda. Muchas gracias a quien me lea.

  4. Buenas noches,
    Pues buscando alguna noticias, de qué hacer cuando tienes unos vecinos que te acosan continuamente, y te acusan de realizar ruidos que no nos ciertos, me he encontrado con esta página, y he leído atentamente el articulo de vecinos intolerantes, publicado por Diana Oliver. y no me ha extrañado nada.lo que ha publicado.
    Mis vecinos del piso de debajo del mío, deben de tener ultraorejas.,Yo vivo sola, tengo 58 años y no tengo ni animalitos, ni niños, ni nada. Tampoco uso tacones, ni chanclas, ni nada por el estilo, uso zapatillas especiales, que son de goma. También me han acusado de lo mismo, de estar taconeando de madrugada, o estar corriendo muebles a altas horas de la noche, etc.
    Me han llamado también a las siete de la mañana, para decirme todo esto.
    La más surrealista, fue que estando de vacaciones de jueves a martes, es decir, no había nadie en mi casa, el miércoles subieron a llamarme la atención, por los ruidos insoportables, que tuvieron que sufrir en ese fin de semana, mal por mi parte porqué les abrí la puerta, pero una vez hecho, sólo pude reírme con una risa muy nerviosa, y les expliqué que yo estaba de vacaciones.y que en mi casa no hubo nadie, Posteriormente me enteré que mi vecino de encima de mí, había tenido una reunión familiar en la hora de la comida. Y así, suma y sigue.
    Hoy, como la mayoría de españoles, y desde que estamos confinados todos en casa, a las ocho de la tardes, salimos a los balcones, o a las ventanas y aplaudimos (cosa que ellos no hacen y bajan las persianas estrepitosamente y de muy mala forma) y en mi caso después de los aplausos he puesto el himno de España, pues parece que les ha debido de molestar mucho, pues a las once de la noche que estaba hablando por teléfono, han empezado a golpear su techo (mi suelo) y no contento con esto ha subido la pareja del dueño a llamarme la atención, por la escandalera que tengo en mi casa, no respetando el descanso de los demás.
    Otra vez, alucinada me he quedado,esta vez, no le he abierto la puerta, me considero que me están acosando, le he dicho a través de la puerta que si tenía algún problema que llamará a la policía, y la he dejado voceando en el descansillo. Lo que si he hecho, es llamar yo a la policía y exponer lo que estaba sucediendo para denunciarlos por acoso, el polca estaba incrédulo con lo que le estaba contando, hasta que ha oído a través del teléfono, cómo me aporreaban el suelo desde abajo, recomendación que me ha dado, que me tranquilizará y que si volvían a subir a llamarme la atención, lo que sí tenía que hacer, es que yo llamará la policía local. Así que lo que haré es poner una denuncia en el juzgado por acoso.

  5. Yo llego 47 años viviendo ennla misma casa , solo que la casa de al lado hizo adosados y vinieron vecinos.Fiestas nocturnas , exceso de voz en la mujer.Luego estuvimos una temporada un año en el mismo barrio alquilados porque mi.madre tambien hizo adosados.La vecina se acomodo a sus anchas parece y cuando volvimos a nuestro adosado empezo todo.Todo le molestaba si no era una cosa era otra.Ya han pasado 15 años.Diariamente no hacen la vida normal y diaria siempre quejas .que si cortemos los arboles.Arboles que estan antes de que su casa se hiciera y protegidos por medio ambiente.Siempre pendiente de nuestros movimientos.Incluso es.salir al jardin y empieza la actuacion
    Dan la vuelta a la tortilla y llaman a la policia cuando los insultos directos es por parte de ellos.Si en casa se hace comentario o se ha hecho ha sido al aire nunca directo lo que demuestra que estan siempre pendientes.Es muy dificil de explicar15 alos.en pocas palabras.Creo que deberia denunciar yo despues de la visita a la policia para ponerles en antecedentes.Como se para esto?gracias.Son incivicos.

  6. Mis vecinos de abajo ya llega un punto en ke se le han por todo, si mi hija hace algo de ruido jugando si pingo la lavadora su paso el aspirador, casi ke tenemos ke hablar por mímica o por wasap para no molestarla y hablo de ke esto es a las diez de la la mañana y a las cinco de la tarde y a las dice de la mañana porque nosotros a las ocho y media estamos en la cama ya. Pregunto si ella denuncia a mi me pueden multar por esto?

    • Pues la verdad es que no lo creo, Silvia. Quiero pensar que no va a hacerlo y que si lo hace no pase nada. Muchísimo ánimo porque es muy difícil cuando ocurren estas cosas en la convivencia. Un abrazo.

  7. No sé, jamás me molestaron los bebes ni los perros, al contrario me encanta oírlos. Tuve vecinos con bebes llorones, y la verdad, siempre me daban ternura y simpatía, además, es entendible que un bebe llore pues es su modo de comunicación.
    Sí paso por un problema de gente intolerante y despota, que si tenes una opinión diferente te dan como inquisidores, la vivo yo, te ensucian llamándote por detrás ( porque no dan la cara) enfermo traumado,etc etc. Toso porque no estas de acuerdo con algo así, como la temperatura de la calefacción central, etc
    Pero mas vale sufrir y tener dignidad, que doblegarse ante la tiranía.

  8. A mi, hoy mi vecina que tiene hijos que juegan de forma salvaje al baloncesto hasta las tantas, tocan la guitarra a la 1 de la madrugada, gritan hasta las dos de la mañana etc, me ha dicho que ella no se queja de mi bebé de 4 meses(sufre se cólicos) que llora como para llamar a servicios sociales y que se ocupen del pobre. Lo he considerado una amenaza y me estoy planteando denunciarlo. Qué opináis¿?

    • Hola, Jessica. Siento mucho que te ocurra esto. Espero que podáis solucionarlo. Un abrazo, y ánimo.

  9. Veo que el post es antiguo ¡PERO QUÉ FUERTEEEEEE! Por suerte no he pasado por esto aunque sí la angustia; a la vecina de arriba se le quejaba la de debajo mío por esto; cuando tuve al Primogénito lo pasé fatal por si subía… y resulta que tenía que bajar yo a pedir que dejasen de tocar el piano a las 11 de la noche. Niños no, fiestas sí. Lo típico. Espero que la situación haya mejorado.

    • Ains… Es una historia tan habitual. Yo entiendo que pueda ser molesto por molestar para dormir pero, ¿qué hacer? Al final vivir en comunidad es lo que tiene, que debemos aceptar que no estamos solos, y, además, que en el caso de un niño que llora, que se despierta, que se queja… ¿qué vamos a hacer? Es imposible… De todas formas, estos chicos no andaban muy bien de la cabeza porque su solución pasaba por la “medicación” y la consulta urgente al pediatra. ¡Tremendo!

  10. pues los demás no tienen que aguantar chillidos, jaleos ni gritos, un edificio no es un parque de atracciones, y los demás también tienen derecho a vivir en paz en su casa y a poder descansar, los ruidos generan estrés, ansiedad, mal humor y problemas de insomnio, a esta gente que tiene hijos y animales que creen que pueden hacer lo que quieren se equivocan, viven en un edificio no viven solos con lo cual un respeto

    • Claro, Aura, encerremos a los niños y a los animales. Mejor ocultos y amordazados. Un saludo.

    • Totalmente de acuerdo Aura, y que culpa tiene el que no tiene ni quiere tener hijos precisamente para no aguantar esas cosas y al final es como si parieras y lo tuvieras tú. Las normas son para respetarlas SEA quien SEA y el que no las respeta es el que tiene que tomar medidas, no los demas. No hace falta amordazarlos, es tan sencillo como insonorizar la habitación, pero que va, es mejor seguir jodiendo al vecino…

  11. uy, pues si van a ser vecinos para largo… qué presión, yo me haría un buen plan de anticipación. Cuando vuelvan a quejarse de los llantos, diles que no puede ser porque la niña está con sus abuelos, que deben estar oyendo fantasmas, que se lo miren no sea que estén teniendo principio de esquizofrenia, o peor aún, una leyenda urbana habla de un caso trágico en ese edificio, si lo sabe todo el mundo, si salió en cuarto milenio, que lo busquen y que no hagan enfadar a los espíritus, no se que se metan en sus cabezas para siempre. Ay, no sé, me parece tan absurdo que solo se me ocurrirían barbaridades del mismo tamaño. Por cierto, chapó con lo del traje regional para tu casa, ¿te puedo coger la idea para una viñeta?
    ánimo…

    • Espero que podamos mudarnos pronto 🙂 Llevamos dos años buscando piso pero qué difícil encontrar lo que queremos a un precio razonable. Ains… Me cojo tus ideas para próximas intervenciones jajaja… Y claro que puedes coger la idea, esa y las que quieras. Un abrazo y gracias por tu comentario, Cristina 🙂

  12. Debes ser una persona maravillosa para no haber mandado a la M a tus vecinos. ¿ Realmente se merecen tanta explicación? Si les va a dar igual lo que les digas… Su respuesta siempre va a se . . . no es mi problema, solucionalo tu.
    Ahorra energias… No merecen ni que les dirijas la palabra.
    Que se compren tapones o tiren de dormidina , ellos que pueden.
    A mi me ha tocado escuchar a los bebes de mis vecinos, y no se me ha ocurrido decirles ni la mas mínima, cm mucho darles animo y mostrarles mi apoyo. Y ahora ellos tienen que lidiar con los lloros de mi peque… Que a temporadas son horribles…
    Una vez tuve una “pesadilla” de que venían varios vecinos a llamarme la atención por la noche… Me levanté tan apurada que fui a comprobar si estaban tras la puerta… Y de paso cerré con otra vuelta más…
    Ánimo y sigue cuidando tan bien a Mara cm lo hacéis!

    • ¡Qué va! Seguro que tú hubieras hecho lo mismo 🙂 Muchas veces intentar dialogar no sirve para nada pero es la mejor opción que tenemos, ¿no crees? 🙂 Gracias por tus palabras, Ire. Besos.

  13. No había leído este post, me parece increible, y me quedo totalmente alucinada. Yo de vosotros los iría a denuncia por amenzas (porque por gilipollas por desgracia no se les puede denunciar) porque lo del perro a las 3 de la mañana es tremendo!!!! :-O espero que las relaciones con los vecinos hayan mejorado y que el fantasma de los tacones haya dejado de menearse pasillo arriba pasillo abajo,

    • No han vuelto a venir, Annabel pero no descartamos que en cualquier momento… zas! Se planten aquí con el perro. Gracias por comentar 🙂

  14. Pero como puede existir gente así??!! Que horror! Yo tengo una vecina arriba con un bebé de 9 meses y lo primero que se me viene a la cabeza cuando oigo a su bebé llorar es si ella necesitará ayuda… Por que se tira un largo rato llorando y conozco perfectamente la sensación de frustración.. Que triste y que aburridas deben de ser sus vidas… Mucho ánimo y besos!

    • Yo creo que cuando eres infeliz, haces cosas como las que hacen nuestros vecinos. Hay gente que necesita una pastilla de empatía y tolerancia 😀

      • Hay gente que solo necesita dormir bien por la noche, sin que le despierten durante 6 meses seguidos 3 veces por la noche y con eso ya es feliz.

  15. Bueno, es que yo te digo una cosa, primero que no tienes que dar explicaciones a unos vecinos que vienen de malas maneras a tu casa a recriminarte que un bebé llora, y en cuánto te dicen que tomes medidas, yo les había dado con la puerta en las narices!!! Que poca vergüenza!!! Me indigna y me sale la vena macarra a partes iguales!!! Que van a bajar con el perro?? Eso es una amenaza?? A ver si por listos les vais a cascar una denuncia por listos…
    Mucho ánimo y besos a Mara, que bastante mal lo pasan cuando lloran, como para que encima le toquen las narices los vecinos…

    • Muchas gracias, guapa. La verdad es que es lo que dices… bastante mal lo pasan ellos cuando lloran como para aguantar encima estas cosas. Fus, fus… Espero que no haya una próxima vez pero de haberla tengo claro que no habrá más explicaciones. ¡Qué rabia! Un abrazo 🙂

  16. Como ya hablamos por Twitter, nosotros vivimos una situación parecida (lo comenté con Adrián también, y tengo un post pendiente sobre ello)… la gente no se puede ni imaginar lo mal que se pasa con una situación así. La supermami casi tenía ataques de ansiedad cuando la pequeñaja se despertaba…

    En nuestro caso llegó a llamar a la policía y todo! Y luego ya, como tú decías, la guerra: hacer ruidos cuando sabían que la pequeña estaba durmiendo, llamar a la policía, organizar fiestas hasta altas horas de la noche cualquier día de la semana…

    Durante las primeras veces intentamos ser suaves y explicar la situación, pero todo se torció, igual que a vosotros… a nosotros también nos decían que no era su problema y que le daba igual si le metíamos un trapo en la boca, pero que se callara.

    Lo mejor de todo, quien decía eso era madre de dos niñas.

    En fin, paciencia…

    • ¡Tremendo! Realmente me estoy quedando alucinada con la cantidad de papás que habéis sufrido una situación parecida. ¿De verdad esta es la sociedad que hemos creado? Qué feo… Y ¡ojo! entiendo que los lloros y los gritos y todo lo que tenga que ver con sonidos elevados, moleste. Pero estamos hablando de niños. De cosas inevitables, no de cosas que se hacen para molestar. Gracias por pasar y comentar.

  17. Pero que vecinos más impresentables!!! YO ni me hubiese molestado en darles tantas explicaciones, si no quieren ir a Mara que se pongan tapones!!!! La verdad es que nunca me ha tocado vivir una situación así!

    • Yo a esta gente les diría que el problema no es vuestro, es suyo además clarísimamente y como solución propongo la misma que mamápata: tapones.
      Menudos impresentables…

    • Bueno, según “la vecina”, ella duerme con tapones. ¿Y aún así oye a a niña?… En fin. Terrible. Gracias por tu comentarios.

  18. Bueno vamos a probar desde el pc, que ya cuando leí a Adrían me quedé muerta con tus vecinos. Te decía que, si según ellos es “problema” vuestro, pues yo les compraría unos tapones de los oídos y se los dejaría en su buzón con una notita “Con cariño. Dulces sueños” Pero que se ha creído la gente! Que los niños tienen un botón para desconectarlos o que??? Ggrrr, es que no lo entiendo, todos fuimos niños, por qué se nos olvida tan rápido?? Qué pena! Un beso.

    • Así es Krika 🙁 Verdaderamente es una pena que nos olvidemos tan rápido de que nosotros también hemos sido niños. Niños que gritaban, lloraban, reían y corrían. Niños con sentimientos. Muchas gracias por tu comentario (y por molestarte en encender el ordenador para poder hacerlo. De verdad, gracias.). Un beso.

  19. De todo hay en esta vida, sobre todo gilipollas. Fuera presión, que bastante tenéis con lo vuestro. Es lo que os falta, estar pensando en esos tíos cuando se despierta llorando Mara de madrugada. Si os vuelven a decir algo les decís que os dejen en paz, sin más explicaciones. Mucho ánimo.

  20. Anonadada e indignada estoy!!!no puedo dejar de comentar aunque leo todo pero no encuentro casi tiempo para escribir.Creo que vuestro error es intentar razonar con ellos,explicando que los bebés tienen sus necesidades y ritmos,etc ya se ve que son irracionales e intolerantes. Decidles que no os molesten más y que si tienen algún problema que denuncien a la policía ,que por supuesto,les darían una reprimenda a ellos porque nadie puede quejarse de un bebé y menos a la hora de la siesta.Mi vecino de arriba nos mira mal cuando nos ve,y era con el que teníamos mucho trato antes de ser papás pero no me dice nada porque además yo me podría quejar de que le encanta el bricolaje y le oigo taladrar a primera hora los fines de semana o entre semana a las 9 de la noche,en fin,hay que vivir en Comunidad y si no al campo a pastorear

    • La verdad es que me cuesta mantener la calma con semejantes personas. Como dices, cuando se vive en comunidad pues hay que respetar a los demás. Y oye, parece que eso hay gente que no lo entiende. Ánimo con el rey del bricolaje 🙂 Gracias por pasar a comentar.

  21. Pa mear y no echar gota. Qué barbaridad. Que falta de solidaridad y empatía. Los niños que lloran molestan, sí, pero también los perros nerviosos por los petardos en San Juan, los que se reúnen a ver el fútbol y cantan los goles con efusión, los que hacen fiestas hasta las tantas y los que follan a voz en grito en camas chirriantes mientras tú intentas conciliar el susno por cuarta vez en una noche. Y oye, no subes a protestar por la orgía. A lo sumo te masturbas y ya. El problema lo tienen ellos, como han dicho ya, puedes ir ensayando el repertorio de respuestas, desde las diplomáticas hasta las de irse a vivir al campo o soportar su Gulipollez. En fin, ánimos y oídos sordos. Todo pasa.

    • Muchísimas gracias, Celia. Así es. Hay muchos ruidos que molestan pero en comunidad uno tiene que aprender a ser tolerante. Muy fan del recurso cuando los vecinos tienen montada una orgía. Gracias por los ánimos y por el comentario 🙂

  22. Yo estoy con madreyautonoma. Díles que la próxima vez que tengan un problema con los ruidos llamen a la policía. Y que la próxima vez que te dejen una nota o llamen a tu casa, vas a llamar a la policía tú para denunciarles por acoso. Y yo de verdad lo haría, es muy importante vivir tranquilo.

  23. Madre mía… te leo y me siento tan identificada… con vosotros claro, porque ¡menudos vecinos tenéis! A nosotros nos pasa algo parecido, que Asier no es un niño que duerma muy bien y que nuestros vecinos son lo peor de los peor. Pero como la historia con nuestros vecinos es muy larga y nada agradable, nos da igual si les molestan los lloros o los ruidos. Básicamente estamos igual que vosotros pero sin tener que escuchar semejantes tonterias por parte de esos intolerantes.
    Hoy mismo hemos ido a urgencias porque Asier se ha abierto la barbilla y el médico que le ha cosido no paraba de protestar porque no paraba de llorar. Durante unos segundo se ha callado y va el médico y suelta “qué alivio!” En fin… es cierto que hay una niñofobia muy grande y parece que es más fácil ver la paja en el ojo ajeno. Mucho ánimo familia, nunca penséis que hacéis algo mal, no es vuestro problema, sino el de esa gente que no es capaz de entender que cada bebé pasa por diferentes etapas y es algo natural.

    Un besazo enorme guapa.

    • Ufff pobre Asier, espero que solo haya sido un susto y esa barbilla vaya curando bien. ¡Pobrecito! Me imagino lo que os habréis asustado. Lo del médico es una muestra más de la poca empatía que tenemos los adultos con los niños 🙁 En fin, gracias por tus palabras, Gen. Un besazo grande para todos.

  24. Flipo… Mis vecinos se quejaban del ruido de mis zapatillas de estar por casa, pero en cambio del niño no dicen nada, entienden que es un bebé y que alborota.
    Justo auer lo contaba en el blog: lo súper tolerantes que son los búlgaros con los niños, a mi me alucina. Te dejan pasar, son amables, te ceden el paso, te abren las puertas si te ven con niños.
    Qué pena que tus vecinos sean lauras caballero! Pero ánimo, lo estás haciendo genial, y lo sabes!

    • Lo he leído esta mañana. Qué maravilla de gente, de verdad. Me ha encantado lo que dices: “La familia es la base de la sociedad, y gracias a la gente que tiene hijos no se extingue la raza humana.”. Hay gente que no valora para nada esto. La prueba la tenemos en cosas como ésta. Gracias de verdad por tus palabras. Sentir el apoyo de gente como tú, aunque sea en la distancia, es un alivio. Besos

  25. Uffff!!! A mi este tipo de gente me pone de muy mala leche porque estoy casi segura de que si no tuvieseis a la niña se quejarían por otra cosa.
    Yo en este aspecto tengo una dilatada experiencia en mandar a la gente a la mierda jajajaja porque de verdad es que ya cansan.
    Mucho ánimo familia

    • Ay, tienes que enseñarme cómo hacer eso de mandar a la gente a la mierda porque creo que lo hago mucho menos de lo que debería. ¡Cuánto me queda por aprender! Muchas gracias por tu comentario.

  26. Alucino!! Como ya le dije a otra bloguera con vuestro mismo problema, como sigan así los podéis denunciar por acoso y amenazas.

    Y que tengan en cuenta que si fuera por vosotros viviríais en una chaletazo con jardín y sin vecinos imbéciles.

    • Pues sí, Dácil. Ya nos gustaría a nosotros vivir en una casita alejada de vecinos pared con pared con semejante problema mental… Solo nos queda armarnos de pciencia y jugar al eurmillón 😀 Muchas gracias por tus palabras.

  27. Tal y como os decía ayer por twitter, a nosotros nos llegó un anónimo diciendo que Rosquis lloraba mucho y ofreciéndonos varias webs de asociaciones de ayuda a padres primerizos. Sentí vergüenza y rabia, porque no dieron la cara. En vuestro caso, mejor no discutir, no vale la pena, haced oídos sordos. A ver si se piensan que los niños lloran por gusto o se les puede desconectar o apretar “pause”. ¡Qué se han creído! ¡Muchos ánimos!!!

    • Lo del papelito con las webs de “ayuda” me dejó alucinada. De verdad, a ese tipo de personas solo les deseo un hijo. Un hijo para que se pongan en la piel de los demás. Es cierto que hasta que no te conviertes en padre hay muchas cosas que no entiendes pero de ahí a este tipo de cosas… En fin. Gracias por los ánimos y por el comentario. Muchos besos.

  28. Como os comenté ayer por twitter, me parece indignante que, encima de lo mal que lo pasáis (pasamos los padres de bebés que lloran mucho), os amenacen y os digan qué medidas tenéis que tomar. A nosotros nos llegó un anónimo con varias webs de asocaciones de ayuda a padres primerizos y pasé realmente vergüenza. No es agradable que los niños lloren, pero son niños y, por mucho que quieran, no se les puede desconectar ni apretar el “pause”. ¡Qué se pongan tapones y que se aguanten! No les queda otra…Muchos ánimos!!! No les hagáis ni caso, no vale la pena con semejante vecindad ponerse a discutir…

  29. Madre mia de mi alma!!! Por no decir algo inapropiado! Entiendo que cuando tus vecinos “hacen ruidos” y no puedes dormir, te frustres y enfades… pero por dios, que es una niña!!! Que sí, que eso no quita que eso tampoco les deje dormir, pero como tu dices vaya falta de empatía. En ningún momento se han planteado lo mal que lo estáis pasando vosotros… En fin, toneladas de paciencia y mucho ánimo con esta etapa y con vuestros supervecinos

    • Muchas gracias, Laura. La verdad es que la paciencia es el mejor arma con el que podemos combatir. Muchos besos.

  30. Pues diles que si no quieren escuchar ruidos que se compren una casa en el campo y no un piso en un edificio.
    Porque así solucionan su problema de no saber convivir (que es suyo y no vuestro) y de paso dejan de tocar las narices a los demás.
    Besos y un carro de paciencia.

    • Sí, es terrible. Si no sabes convivir pues mejor te compras un chalé y si no te lo puedes pagar… tapones. Muchas gracias por el apoyo. ¡Beso!

    • Las comunidades tienen unas normas de convivencia entre las que están respetar el horario nocturno de sueño. El vecino que no las respeta ( POR LO QUE SEA, EL MOTIVO ES IRRELEVANTE) es el que tiene que comprar un chalet para hacer el ruido que le venga en gana, porque allí no tendrá normas que respetar. Entendido? Creo que es sencillo.

  31. Yo no sé ni qué decir porque he estado en ambos mandos. Antes no era madre y reconozco que no me gustaban los niños y me resultaban tremendamente irritante los lloros. Jamás me queje, que quede claro.
    Sigo igual. Los lloros me desesperan y los niños,… me gustan más. Pero vamos, que no sería profesora de educación infantil en la vida.
    A mi hijo, por supuesto, lo adoro por encima de todo y de todos. Y que mal lo pasaba y lo paso cuando llora por las noches y no calla. Procuro llevarlo a la habitación más aislada, donde no hay gente durmiendo ni arriba ni abajo porque, desde luego, esas personas no tienen ninguna culpa ni tienen porque aguantar nada.
    Yo creo que la solución está en la solidaridad y la empatía, lo que tú dices. Al fin y al cabo, vivimos en sociedad. Y si te molestan los niños en general, desde luego que de humano tienes más bien poco.

    • Realmente yo les entiendo perfectamente. El problema es que ellos no comprenden que no es algo que yo pueda solucionar. Ojalá hubiera un botón de “PAUSE” que terminara con las noches en vela. En fin… Santa paciencia. Gracias por tu comentario 🙂

  32. Creo que la respuesta que habría que darles con mucha educación es que si no les gustan los niños, ni las personas en general por lo que parece, que no vivan en una comunidad. Vosotros no consideráis que tengáis ningún problema y por tanto no hay nada que solucionar. Y que por favor, dejen de ir a vuestra casa a “molestar”.
    En fin, que mucho ánimo, e intentad “pasar” de ellos en la medida de lo posible.

    • Muchas gracias por los ánimos, Elena. La verdad es que es una situación muy incómoda. Ay! Besos.

  33. Te lo voy a decir muy clarito. A mí no me gustan los gilipollas y por eso no los tengo. Así que solucionen ellos su problema que no es el vuestro.

  34. Buf, la gente está muy loca. Ya leí a Adrián y flipé. Es comprensible que estén hasta el moño, aunque también un poco tarados con el tema despertador y el momento tacones (lo más cómodo para pasear a un bebé de madrugada), pero es que, como le dije a UPEP, ¡es lo que hay! Lo que ha habido siempre y lo que habrá. Como si a vosotros os hiciera gracia. Yo, la verdad, cuando tenemos noches toledanas acompañadas de lloros, que no es la toledana a secas con múltiples despertares, pienso en el vecino, miro al techo y digo angelito. Pero, ¿qué voy a hacer? El vecino anterior nos dijo que no se oía nada pero no sé si por apañao y educado o porque antes dormía muuuucho mejor. Al de ahora ni le ponemos cara pero no ha dicho nada. En fin, que una faena. Aguantad el tirón y capead como podáis hasta que Mara empiece a dormir mejor. Yo os admiro por vuestra educación. Personalmente a la primera no pero a la segunda creo que hubiera tenido un pollo brutal con ellos. Y ya con lo del perro… Buuufffff ¡Ánimo, chicos!

    • La verdad es que el tema despertador nos tiene alucinados. Nosotras nunca lo escuchamos, Mara jamás se ha despertado por ese sonido. ¡Imagina! Y bueno, el tema tacones ya… Estamos pensando en llamar a Íker Jiménez. En fin. Muchas gracias por el apoyo, de verdad. Besos

  35. Me parece horroroso, de SIN VERGÜENZAS . Vamos es que te llenaría el espacio en insulto (hacia ellos, claro). Gente insolente, que no entiende nada. ¡¡¿¿Qué se piensan que los bebés van a pilas,o qué!! Vamos es que se piensan que a nosotros, sus padres, nos gusta y/o disfrutamos escuchando a nuestros hijos llorar?? (Ironía, claro). Paciencia y a ser posible que no tengáis más encontronazos como estos, poque hablar con esta gente es perder el tiempo y desquiciarte.
    Un saludo, Diana!

    • Tremendo, ¿verdad? Como dices, hablar con gente así es una pérdida de tiempo. Lamentablemente hay gente que no atiende a razones. Muchas gracias por comentar y por los ánimos. ¡Abrazo!

  36. Uf qué horror de situación, qué presión, qué injusticia y qué mal lo tenéis que pasar. Como ya lo cuentas tú, han quedado retratados. Son unos amargados que les da igual que llore la niña, suene el despertador o te pongas a bailar con un ukelele por las noches, la cosa es quejarse. Y, por supuesto, no tienen la más mínima empatía o interés y conocimiento de los niños y bebés.
    Tenéis toda la razón del mundo, así que ante tantas tonterías, oídos sordos.
    En nuestra casa solemos escuchar a veces a la niña de abajo llorando y cuando ocurre de madrugada, nos entra una congoja por los padres y la niña… pero nada más. Es de cajón de madera de pino, pero en fin.
    Me temo que esta situación no va a ser la única en darse y que esos vecinos os la tienen jurada. La cosa es quejarse.
    Besos y ánimo, familia.

    • El domingo pensé que me iba a dar algo de la tensión acumulada. Es una situación desagradable, absurda y tremendamente incómoda. ¿Qué necesidad? Me temo que como dices, así es. No creo que sea el último follón al que nos tengamos que enfrentar con semejantes individuos. Gracias por los ánimo, Idoia. ¡Besos!

  37. Siento tener que leer estas cosas, me ponen de muy mal humor. Nosotros estamos en una situación similar. Muchos despertares, con sus consiguientes lloros. Y sólo nos llamaron una vez la atención, porque un día a las 12 de la noche, mi niña no quería dormir, cogió mi móvil y lo tiró al suelo, y acto seguido se escuchó como golpeaban nuestro suelo con el palo de la escoba…
    En cualquier caso, si la cosa se pone fea… tengo unos amigos que lo pueden arreglar, sin dejar rastro… :p

    • Jejeje…. Tomo nota de la propuesta 🙂 Es terrible tener que vivir este tipo de situaciones. Ánimo a vosotros también; los despertares nocturnos son agotadores.

  38. Madre mía, vaya vecinos. Siento mucho que tengáis que convivir con semejantes especímenes. Yo casi les diría que sí tanto molestáis, la próxima vez que llamen a la policía, a ver si les cae una multa por llamada falsa

    • La verdad es que convivir así es difícil. Ahora vivo con miedo continuamente… Miedo a que Mara llore, miedo a que Mara grite, miedo a hacer más ruido del “normal”… Es un rollo vivir así 🙁

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info