5

A contramarcha: usos y consejos

a-contramarcha

Viajar a contramarcha, la opción más segura

Lo contaban Mónica de Madresfera y Vanesa de La Orquídea Dichosa: “Homologado no es lo mismo que seguro”. La homologación mide elementos como los materiales o la facilidad de uso pero no el nivel de protección en caso de accidente: pasan un test de calidad pero no testean el resultado en caso de accidente.

Y es que, si pasamos horas frente al ordenador buscando información sobre mochilas de porteo, sillas de paseo, cunas, mini cunas, capazos… ¿Cómo podemos olvidarnos de las sillas del coche? Creo que es algo en lo que apenas pusimos atención en relación al resto cuando compramos la nuestra. No porque no nos preocupara la seguridad de nuestro bebé sino, más bien, porque dimos por hecho que todas las sillas de coche eran igual de seguras. Error.

Las sillas a contramarcha son las más seguras. No, no lo digo yo. Lo dice la ciencia, la experiencia y la DGT. Elena Valdés, asesora médica de la DGT, explica en este vídeo por qué es mejor que los niños más pequeños viajen en el sentido contrario de la marcha para evitar lesiones graves, una posición que evita el 90% (¡¡90 %!!) de las lesiones graves o mortales en caso de accidente:

 

 

Por todo esto, nos decidimos por una silla de este tipo para Mara. La compramos en Nordic Baby (Las Rozas, Madrid). Allí nos asesoraron estupendamente, nos explicaron cómo instalarla, nos la montaron y, además, nos hicieron un regalo genial por la compra: un adaptador para el WC con taburete que también se convierte en orinal (ideal para cuando nuestra peque decida que el pañal le sobra). Elegimos la Klippan Triofix  no sólo porque sabemos que ir a contramarcha es mucho más seguro (algo que para nosotros prima por encima de todas las cosas) sino porque nos parece una buena inversión económica ya que, si lo pensamos bien, nos sirve desde ahora que la niña pesa 9 kilos hasta que alcance los 36 kilos (por tanto, grupo 2 y grupo 3 en una misma silla).

Consejos para un viaje seguro (y feliz) a contramarcha

Viajar a contramarcha no tiene por qué ser más incómodo ni mucho menos más aburrido. Para nada. Pensadlo: Los niños viajar en sillas a contramarcha hasta los 9 kilos, por tanto tu bebé ni siquiera sabe lo que es viajar en el sentido de la marcha. ¿Por qué no seguir así hasta los 4 años si es mucho más seguro? La seguridad debería primar por encima de todo, ¿no os parece?

Existen una serie de consejos y recomendaciones geniales para que los peques disfruten viajando a contramarcha sin renunciar a la seguridad. ¡Allá van!

ANTES DE SALIR DE VIAJE:
1. Revisa la instalación de la silla: no debe quedar suelta, mal anclada ni tener ninguna pieza rota.
2. Comprueba que la altura de arnés y reposacabezas sea correcta: la cabeza de nuestro peque nunca debe sobresalir de la silla.
3. Vigila que los cinturones usados por niños no estén retorcidos, rotos ni que se hayan salido de la silla.
4. Coloca protectores en las ventanillas y luna trasera que atenúen la entrada de luz solar para que no les moleste la luz.
5. Elige ropa fresca y cómoda para el viaje: los niños deben ir cómodos para que no se agobien.
6. Ventila y aclimata bien el coche ANTES de montar para que no les produzca rechazo entrar en un habitáculo caliente e irrespirable. No creo que haga falta decirlo pero nada de tabaco en el coche con niños.

DURANTE EL VIAJE:

7. Dirige los difusores de aire de forma que se reparta correctamente por todo el vehículo. Sobre todo si viajas con niños en sillas a contra marcha.
8. Evita juguetes y objetos duros; recuerda que los objetos sueltos en el habitáculo pueden convertirse en proyectiles peligrosos.
9. Lleva siempre bebida fresca, preferiblemente agua.
10. Para cada cierto tiempo para que todos podáis descansar, jugar, correr y estirar las piernas.

infografia-a-contramarcha

 

Más información en:

La web Acontramarcha y en el grupo de Facebook Que los niños viajen a contramarcha, por favor.

 

 

Otras entradas

5 comentarios

  1. Genial post y qué buena la infografía 🙂 En nuestro caso ha sido complicado ponerle a contramarcha porque por un problema con el coche viejo y la silla, tuvimos que ponerle en el sentido de la marcha durante un tiempo. Así que ha sido difícil ponerle en el sentido inverso a la marcha.
    Pero si naciera de nuevo, le pondría así sin duda, al menos hasta los cuatro años. Creo que lo mejor es no cambiarle nunca de posición y que viaje así desde el grupo cero, como tiene que ser. De esta manera el niño está acostumbrado desde el principio.

    • Gracias, Idoia. Vaya, siento lo que comentas. A veces todo se complica un montón. Ánimo. Besazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info