6

Bacalao fresco con tomate

bacalao fresco con tomate

Hasta ahora nunca habíamos comprado bacalao fresco. Solemos comprar salmón, lubina, dorada o merluza pero no se nos había ocurrido lanzarnos a probar el bacalao fresco. Un día en el mercado (#Marujismo) vimos que estaba en oferta y el pescadero nos dio esta receta para hacerlo y que estuviera rico, rico… Y vaya si lo está. Así que, a él, gracias.

Con las medidas que pongo sale como para comer 3-4 personas, o para comer 2 personas, 2 veces (qué bien vienen los tuppers de comida rica, rica  en el congelador).

¿Qué necesitamos?

1 calabacín (si habéis probado los blancos son más suaves y quedan genial)
1 berenjena
1 cebolla
300-400 gramos de tomate frito casero
4 lomos de bacalao fresco
Aceite de oliva virgen
Sal al gusto

¿Cómo lo hacemos?

1. Primero lavamos y cortamos el calabacín y la berenjena (yo le dejo la piel). Pelamos la cebolla, la cortamos y la añadimos.

2. En una sartén grande, ponemos un poco de aceite de oliva virgen y hacemos un sofrito con las verduras. Echamos sal y comprobamos que están listas.

3. Añadimos el tomate y lo mezclamos bien. Lo dejamos unos minutos para que se mezcle todo bien a fuego medio.

4. Echamos sal a los lomos de bacalao y los incorporamos con la piel hacia arriba (consejo del pescadero).

5. Tapamos y dejamos unos minutos a fuego medio hasta que esté hecho (no más de 15 minutos para que no se pase).

ingredientes bacalao fresco con tomate

¿Por qué nos gusta?

Porque es un plato bastante completo: pescado y verduras. Podemos acompañarlo de una ensalada o de un poco de arroz cocido y es una comida más que apañada para cualquier momento.

El bacalao fresco es un pescado blanco y, por tanto, se encuentra dentro de la lista que los médicos y nutricionistas califican como “bajo en grasa”. Destaca por su alto contenido en vitaminas del grupo B y minerales como fósforo y potasio. Además, es un pescado de sabor suave y fácil de digerir así que si no lo habéis probado, os animo a que os lancéis con esta receta de nuestro pescadero porque está bastante bueno y puede ser un recurso bastante socorrido para cualquier día.

*Consejos de la abuela:

– Mejor si el tomate que utilizáis es casero. Lo digo siempre pero es que realmente el tomate que venden en el supermercado suele tener grandes cantidades de azúcar. En casa, sabes lo que le echas. Sí, es mucho más laborioso y requiere tiempo pero seguro que hay algún momento en el que podemos hacer tomate en cantidades industriales y guardarlo en tarros.

– Si no os gusta el bacalao se puede sustituir por merluza, que también queda estupendo #PalabraDeMadre.

¿Habéis preparado alguna vez bacalao fresco con tomate? ¿Cómo lo hacéis?

6 comentarios

  1. Ya te lo dijimos, pero para que conste en acta, ¡qué bueno está esto, por favor! Y mira que el bacalao siempre me cuesta y me da pereza, ¿eh? Casi no lo ponemos en casa, y aún así me da un poco de bajón cuando llegamos a casa de los abuelos y hay tan a menudo bacalao para comer o cenar. Pero, oye, puesto así es un manjar. ¡Cómo molan los guisos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info