22

35 cosas que me enamoran de mi familia

cosas-que-me-enamoran-de-mi-familia

La familia que eliges

Pasamos el día quejándonos: “Estoy harto del trabajo”, “Debería hacer más de lo que hago pero ¡no llego!”, “¿Quién ha puesto esto aquí?”, “¡Corruptos!”… Absolutamente todo lo que acontece es objeto de queja, directa o indirectamente. Yo creo que no es otra cosa que el fruto del agotamiento y del ritmo absurdo que marca esta sociedad enferma en la que vivimos. Carreras de aquí para allá, expectativas idealizadas, cansancio para dar y tomar, estrés, facturas por pagar… STOP. Pero detrás de todo eso está el motor fundamental del día a día: la familia. Mi familia.

Aquel 9 de julio supe que Adrián era  mi compañero de viaje, mi familia; una familia “que no te ha caído encima por obra y gracia del destino genético”, que diría David Trueba en “Cuatro amigos” (aunque él se refería a los amigos), sino una familia elegida. Por aquel entonces aún no podía imaginar que sólo dos años después de aquel fin de semana llegaría ELLA. En algún lugar estaba escrito que todo lo vivido nos llevaría hasta aquí. Maktub. Qué suerte la mía.

Dicen que cuando conoces al amor de tu vida, el tiempo se para… Y es verdad. Lo que no dicen es que cuando vuelve a ponerse en marcha, se mueve aún más rápidamente, para recuperar el tiempo perdido – ‘Big fish’

mi-familia-01

Vale. Seguro que suena rematadamente cursi pero no exagero si digo que mi familia es esa familia que siempre había soñado. Reímos, lloramos, nos enfadamos… pero siempre juntos. Unidos. Yo les adoro por encima de todas las cosas del universo por hacerme tan rematadamente feliz. A menudo pienso que no me lo merezco y que me gustaría poder devolverles lo mucho que me dan cada día. Muchísimo.

Pese a que la lista podría ser interminable, estas son las 35 cosas que me enamoran cada día de mi familia:

1. Los abrazos imprevistos de Mara.
2. Los besos de buenos días de Adrián.
3. La sonrisa de Mara cuando algo le hace feliz.
4. La cara de Adrián cuando Mara le dice “Papi, Mara pata” (“Mara te cierra la puerta”) antes de irse a trabajar.
5. Las discusiones durante nuestras duchas en familia entre Minions, domadores de leones y esponjas de colores.
6. El asombro de ambos durante los bulliciosos paseos de la mano por Madrid.
7. Sus caras de felicidad durante las meriendas dulces de los sábados por la tarde.
8. La inocencia de Mara.
9. La bondad de Adrián.
10. Los “Mami, ven” de Mara.
11. Que Mara se ponga a cantar e imite que tiene una guitarra (verídico).
12. Observar a Mara y a Adrián bailar y cantar como locos en el salón.
13. Los abrazos en el sofá con manta y serie completamente agotados.
14. Cuando Mara me toca el pelo y pone cara tierna.
15. Las sorpresas de Adrián.
16. Compartir con Mara manzana asada con canela.
17. Derretirme cada vez que escucho “Yo un poquito, mamá“.
18. Columpiarnos y reír hasta el infinito.
19. Verles bajar por el tobogán juntos.
20. Que Adrián me prepare el desayuno.
21. Que Mara llame a Juanlu “abuelo“.
22. Los sueños inalcanzables de Adrián.
23. Las enumeraciones de Mara: “uno, tre, dieeee”.
24. La risa de Adrián.
25. Que me cojan de la mano.
26. La imitación estelar de Adrián de Eros Ramazzoti.
27. Que Mara me cuente lo que ha hecho en el parque.
28. Admirar la emoción que le produce a Mara correr.
29. Los abrazos de Adrián.
30. Que Mara se emocione con el “Preparados, listos… ¡ya!”
31. “Mamá, tetita“.
32. Que Mara grite de repente “Atención, atención“.
33. La inteligencia de ambos.
34. El amor incondicional que me regalan cada día.
35. – Mara, ¿te acuerdas de cuándo nos conocimos? Sí, mamá.

mi-familia-05

Estas son las mías. ¿Cuáles son las vuestras?

Diana Oliver

Diana Oliver

22 comentarios

  1. me ha encantado!!! y más ahora que estoy un poquito decaída.
    Quiero compartir mis 5 cosas favoritas:
    1- Cuando el papá metalero vuelve del trabajo y la pequeñaja y los 2 perros le hacen un recibimiento espectacular.
    2-Cualquier gesto cariñoso del papá metalero.
    3-Cuando mi niña coge mi cara entre sus manos y con una expresión de ternura infinita me dice “mami, mami, muaaa” y me da un besito.
    4-Cuando estoy limpiando la casa y aparece la pequeñaja con la escoba y se pone a barrer a su manera, y si la dejas también friega.
    5-Despertarme cada mañana y lo primero que veo es la cara de mi hija.
    Escribir esto me ha hecho sonreir. Gracias mamá jefa 😊

    • ¡Qué bonito! Me alegro infinito de haberte animado un poquito. A mi me ha encantado leerte. Gracias infinitas a ti y un abrazo enorme <3

  2. Jo, casi me sacas una lagrimita! Realmente se nos olvida lo bueno con una facilidad tremenda. Con lo fácil que es fijarse en estas cosas…
    Me ha encantado el ejercicio y pienso hacerlo 🙂 Así que para no olvidarme, lo empiezo ahora mismo:
    1. “tetaaaa???” la primera palabra de A 😀
    2. Los morritos de A cuando come, saboreando a tope cada bocado.
    3. La risa de R.
    4. El té que me deja preparado R por la mañana, aunque vaya con prisa.
    5. La cara de asombro total que pone A cuando ve cualquier luz, mientras nos la señala.

    Muchas gracias Diana! :-*

    • ¡Me ha encantado leerte Azahara! Qué bien que te haya gustado el post. Se nos olvida lo bueno todo el tiempo, lo malo siempre está presente y tiene un protagonismo brutal. Y qué difícil es evitarlo a veces… Últimamente llevo una racha tan mala… que necesito leerlo y sonreír pensando en todas estas pequeñas cosas que me hacen tan feliz.

      Me encanta lo del té <3 Esos son los detalles realmente valiosos, maravillosos.

      Gracias a ti por tu comentario y por compartir las pequeñas cosas que te hacen feliz de tu familia.

  3. ¡Cuántos días, rendida, le digo a mi marido: dime algo bonito! Que es que a veces parece que lo hago todo mal, y el no tener en tu caso una vía de escape (salir a trabajar, por ejemplo) lo hace todo más cuesta arriba, porque mi hijo sólo es “alta demanda” en casa, no con los abuelos, ni en el cole… Y creo que es muy necesario que alguien, no, nuestra pareja, quien mejor nos conoce y quien también nos sufre, nos diga lo que “todavía” le gusta de ti, esas pequeñas cosas del día a día que le enamoran… En fin, que me ha encantado, a ver si le convenzo para que se curre algo así como regalo de reyes, por ejemplo… Mil gracias por compartirlo.

    • Ay Laura, te leo y no puedo sentirme más identificada con lo que dices. Cada día siento que todo, absolutamente todo, lo estoy haciendo mal. Y echo tanto, tanto, de menos a Adrián todos los días… Que todo se vuelve mucho más difícil. Si a eso le unes sentirte incomprendida y sin apoyo pues la mezcla ya es lo más! Menos mal que les tengo a ellos, y pese a que Mara “no lo pone muy fácil”, no podría vivir sin ella. La miro y se me pasa todo.

  4. Precioso. Qué cuquis sois, leñe.
    Mi marido y yo hicimos un listado cuando no había matrimonio ni hijo de por medio, con 10 cosas que nos gustaban del otro. Fue muy chulo, la verdad aunque creo que hubo confusión y yo fui más concreta y él al principio no lo entendió. Ja,ja,ja. Por aquí andan los papeles. A ver si los saco un día.
    Me parece un ejercicio precioso el que has hecho y nos propones porque nos dejamos llevar mucho por las cosas mierder del día a día cuando también hay mil maravillosas. Una pena darlas por hecho.

    • ¡Qué bonito vuestro listado! 🙂 Me encantan este tipo de cosas. Cuando estoy mal (que últimamente es demasiado a menudo) lo leo y sonrío. Ellos son lo mejor que me ha pasado en la vida. Sin ellos… No sé. Gracias por comentar, guapa.

  5. Qué bonito y qué bueno :_) Hay que darle la vuelta a los días difíciles, y estas cosas ayudan. “La felicidad está en las pequeñas cosas”, ¿verdad? Y seguro que son 35 porque te pusiste una cifra, pero podrías sacar incontables más.
    La entrada es tuya y no te vamos a poner nuestras 35 :D, pero pongo 5 para contestar a tu pregunta final:
    1. El momento de llegar a casa del trabajo y ver a la peque emocionarse al escuchar la puerta y verme entrar.
    2. Un abrazo exhausto cuando la mamá consigue por fin que se duerma por la noche.
    3. El piquito que pone con el morrete cuando está muy concentrada en hacer algo.
    4. El último vistazo a la mamá con su niña cuando se quedan dormiditas antes de irme al trabajo.
    5. Los gritos que casi se traducen en lágrimas de alegría de L. cada vez que ve un animal.

    • Qué bonito leerte Enrique. Pequeñas grandes cosas que hacen que los días difíciles sean mucho menos complicados. Has puesto 5 pero tú también seguro que hubieras podido poner más de 50 si te lo propones <3
      Por aquí están siendo unos días raros, agotadores... incluso tristes, pero todas y cada una de esas cosas de la lista son el empuje para que cambien.

  6. Qué bonito! Sois una familia tan preciosa! Yo os quiero mucho a los tres y esta tarde puede que insista un poco en ver a Ramazzoti en acción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info