21

Guarderías para conciliar

En España, los horarios imposibles que se alargan sin sentido y las escasas (o inexistentes) medidas reales de conciliación son dos de los motivos que llevan a algunos padres a abandonar sus trabajos (¡los que pueden!, claro) o emprender un negocio (algo que no es nada sencillo por más que nos lo quieran pintar de colores). Sin embargo, son otros muchos los que optan por la guardería como la única vía posible para poder coordinar vida laboral y familiar. ¿Son necesarias las guarderías para conciliar? Pese a que hay otras alternativas (familiares, madres de día, cuidadores particulares…) parece ser la opción a la que más recurren las familias.

Y es que, pese a que según el último estudio sobre Guardería & Familia realizado por Edenred, en colaboración con Madresfera, el 72% de las mujeres y el 63% de los hombres afirma que “dejaría de trabajar para poder cuidar de sus hijos”, son muchas las familias que no pueden hacerlo realidad. ¡Maldito dinero!

Si ya de por sí son necesarios dos sueldos para poder vivir y mantener una casa, el pago mensual de una guardería no es peccata minuta. Ni más ni menos que un 63% de los padres encuestados no recibe ningún tipo de ayuda por parte del Gobierno para hacer frente al gasto que supone una guardería. Esta falta de apoyo por parte de las instituciones no sólo repercute en la economía doméstica de las familias sino también en la decisión de tener más hijos (el 60% afirma que se plantearía ampliar la familia si recibiera ayuda económica).

Además, un 60 % de los padres encuestados se queja de que no dispone del tiempo suficiente para estar con sus hijos, lo que resalta aún más las graves dificultades de las familias para poder conciliar. ¡Bendita conciliación! Luego no podemos sorprendernos de la baja tasa de natalidad de nuestro país causado no solo por la falta de ayudas económicas y en materia de conciliación por parte del Estado, sino también por el esfuerzo que supone para muchos poder hacer frente al pago de viviendas dignas o de recibos (desorbitados) tan básicos como son la luz, el agua o el gas.

A la guardería demasiado pronto 

Según el estudio de Enred, el 60% de los niños que ingresan por primera vez en una guardería lo hace antes de cumplir el año. Un dato que creo que influye claramente no solo en el alto índice de abandono de la lactancia, que desciende considerablemente a partir de los pocos meses de vida del bebé, sino también en la salud de los pequeños. Según la AEP los niños que van a la guardería pasan por un buen número de procesos febriles al cabo del año.

¿De verdad no es posible alargar la baja por maternidad y/o paternidad? En nuestro caso teníamos claro que queríamos evitar la guardería por diversos motivos y, pese a que la situación económica no es la ideal (¡vaya si no lo es!), es algo que estamos intentando cumplir, al menos por el momento.

El ejemplo noruego

Nos queda mucho que aprender de países como Noruega, el país ideal para padres (pese a las inclemencias meteorológicas). Un dato muy relevante es que el 66% de los niños noruegos son cuidados hasta los 3 años por sus padres y, éstos, además, trabajan 10 horas menos a la semana que los españoles. La baja por maternidad se extiende hasta las 46 semanas ¡y remunerada al 100%!, pudiendo alargarse hasta 56 cobrando el 80%. Cifra que dista mucho del caso español que es de 16 semanas para las madres, 2 para los padres. Y da gracias. Además, Noruega asegura plaza en guardería a todos los niños que lo precisen pero si los padres deciden no llevar a sus hijos puede recibir ayudas de hasta 5000 euros.

Pero no acaba aquí la cosa. Los noruegos cuentan con un Defensor de la Igualdad de Género que se encarga de velar el cumplimiento de la conciliación y cuentan con ayudas económicas hasta que los hijos cumplen los 18 años. Así, ¿quién no se anima a lanzarse a esta aventura de ser madre/padre? ¿Llegaremos a ver algo así en España?

¿Qué opináis vosotros sobre este tema? ¿Son necesarias las guarderías para conciliar o hacen falta otro tipo de medidas reales de conciliación?

guarderia y familia

 

 

Diana Oliver

Diana Oliver

21 comentarios

  1. Como decía Bichilla más arriba hace unos meses, lo primero que habría que cambiar es la mentalidad de la sociedad. Entre los que nos son padres, pocos se plantean siquiera que alguien piense en alternativas “de más apego”, pero incluso muchos padres, jóvenes como nosotros, no ven más allá de lo que parece la crianza “normal”; te miran como un loco si sugieres la posibilidad de dejar de trabajar para cuidar a tu hijo.
    En esta sociedad la guardería se asume como lo natural, no como una solución a un problema o un mal menor, que es lo que es. Nosotros hemos tenido que escuchar muchas veces lo bueno que es que los niños vayan a la guardería, como si fuera una ventaja (“así aprenden a relacionarse”, “así se inmunizan”, “así aprenden a ser independientes”). Ojalá pudieran estar todos los bebés en casa; ya verías entonces cómo se relacionan con niños, porque todos estarían disponibles para ir juntos a jugar, ir al parque, quedar para merendar o para lo que fuera…

    • Wow! Eso mismo he pensado yo cientos de veces. PArece que si te sales del modelo de crianza estipulada eres un modernete que lo único que haces es seguir una moda. ¿Moda? No me imagino a nuestras abuelas y abuelos pensando en muchas de las cosas que sí se hacen ahora. Las guarderías se asumen como lo normal. Lo natural. Y no es así, por mucho que se empeñen en repetirlo una y otra vez. Me dan mucha envidia países del norte de Europa en los que los padres pueden cuidar a sus hijos y los gobiernos facilitan que así sea. Cuánto nos queda aquí por aprender. ¡Cuánto por hacer! ¿Lo llegaremos a ver? Yo quiero pensar que sí. De nuevo, gracias, Enrique.

  2. ¿Cuando dices que nos mudamos a Noruega? Yo es que soy muy del sur, y ya subir hasta Barcelona me ha supuesto un choque cultural y climatológico,pero con estas cifras es como para pensárselo.

    • Así es. Lo que no entiendo es por qué cuesta tanto aplicar ese tipo de medidas en España. Misterios por resolver…

      • Es difícil aplicar en España con estos gobernantes que no hacen nada para combatir la corrupción, porque dinero hay solamente que no se utiliza para construir un Estado de Bienestar Social sino se esconde en los paraísos fiscales. Allí tenemos nuestras guarderías, educación gratuita con comedores escolares, una sanidad digna, dependencia y un gran etc.

        • Muy de acuerdo con lo que dices, Lisbeth. La situación a la que hemos llegado es insostenible. Gracias por tu aportación 🙂

  3. Uf, desgraciadamente creo que cumplo todos los puntos que se mencionan en la encuesta. Claro que tendríamos más hijos si pudiéramos. Esta política sólo nos está perjudicando al hacer descender nuestra tasa de natalidad. Es incomprensible 🙁

    • Totalmente. No solo perjudica la tasa de natalidad y las expectativas de tener más hijos por parte de muchos padres, también a nuestros peques… Es terrible no disponer de más ayuda. Hasta que no eres madre o padre no te das cuenta de todo esto 🙁

  4. No lo vamos a disfrutar, pero sí, las bajas habría que tocarlas pero ya. A mi las guarderías no me parecen mal, aunque pienso que antes del año son demasiado pequeños (y antes de los 5 meses no te cuento) y la verdad no sé cómo pueden adaptarse (supongo que hay niños y niños, pero yo al mío no lo hubiera visto). A mi me gusta cuidar a mi niño y me encantaría haberlo podido hacer en mejores condiciones. Si en algún momento tengo que llevarlo a la guarde, no me va a parecer algo terrible, pero hasta por lo menos los dos años me gustaría que estuviera en casa. Un besote!

    • A mi también me gusta cuidar a mi niña. Y qué mal visto está, oiga. Es terrible la mentalidad de este nuestro país 😛

  5. Yo creo que la conciliación hoy en día pasa por un cambio profundo de mentalidad a nivel de sociedad. Mientras se siga pensando que las mujeres (y los hombtres, por descontado!) nos realizamos trabajando fuera de casa, mientras se prime la independencia económica no de la unidad familiar sino del individuo, mientras no aceptemos sacrificar NADA pero sigamos queriéndolo TODO (dinero, trabajo fuera de casa, realización laboral, reconocimiento público, vacaciones 3 veces al año, dos coches, ayuda doméstica…), qué conciliación pretendemos?

    Hoy en día los niños no importan, para esta sociedad en la que sólo importa la productividad no existen. Me gustaría comprobar cuántas de esas personas de la encuesta que dicen que dejarían su trabajo para cuidar de sus hijos podrían hacerlo realmente… Seguro que bastantes. Pero claro, queremos hacerlo sin renunciar a nada, ni a un euro ni tampoco a esa “libertad”, a ese tiempo cada día sin niños porque cansan mucho…

    Siento si parezco dura, pero hay tantas cosas que derrumbar para construir desde cero… Y no, eso no se consigue con más guarderías. Se consigue cambiando nuestra concepción de la infancia y de la maternidad, valorándolas más, mucho más.

    Aunque también te digo, que en Madrid al menos tampoco estaría mal que las escuelas infantiles fueran más baratas! Y hablo de las públicas!

    Un beso! 🙂

    • Imposible estar más de acuerdo con todo lo que dices. Así es. El mayor engaño de este siglo es el de que tenemos que ser seres productivos a nivel económico. De eso vive el capitalismo (y los ricos). Gracias por tu aportación. ¡Muy valiosa!

  6. Yo me quedo en casa de momento porque me saldría más cara una guardería para los dos todo el día de lo que podría ganar. Las guarderías privadas son carísimas y en las públicas no hay plazas. Pero apretandonos el cinturón hemos podido tener ala mayor en casa hasta los tres años, y con el pequeño llevamos dos.
    Nunca es fácil, la conciliación no existe.. son los padres! Y los abuelos.

    • ¡Qué buena! “La conciliación no existe son los padres”. Me encanta. Totalmente de acuerdo. Nosotros estamos en esas: muy apretados y sobreviviendo. Ay! bendita conciliación…

  7. Este miércoles estaba pensando en escribir algo sobre esto. Aquí parece que la solución pasa por crear más y más guarderías cuando sería mucho más barato fomentar otras medidas como el teletrabajo, por ejemplo.

  8. País del que copiar es Islandia, donde cada progenitor posee 3 meses de permiso para cuidar a su bebé y otros tres meses a repartir entre ambos.
    En la PPiiNA apostamos por que los permisos de maternidad y paternidad sean más largos, iguales, intransferibles (para que los hombres no se escaqueen de los cuidados) y pagados al 100%. De esta manera, ganaríamos en calidad de vida y sobre todo ganarían nuestras criaturas, que estarían cuidadas por sus progenitores más tiempo y no tendrían que ir a la guardería tan pronto; las mujeres no se verían discriminadas (o directamente apartadas) del empleo por pretender ser madres y estaríamos apostando por la igualdad en los cuidados haciendo que los hombres se ocupen del 50% que les corresponde, es decir, ocupándose de la conciliación junto a las madres, como debe ser. Como podéis ver es una idea estupenda que os invito a apoyar 😉

    • Hola Dori, muy interesante lo que nos cuentas. Sin duda, queda mucho por hacer. Muchísimas gracias por tu aportación y por vuestra labor. ¡Muy valiosa!

  9. En cuanto te paras a pensarlo, es taaaaan triste el tema de la “no-conicliación” en este país…. 🙁

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info