8

“Más vale soso que salado”

No creo que haya casa en la que no se haya dicho en algún momento aquello de… “Más vale soso que salado”. Tampoco creo que haya una expresión más acertada.


 

En casa no añadimos demasiada sal cuando cocinamos, y esto es algo que notan enseguida quienes vienen a comer y están acostumbrados a tomar más cantidad de sal en sus comidas. De hecho les suele resultar bastante soso. También nos ocurre al revés. Estamos tan habituados a las comidas con poca sal que cuando somos nosotros los que comemos fuera de casa lo notamos mucho.

Nuestros comensales, que suelen ser normalmente familiares, nos dicen con amor aquello de…

“Más vale soso que salado”

E inmediatamente se llevan el salero a la mesa porque, como bien añaden “si está soso, se puede arreglar”. #PalabraDeMadre.

 

 

En 2014 el dietista-nutricionista Julio Basulto publicaba en ‘Comer o no comer’ un artículo muy interesante sobre la necesidad o no de consumir sal y de las consecuencias del exceso de sal en nuestra dieta (sobre todo a nivel cardiovascular). Según detalla Basulto, los principales alimentos a través de los cuales nos llega la sal son básicamente cuatro: los embutidos, el pan, el queso y los platos preparados. Por lo que la sal que obtenemos de manera “directa” a través de nuestras elaboraciones en casa sería menor.

¿Necesitamos la sal en nuestra dieta? La necesitamos. Pero en su justa medida. Y es que, lo queramos o no nuestra dieta no se caracteriza normalmente por falta de sal. En cambio, sí solemos pecar de exceso.

La cantidad máxima recomendada según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 5 gramos al día. Prescindiendo de los alimentos procesados, nos evitamos la sal oculta (muy al estilo de SinAzúcar.org) pero es que, además, mejoramos con ello nuestra dieta. Si a lo que consumimos le añadimos poca sal (mejor yodada según los expertos) y, como destaca Julio Basulto en el texto citado, en detrimento de esos procesados potenciamos la presencia de frutas, verduras, hortalizas, frutos secos sin sal y legumbres en nuestra dieta, mejor que mejor.

Así que sí, mejor soso que salado. #PalabraDeMadre

 


¿Vosotros? ¿Decís mucho aquello de “Más vale soso que salado”?

Otras entradas

8 comentarios

  1. En nuestra casa tenemos una pequeña guerra sobre la sal. Por mi parte intento lo mínimo posible, y cuando cocino sólo para mi hijo y para mí depende lo que sea (por ejemplo, lentejas) tiro de especias (para las lentejas cúrcuma) y ninguno de los dos la echamos en falta. Pero mi marido enseguida pone cara de resignación y me dice que hago comida para hipertensos, así que por ejemplo patatas fritas las dos o tres veces al mes que hacemos él le echa la sal a las suyas, y yo a las del peque y las mías. Intento limitar la sal por nuestra salud y por una cuestión de acostumbrar al niño para que no le pase como a su padre, y en un futuro diga “es que sin sal no sabe a nada”. Que realmente luego sales fuera de casa a comer y está todo tan salado que pasas una sed después… En fin, que no estamos solas, gracias por el post!

  2. Creo que al final es una cuestión de acostumbrarse. Nosotros no echamos sal a casi nada (y si echamos es muy poca). Tampoco añadimos azúcar al café o las infusiones. Y además elegimos siempre la opción integral.
    Hace unos años me parecería imposible, pero es que ahora me gusta más así!

  3. Hola Diana!

    En valenciano decimos otra expresión para referirnos a lo mismo, llena de sabiduría (y también de esa socarronería que nos caracteriza):

    Qui guisa dolç, guisa pa’ tots
    Qui guisa salat, guisa pa’l gat.

    No creo que haga falta traducirla, pero vendría a ser “quien guisa soso, guisa para todos. Quien guisa salado, guisa para el gato”

    Enhorabuena por el blog, y un abrazo a Adrián, a Mara y a Leo

    • ¡Qué bueno! Me encanta, Enrique 🙂 Me guardo la expresión porque seguro que más de una vez voy a poder utilizarla, jeje…
      Millones de gracias por tus palabras, abrazos de vuelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *