2

Cómo hacer pan casero de hamburguesa paso a paso

 

Cómo hacer pan casero de hamburguesa

Mi amiga Gen, autora del blog ‘Mangiare a mesa puesta’ y a la que admiro un montón (un día quiero cocinar la mitad de bien que tú), compartía allá por octubre de 2016 una deliciosa receta para hacer pan casero de hamburguesa con panificadora. La primera vez que los probaba no era haciéndolos yo sino nuestros amigos Antonio y Nieves. ¡Y nos encantaron! La textura, el sabor… Deliciosos.

Meses después nos animábamos a hacerlos nosotros por aquí con algunas modificaciones en cuanto a los ingredientes. Partiendo que los de Gen son insuperables, estos no quedaron nada mal. Tanto es así que cuando tenemos “tiempo” nos animamos a hacerlos ya sea para una hamburguesa (la de alubias está buenísima) o para comer sin más acompañando de hummus.

Las medidas son perfectas tanto para la panificadora de Panasonic como para la de Lidl pero si no tenéis, podéis amasar a mano. Eso sí, si optáis por la panificadora, contad con al menos cuatro horas de vuestro tiempo.

 

¿Qué necesitamos?

125 ml. de agua
125 ml. de bebida de arroz
250 g. de harina de trigo integral
250 gr. de harina de trigo
25 ml. de aceite de oliva
1 huevo
20 g. de levadura fresca
Pipas de girasol, pipas de calabaza y sésamo
* Algo más de harina integral para después dar forma

 

 

¿Cómo lo hacemos?

  1. Disolvemos la levadura fresca en la bebida de arroz. Si no está muy fría será más sencillo disolverla. Reservamos.
  2. Vertemos todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora (nosotros usamos la del Lidl). Gen explicaba que mejor hacerlo siguiendo un orden determinado: el agua, la bebida de arroz con la levadura disuelta, el huevo, el aceite de oliva y la harina.
  3. Ponemos el programa de amasado (en la nuestra es el nº6 y dura 1 hora 50 minutos).
  4. Una vez amasada, disponemos la masa sobre una superficie enharinada, formamos una bola y dejamos reposar unos minutos.
  5. Después formamos bolas del tamaño de un puño y las colocamos bien separadas sobre papel vegetal en la bandeja del horno. Las achatamos un poquito. Gen explicaba que era para quitarles el aire.
  6. Y dejamos durante al menos dos horas reposando para que doblen su tamaño.
  7. Una vez transcurrido el tiempo, pintamos cada pan de hamburguesa con un poquito de agua y ponemos por encima pipas de girasol, de calabaza y semillas de sésamo tostado.
  8. Previo precalentamiento del horno a 180º, horneamos alrededor de diez o quince minutos. ¡Y listo!

 

 

¿Por qué nos gusta?

La verdad es que hace años que no compramos panes de hamburguesa industriales. Los cambiamos, al igual que el pan de molde, por pan de la panadería; casi siempre integral o con cereales. El sabor no tiene nada que ver.

Hacerlos en casa es ya un paso más pero merece la pena, de verdad. El sabor que tienen estos panes caseros para hamburguesa nada tienen que ver con los que podéis encontrar en el supermercado.

A mí me encanta rellenarlos o bien de verduras y alguna mezcla de lechugas o bien para alguna hamburguesa vegetariana de alubias o garbanzos. Para Adrián y los niños hago hamburguesas de pollo caseras con carne picada de pollo, especias (pimienta, curry…) y si se animan alguna verdura mezclada tipo espinaca o similar.

 

 

*Consejos de la abuela

  • A diferencia de la receta de Gen, yo he prescindido del azúcar y la sal, y he cambiado la leche por bebida de arroz (poniendo un poquito menos). La textura es diferente con la mezcla de harinas y el sabor también cambia con la bebida de arroz.
  • Cuando saco la masa de la panificadora queda algo pegajosa aún así que con harina integral extra termino de darle forma fuera ya del aparato.
  • Si sé que va a comer Leo a algunos panecillos no le pongo frutos secos por el peligro de atragantamiento, pero se lo podéis quitar después si le vais a dar a los peques.

 

¿Os animáis a hacer pan casero de hamburguesa?

 

Quizás también te interese:

 

 

Compartir es vivir

    Otras entradas

    2 comentarios

    1. Mmm que ganas de volver a hacer pan! Porque estoy en plena locura de adaptacion a otro paìs, que si no…
      Yo soy de las enganchadas a hacer pan de masa madre usando diferentes harinas y semillas (ya no hay vuelta atras!).
      Con lo organizada que eres seguro que te interesa probar a hacer la masa un dìa y retardarla en el frigorifico para hacer pan el siguiente (se ahorra tiempo, el pan sale mas sabroso y apenas hay que amasar 🙂

      Saludos desde Alemania!

      • Lo tengo en mente pero ahora tengo el tiempo tan limitado que ponerme a aprender no me encaja en la locura de vida. Pero la idea está ahí. Me encanta hacer pan y probar, y aprender… ¡Haría tantas cosas! Ya habrá tiempo, seguro 🙂

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *