4

Cómo preparar pescado en adobo

pescado en adobo

 

Cómo preparar pescado en adobo

El pescado en adobo es un plato muy típico en Andalucía, y un clásico en casa de los padres de Adrián. Con una madre sevillana no podía ser de otra manera, y aunque originariamente suele hacerse con cazón, nosotros lo hemos cambiado por merluza y el resultado es también delicioso.

No es una receta rápida, ya que requiere de un tiempo de macerado para el pescado (mínimo 4 o 5 horas) pero sí que es muy fácil de hacer y merece la pena probarlo. Tampoco es de las más sanas por la forma en la que está cocinado pero tampoco es una receta que podamos considerar insana, para nada. Con la cantidad que os pongo comemos los cuatro junto con una fuente de ensalada. ¡Allá vamos!

 

¿Qué necesitamos?

500 gramos de merluza
1 vaso de vinagre
1 vaso de agua
3 dientes de ajo
1 cucharada de orégano
1 cucharada de comino
1 cucharada de pimentón dulce
Sal al gusto

Para rebozar: 
Harina de trigo integral o blanca
1 huevo

Aceite de oliva virgen

 

pescado en adobo

 

¿Cómo lo hacemos?

1. Comprobamos que el pescado no tiene raspas y lo cortamos al tamaño deseado.

2. Lo ponemos en un bol o recipiente con tapa grande y añadimos un vaso de agua, un vaso de vinagre, una cucharada de orégano, una cucharada de pimentón dulce, una cucharada de comino en polvo, 3 dientes de ajo majados (no necesitáis un mortero, podéis hacerlo así) y sal al gusto. Y dejamos macerar dentro de la nevera bien tapadito durante al menos 4 horas para que se impregne de sabor.

3. Una vez pasado el tiempo, lo sacamos y lo escurrimos bien. Pasamos a rebozar el pescado pasando cada filete por huevo batido primero y después por harina.

4. Ponemos abundante aceite de oliva virgen en una sartén y freímos el pescado por ambos lados.

5. Vamos sacando y disponemos en un plato con papel de cocina para que absorba el aceite y ¡listo!

 

pescado en adobo

 

¿Por qué nos gusta?

Comemos pescado una vez por semana y normalmente lo cocinamos al horno pero nos gusta mucho preparar de vez en cuando pescado en adobo porque el puntito que le da el macerado es inigualable. Muy sabroso y apetecible.

Que no se asusten por el vinagre los detractores de este rico condimento porque no creo que haya persona en el mundo a la que le guste menos que a mi querido Adrián. Sin embargo, el pescado en adobo está lejos de tener sabor a vinagre. Prueba de ello es que le encanta, así que probad aunque inicialmente penséis que no os va a gustar.

 

pescado en adobo

 

Consejos de la abuela:

  • Lo ideal es cortar el pescado en trozos pequeños pero si dejamos unos filetes medianos tampoco queda nada mal. Yo esta vez lo he hecho así y queda fenomenal.
  • Podemos dejar el pescado macerando de un día para otro para que coja más sabor.
  • Se puede dejar preparado y sin freír congelarlo para tenerlo siempre a mano. Basta con sacarlo en el mismo momento y con el fuego fuerte freírlo, con cuidado de que no se queme.
  • Yo lo hago con merluza pero podéis utilizar cualquier pescado que os guste.
  • Compro el pescado fresco en el mercado. El pescadero me lo prepara en filetes y después yo en casa lo congelo en bolsas.

 

¿Os animáis a preparar pescado en adobo? ¿Lo hacéis de otra manera?

 

Quizás también te interese:

 

Otras entradas

4 comentarios

  1. Pescado con vinagre, ensalada con queso… ¿Le estás queriendo decir algo a Adrián? ;)P
    La verdad es que no lo hemos hecho nunca en casa, pero no parece muy difícil una vez limpio el pescado. A ver si nos animamos un día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *